14 may 09

Con esto de buscar cosas cada vez más antiguas me he topado  con dos preciosas ¿estatuillas ?.

Lo pongo entre comillas porque están cuestionadas, aunque yo veo claramente figuritas femeninas.

Ver  también el Museo de la Dame de Brassempouy.
(Grotte du Pape – 21 000 ans avant J.-C.)

Recientemente se descubrieron dos posibles antecedentes de estas venus paleolíticas, con edades mucho más antiguas de las que ahora se cree. Se trata de las venus de Berejat Ram y de Tan-Tan, datadas entre los 200.000 y 300.000 años de antigüedad, pero que son muy discutidas todavía. De cualquier modo, no se ha establecido, aún, la relación directa entre estos hallazgos y las llamadas venus paleolíticas en sentido estricto.

Venus de Berejat Ram

Berekhat figurine
Venus de Berejat Ram
Archivo:Berekhat-Ram  Map.png

Situación del yacimiento de Berejat Ram (Altos del Golán)

La denominada Venus de Berejat Ram (o Berekhat Ram) es una posible figura antropomorfa de apenas 3’5 cm de longitud, supuestamente “elaborada” en roca volcánica rojiza en parte desgastada por la erosión, en parte con incisiones artificiales.

Fue descubierta por Alexander Marshack en 1981, en Mas’adah, en el pie del monte Hermón, una región cercana a los Altos del Golán (entre Israel, Líbano, Jordania y Siria); y se le ha atribuido, con bastante seguridad, una antigüedad de entre 250 000 y 280 000 años, por medio de una capa de ceniza inmediatamente superior, fechada en 230 000 años, en un contexto Achelense.

La elaboración habría consistido, como se ha mencionado, en una serie de incisiones realizadas con un utensilio lítico afilado (según demuestran los estudios trazalógicos): una de ellas, en la parte más estrecha y redondeada, parece configurar la cabeza; otras dos parecen corresponder a los brazos. De ser cierto, a pesar de su tosquedad y de que pueda ponerse en duda su antropomorfismo, quedaría demostrado que la pieza fue trabajada por algún ser humano, seguramente Homo heidelbergensis. Si además se pudiese demostrar la intención de crear una representación humana, sería, pues, el testimonio más antiguo y más claro de Arte paleolítico y, concretamente, de las venus paleolíticas.

Sin embargo, los últimos estudios parecen decantarse por la idea de que este objeto es totalmente natural, o que, al manipularlo, no hubo intencionalidad artística ninguna; aunque todavía no hay nada seguro al respecto.

Pero en inglés encuentro lo contrario:

The female figurine from Berekhat Ram, in Israel. It is the oldest known figurative carving in the world, and is somewhere between 233 000 and 800 000 years old, older than Neanderthal man, and probably carved by Homo Erectus. The date is between these values because it has been found between two layers of volcanics, the upper one is about 230,000 years old, and the lower one approximates 800,000 years old. The original pebble bore a resemblance to a female, and this was enhanced by the carver, who cut grooves around the neck and along its arms. Microscopic analysis by Alexander Marshack has now made it clear that humans were responsible. It is carved into a piece of tuff, which is formed when volcanic ash settles on the landscape and is hot enough to weld together into a light, porous rock, often like pumice stone, which is tuff formed on the surface of the ocean.

Photo: P. Bahn, ‘Prehistoric Art’

Bibliografía

  • GOREN-INBAR, N. (1985). «The lithic assemblages of Berekhat Ram Acheulian site, Golan Heights». Paléorient Nº 11 (páginas: 7-28).
  • GOREN-INBAR, N. y PELTZ, S. (1995). «Additional remarks on the Berekhat Ram figure». Rock Art Research. The Human Past (Londres): Thames and Hudson, qtd in Scarre, C (ed.) Nº 12 (páginas: 131-132). ISBN 0500285314 (2005).
  • CARBONELL E., RODRIGUEZ X. P., MOSQUERA, A., CANALS, A. Y SALA, R. (2000). «Homínidos y comportamiento complejo». Mundo Científico Nº 208, enero (página: 48.). Barcelona.
  • d’ERRICO, F. y NOWELL, A (2000). «A new look at the Berekhat ram figurine: implications for the origins of symbolism». Cambridge Archaeological Journal 10 (1) (páginas: 123-167).

Hasta hace poco, la mayoría de estas figuras se databa en el Auriñaciense, sin embargo, la tendencia más reciente es que comenzaron a tallarse en el Gravetiense evolucionado y el Solutrense (lo que sería el Estilo II de Leroi-Gourhan), que es cuando predominan las formas obesas. Siguieron elaborándose hasta el Magdaleniense o sus culturas afines, pero en estos periodos ya adquieren una forma delgada con cambios en las zonas de interés: se detalla la cara, o han, evolucionando hacia formas cada vez más estilizadas, incluso abstractas (venus claviformes).

Interpretación

Venus de Mal’ta

En cuanto a la interpretación, la alta proporción de figuras femeninas en el arte mueble del Paleolítico Superior es suficiente para admitir que se deben all importante papel de la mujer en aquellas sociedades prehistóricas. Aunque se ignora cual.

Se supone que  estas estatuillas  no eran objetos con una utilidad práctica productiva; también se sabe que han aparecido en lugares de habitación y no en lugares e enterramiento. Podría ser que estuviesen a la vista de cualquiera, no siendo, pues, amuletos recónditos o secretos (lo que explicaría su enorme difusión geográfica). Sin embargo, poco más se puede decir. Todas las teorías sobre la Gran Diosa Madre, la diosa de la fecundidad o los cánones de belleza son meras especulaciones que no llegan, siquiera , a poder ser formuladas como auténticas hipótesis científicas; ya que no hay manera de establecer procedimientos de contrastación, ni hallar pruebas científicas ni nada por el estilo, o sea, que de “culto a la fecundidad “ o Diosa-Madre, NADA

Las venus halladas en lugares como Willendorf, coronaban amontonamientos, quizás altares. En Gagarino (Rusia) siete venus aparecieron repartidas en el interior de una cabaña de forma oval de más de cinco metros de largo, como amuletos apotropáicos para cada uno de los ocupantes del lugar. Caso parecido es el de Mal’ta (lago Baikal), pero en este caso las cabañas sólo tenían figuritas en el lado izquierdo de la choza. No se pueden citar muchos ejemplos más, ya que muchas de estas estatuillas fueron descubiertas cuando las técnicas arqueológicas eran muy rudimentarias, aunque podemos atestiguar que aparecen tanto en asentamientos al aire libre como en cueva.

Sabemos, no obstante, que tanto la Venus de Willendorf como la de Laussel están pintadas con ocre rojo; ésta última aparece asociada a otra que parece su imagen especular y a un hombre con rasgos itifálicos. Esta asociación de hombre/mujer+bisonte parece corroborar las interpretaciones binarias de André Leroi-Gourhan.

Self-Representation in Upper Paleolithic Female Figurines: by LeRoy McDermott

http://donsmaps.com/images11/maltavenus.jpg

Venus de Malta(Siberia).

Filed under: General

Trackback Uri


Trackbacks/Pingbacks

  1. [...] venus de Berejat Ram, de algo más 200.000 años de antigüedad y atribuida al Homo [...]



Dejar un comentario

Debe identificarse para escribir un comentario.