H. Grecia





5 nov 11

La futura reina de Egipto Berenice II (h. 269 a.C. – 221 a.C. ) era una princesa libia, hija del rey  Magas  de  Cirene  y de la princesa siria Apama, hija de Antíoco  I Sóter, heredero de Alejandro Magno.

Su matrimonio con Ptolomeo III Evergetes, tercer gobernante de la Dinastía Ptolemaica del Antiguo Egipto, posibilitó la re-anexión de Cirene a Egipto.

La reina  Apama, partidaria de una alianza con la dinastía seléucida de Siria,  que era la de su padre, intentó frustar dicho matrimonio  que uniría su reino a Egipto,  eterno adversario de  Siria,  prometiendo a  su hija Berenice con el príncipe macedonio Demetrio el Bello, pero ella urdió un plan para asesinarlo, tras lo cual  se casó con Ptolomeo III.

La reina Berenice tuvo cuatro hijos con él: el futuro Ptolomeo IVArsínoe III, Magas, y Berenice, esta última muerta en su infancia.

Tras la muerte de su esposo en 221 a. C., su hijo Ptolomeo (probablemente asociado al trono junto a ella) la mandó envenenar, temiendo que pretendiera nombrar sucesor a su hermano Magas.

Estando ya incluida en el culto dinástico junto a su esposo con el nombre de “Los Evergetes(Benefactores)”, a su muerte Ptolomeo creó en su honor un sacerdocio anual, el Athlophoros.

Berenice II fue además la primera reina del Egipto ptolemaico que hizo acuñar monedas con su  efigie.

LA CABELLERA DE LA REINA

Cuando Ptolomeo   III subió al trono, su primera misión consistió en ir a Siria para luchar contra el rey Seleuco II y vengar el asesinato de su hermana y de su sobrino (que era el heredero al trono de esta región de Asia). Combatió largamente y obtuvo muchas victorias, pero en su ausencia, su esposa Berenice languidecía y estaba llena de temores por la vida de su esposo. En su desconsuelo, la reina  fue un día fue al templo de Afrodita y allí juró ante la diosa que sacrificaría para ella su hermosa cabellera (que era la admiración de todos cuantos la conocían), en el caso en que Evergetes regresara vivo y vencedor.

Portret van Berenice II op een gouden octadrachme (27,7g) geslagen na 241 v. Chr.. De keerzijde heeft het opschrift BERENIKHE BASILISSHS. Bron: Classical Numismatic Group, Inc. (CNG) Wikipedia.

Así fue, y ese mismo día del regreso de su esposo , Berenice cumplió su promesa, cortó su cabellera y la ofreció en el templo de Afrodita.

Pero por la noche alguien llegó hasta el templo y robó la cabellera de la reina. Se rumoreó que lo hizo un sacerdote del templo de Serapis, dios egipcio, indignado por el hecho de que la reina hiciera un sacrificio a una deidad griega. La desesperación de Berenice y el furor de Ptolomeo ante el hecho del hurto fueron grandes. Pero ante ellos llegó el astrónomo  Conón de Samos  para calmarlos.

LA CABELLERA DE BERENICE, LA SOLUCIÓN SALOMÓNICA DE CÓNON DE SAMOS

Su ciencia era muy venerada; había escrito siete libros sobre  astronomía y todo el mundo conocía su gran amistad con el famoso  Arquímedes  de Siracusa  de Siracusa . Conón mostró a los reyes una agrupación de  estrellas , y les contó que esa  constelación  acababa de aparecer en el firmamento y que sin duda se trataba de la cabellera de Berenice, que había sido transportada allí por la diosa Afrodita, a quien se le había ofrecido. Después, el sabio Conón dibujó una larga melena de estrellas en el globo celeste del  Museo  de  Alejandría .

El poeta y gramático griego, Calímaco  de  Cirene , que había sido bibliotecario de la  Biblioteca de Alejandría  durante muchos años, inmortalizó a la reina Berenice y su magnífica cabellera en una  elegía . He aquí uno de sus fragmentos:

“Estaba yo recién cortada y mis hermanas me lloraban cuando, de pronto, con un rápido batir de alas, el dulce soplo del céfiro me lleva a través de las nubes del éter y me deposita en el venerable seno de la divina noche Cypris. Y a fin de que yo, la hermosa melena de Berenice, apareciese fija en el cielo brillando para los humanos en medio de innumerables astros, Cypris me colocó, como nueva estrella, en el antiguo coro de los astros”.

Calímaco de Cirene
Bibliografia
Vázquez Hoys, A,Mª : Grecia desde el siglo IV. Alejandro Magno.El Helenismo. Madrid Uned 1992.

.

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,Arte Antiguo,ARTÍCULOS,Costumbres,Cultura clasica,Curiosidades,General,H. Egipto,H. Grecia,H. Próximo Oriente,HISTORIA ANTIGUA

Trackback Uri






5 nov 11

INTERPOL ha registrado los detalles de la pérdida de elementos de identificación en su base de datos de robos de obras de arte que es de acceso público a través de http://www.interpol.int/Crime-areas/Works-of-art/Works-of-art

Vía: Reuters | Brian Rohan | 31 de octubre de 2011

Bengasi (árabe: بنغازي Binġāzī), también escrito Benghazi, es una ciudad del noreste de Libia, situada  en la costa del mar Mediterráneo, capital de la división administrativa de su nombre, en la costa oriental del golfo de Sirte. Su emplazamiento coincide con el de la antigua  ciudad helenistica llamada Berenice. Cerca de este lugar se libraron batallas clave durante la Segunda Guerra Mundialentre el Afrika Korps y los aliados.

La ciudad, segunda en importancia en el territorio libio, debido a la Rebelión en Libia de 2011 se encontraba desde el principio  en poder de grupos opositores a Muammar al-Gaddafi, estableciendo un gobierno de corte democrático mediante comités populares.

Esa ciudad fue fundada en el 446 a. C. (distintas fuentes dan diferentes fechas como 347 a. C. ) por un hermano del rey de Cirene .

Recibió el nombre  de Berenice  al ser refundada en el siglo III a. C. con el nombre de

Berenice II de Egipto, la hija de Magas, rey de Cirene, y  esposa de Ptolomeo III, faraón del Egipto helenístico.

Archivo:Head Berenike II Glyptothek Munich.jpg

La reina Berenice II ( 246-221 a. J.-C.). Glyptotheca de Munich.

Más tarde  recibió el nombre de Hespérides, en referencia a las Hespérides, guardianas del mítico paraíso occidental. El nombre también puede estar referido a los oasis verdes en las zonas bajas cercanas a la llanura costera. Bengasi fue  una rica ciudad romana y prosperó durante 600 años, sustituyendo a  Cirene y Barqa como el principal centro de la región Cirenaica, después del siglo III d. C. y durante los ataques persas.

Durante la invasión árabe, entre el 642 y el 643, la ciudad quedó  reducida a una insignificante aldea entre las magníficas ruinas antiguas.

EL ROBO DEL MUSEO DE BENGASI

El alijo de cerca de 8.000 piezas fue robado  de   la cámara de hormigón de un banco en Bengasi, en los primeros días del tumulto revolucionario, después de que un incendio se propagara desde una sede adyacente de la temida policía secreta.

Los residentes del vencidario, en la zona costera libia, dicen que el banco fue invadido por saqueadores el pasado mes de febrero, cuando Bengasi se levantó contra el régimen de Gaddafi y provocó una revuelta que se extendió por todo el país.

Las multitudes asaltaron edificios oficiales para liberar a los presos políticos, y algunos residentes dijeron que unos evadidos de una prisión cercana podrían  haber asaltado el banco.

Cenizas y vidrios rotos ensucian el atrio otomano del edificio, la sucursal principal del banco comercial libio. Sus cámaras subterráneas permanecen abiertas en una misteriosa oscuridad, algunas conteniendo cuidadosamente apilados registros de las transacciones con las casas financieras occidentales.

“Es un desastre”, dijo Yusuf ben Nasr, director de antigüedades de la ciudad, construida en un lugar originalmente llamado Euesperides, cuando fue fundada por los antiguos griegos en el siglo VI a. C.

Un reportero de Reuters encontró monedas de bronce almacenadas en la trastienda de una joyería del zoco de Bengasi. El vendedor dijo que los artefactos eran“un secreto”. Preguntado sobre el valor de las monedas el comerciante se encogió de hombros y dijo que tenían dos milenios de antigüedad.

Cuando Reuters mostró a Yusuf ben Nasr fotografías de las monedas a la venta en el zoco, dijo que probablemente eran parte de la colección.

“Estos son tesoros nacionales invaluables, piezas de nuestra historia que se han perdido”, dijo Yusuf ben Nasr en su oficina, la cual ha convertido en una casa de seguridad para las antigüedades, a un corto paseo del banco asaltado.

El tesoro robado incluye raras monedas de oro y plata repujada con caligrafía islámica y versos del libro sagrado musulmán, el Corán.

La tierra de Libia ha sido gobernada por sucesivos imperios del Mediterráneo a lo largo de los siglos, y es el hogar de espectaculares ruinas griegas y romanas que han quedado en gran parte intactas a los efectos de la modernidad, lejos de los circuitos turísticos.

Los expertos dicen que la mayoría de las antigüedades de Libia han sobrevivido indemnes a los nueve meses de la revuleta gracias a una mezcla de suerte y del trabajo esmerado por hombres como Yusuf ben Nasr, que se ha pasado la mayor parte de su tiempo, desde febrero, en  asegurar la historia del país noteafricano en cajas como los que ahora llenan su oficina, muchas de ellas por su propia cuenta.

La colección del banco de Bengasi, sin embargo, no tuvo la misma suerte.

Este es el robo más grande que yo conozco”, dijo Paul Bennett, un arqueólogo británico especialista en las antigüedades de Libia. “Hay indicios de que algunos de los hallazgos están haciendo su camino en el zoco”.

Trabajo de detectives

A pesar de que la policia busca,  con la participación de la agencia de policía Interpol, parte del botín de Bengasi ya ha comenzado a salir del país, dice Yusuf ben Nasr.

Estatuas que estaban en el banco han aparecido ya en el vecino Egipto, y algunas de las 500 monedas, recientemente vistas allí, pueden ser parte del tesoro perdido.

“No hay mucho que podemos hacer salvo pedir a las instituciones de todo el mundo que nos ayuden a obtener las antigüedades de Libia si ellas aparecen, para que así nos las puedad devolver”, dijo, y añadió que los libios que vivían en Egipto están recaudando dinero para comprar una estatuilla del dios del amor, Cupido, hallado en un zoco en Alejandría.

La colección robada en Bengasi ya había cambiado de manos varias veces en el siglo XX, muchas de ellas habiendo sido incautada por funcionarios de la Italia fascista durante la Segunda Guerra Mundial.
Tomada como botín del territorio que el dictador Benito Mussolini consideraba parte de su “Nuevo Imperio Romano”, los objetos fueron exhibidos en una exposición colonial de Italia en 1940, antes de ser devuelto a la Libia independiente en la década de 1960.

En la profundidad del banco, un gran sótano de una sucia oficina permance cerrado, con un cincel atascado entre el acero y siglos de mampostería, testimonio de los intentos fallidos de abrirla.

Sin embargo, en un piso superior, una abertura del tamaño de una alcantarilla muestra cómo los ladrones finalmente rompieron el techo de hormigón armado, un trabajo que requiere de un martillo neumático o días de trabajo a mano.

“Libia ha tenido grandes problemas con los robos en el pasado, y bajo Gaddafi muchos objetos terminaron misteriosamente en Suiza”, dijo Yusuf Ben Nasr. “Afortunadamente hemos
tenido la ayuda de las organizaciones de allí, quienes las han adquirido para nosotros”.

Con los museos en mal estado tras años de abandono, y los sitios arqueológicos en todo el país en gran parte inseguros, Yusuf ben Nasr ha recurrido a la policía e incluso a los Boy Scouts de Libia para rastrear las antigüedades desaparecidas, incluyendo momias recientemene descubiertas en tumbas saqueadas en el sur.

“Nosotros seguimos buscando en lugares de todo el país, realizando inventarios de lo que ha desaparecido e informando a los escolares y a los Boy Scouts sobre el tesoro perdido”, dijo. “Por ahora, la arqueología aquí se ha convertido en un trabajo de detectives”.

LA NOTICIA ORIGINAL EN INGlÉS

Ancient Treasure of Benghazi collection stolen from bank vault

http://www.digitaljournal.com/article/313644

Benghazi – A priceless collection of coins and other artifacts known as the Treasure of Benghazi was stolen from a bank vault in the city during the Libyan uprising in March. Libya’s NTC were concerned that their image might be tarnished if the news was reported.

The Treasure of Benghazi Collection consisting of almost 7,700 priceless gold, silver and bronze coins dating back to Greek, Roman, Byzantine and early Islamic times, was stolen in March from a bank in Benghazi. According to the Tripoli Post Libya’s NTC kept the theft under wraps, concerned it would tarnish their image. Reports of the robbery emerged last week at a conference held by the United Nations Educational Scientific and Cultural Organisation (UESCO) in Paris. Interpol were alerted to the theft in July.IOL reported that UNESCO said the crime

“one of the greatest thefts in archaeological history”.

In addition to the priceless coins the collection included precious stones, jewelry, and figurines cast in precious metals. Francesco Bandarin of UNESCO said

“It’s called the Treasure of Benghazi. It was in a bank in Benghazi. Can you believe that this treasure has disappeared? We’re very worried. There isn’t an administration, you have lots of weapons all over – and then you have the take. This is what happened in Egypt, in Iraq, in Afghanistan.”

The crime was committed by a band of robbers who drilled through a ceiling to gain access to an underground vault at the National Commercial Bank of Benghazi, and metal storage containers were smashed open.Libyan archaeologist Hafed Walda believes the heist was an inside job as very few people were aware that the Treasure of Benghazi was stored in the vault. NTC minister for antiquities, Fadel al-Hasi, told the BBC that there were suspicions the robbery was an inside job as only the most valuable items were stolen whilst cash was left untouched. Dr Saleh Algab, chairman of the Tripoli Museum, described the stolen treasure as

“a hugely valuable representation of the mosaic of Libyan history – an important reminder for Libya’s sometimes fractious, at times antagonistic, regions and ethnic groups that they all belong in one Libya.”

The NTC now believe that some of the coins have turned up in Egypt whilst some have been reported at the market in Benghazi.

Read more: http://www.digitaljournal.com/article/313644#ixzz1cSef0G61

Ancient Treasure of Benghazi collection stolen from bank vault
+
Benghazi – A priceless collection of coins and other artifacts known as the Treasure of Benghazi was stolen from a bank vault in the city during the Libyan uprising in March. Libya’s NTC were concerned that their image might be tarnished if the news was reported.
The Treasure of Benghazi Collection consisting of almost 7,700 priceless gold, silver and bronze coins dating back to Greek, Roman, Byzantine and early Islamic times, was stolen in March from a bank in Benghazi. According to the Tripoli Post Libya’s NTC kept the theft under wraps, concerned it would tarnish their image. Reports of the robbery emerged last week at a conference held by the United Nations Educational Scientific and Cultural Organisation (UESCO) in Paris. Interpol were alerted to the theft in July.IOL reported that UNESCO said the crime
“one of the greatest thefts in archaeological history”.
In addition to the priceless coins the collection included precious stones, jewelry, and figurines cast in precious metals. Francesco Bandarin of UNESCO said
“It’s called the Treasure of Benghazi. It was in a bank in Benghazi. Can you believe that this treasure has disappeared? We’re very worried. There isn’t an administration, you have lots of weapons all over – and then you have the take. This is what happened in Egypt, in Iraq, in Afghanistan.”
The crime was committed by a band of robbers who drilled through a ceiling to gain access to an underground vault at the National Commercial Bank of Benghazi, and metal storage containers were smashed open.Libyan archaeologist Hafed Walda believes the heist was an inside job as very few people were aware that the Treasure of Benghazi was stored in the vault. NTC minister for antiquities, Fadel al-Hasi, told the BBC that there were suspicions the robbery was an inside job as only the most valuable items were stolen whilst cash was left untouched. Dr Saleh Algab, chairman of the Tripoli Museum, described the stolen treasure as
“a hugely valuable representation of the mosaic of Libyan history – an important reminder for Libya’s sometimes fractious, at times antagonistic, regions and ethnic groups that they all belong in one Libya.”
The NTC now believe that some of the coins have turned up in Egypt whilst some have been reported at the market in Benghazi.
Read more: http://www.digitaljournal.com/article/313644#ixzz1cSef0G61

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,Arte Antiguo,ARTÍCULOS,Ciudades,Cultura clasica,Curiosidades,General,H. Egipto,H. Grecia,H. Próximo Oriente,H. Roma,HISTORIA ANTIGUA,Hombres de la Historia,Mujeres de la Historia,Noticias de actualidad,OPINIONES,PERSONAJES,PERSONALÍSIMO

Trackback Uri