26 sep 11

Última fotografia de Sissi.

(Todas las fotografias y textos están tomados de Internet)

Elisabeth von Wittelsbach, Duquesa en Baviera, Emperatriz de Austria, Reina de Hungría (1837-1898)

foto

foto

http://youtu.be/G4YZ882nRck

http://youtu.be/GNesyZik-oc

Retrato ecuestre de la Duquesa Elisabeth en Baviera, alias “Sissí”, ante el castillo de Possenhofen,

propiedad de sus padres y lugar de su infancia y adolescencia despreocupada.

Si hemos de hacer caso a la prensa de la época, la figura de la Emperatriz Isabel de Wittelsbach de Austria-Hungría, conocida por Sissi,  apenas despertó interés publico. Alejada de la corte los últimos años de su vida, siempre fue vista como una Emperatriz     “rara”.

Schosspossenhofen, el hogar de Sissi.

Su esposo Francisco José, fue considerado víctima de los caprichos de un mujer estrambótica,  reacia a fotos en los últimos años de su vida, y cargada de misantropía a fuerza de padecer desgracias. Su trágica muerte fue utilizada por un Imperio en descomposición, con la esperanza de que su figura aglutinara territorios tan distintos como los que constituían  el Imperio austro-húngaro

A partir de los 25 años, tras el parto de su tercer  hijo, sufre episodios de anorexia.

foto

Los Emperadores de Austria y sus hijos

Se dedica al cuidado intensivo y obsesivo de su cuerpo. Su inmenso cabello, que a decir de algunos le llegaba hasta los tobillos, lo lava con esmero cada quince días, tarda casi un día entero en secar. Su hijo Rodolfo, muerto prematuramente, gustaba de jugar sobre los cabellos de su madre mientras que su camarera de alcoba, Fanny Angerer, se lo cepilla una y otra vez durante tres horas. Esta persona: Fanny, es la que seguramente la conoce mejor.

http://youtu.be/c1yJVW5kR8w

Tiraba a gruesa, poco antes de su viaje a Bad Ischl acompañando a su madre y hermana.

Medalla conmemorativa de su boda con Francisco José

WalkingSissi in black gown

On HorseBlue gown 1866

fotofoto

La Duquesa Ludovica la envió junto a su tía a Sajonia ( hermana de su madre) a ver si conseguía un ” buen partido”, las palabras  de su tía carnal al devolverla a casa sin compromiso fueron que era tan lozana que tenía rasgos de campesina. Eso demuestra que no siempre fue una mujer distinguida.

Helena y Sissi,  ¡ no me extraña que la primera no le gustase a su primo¡-

Con una enorme fuerza de voluntad llegó a ser estilizada toda su vida. De hecho se dice que era anoréxica.

Se tapaba la cara con un abanico de cuero o con un velo a partir de los 35 años, para que nadie le viese  las arrugas del rostro y lucía solo su espléndida figura.

La princesa aprovecha ese tiempo que dedica a su cabello para leer, pensar en voz alta, escribir y relajarse. Acude a dietas estrafalarias, intensos ejercicios físicos y por fin, un principio de tisis. Viste corpiño mojado que al secarse ciñe mas su cintura. Se alimenta de un trocito de pan blanco, un sorbito de vino, hielos con zumo de naranja, caldo de carne, es decir, el jugo de la carne prensada aderezado con alguna que otra especie Y por si esto la causaba  indigestión, curas de uva en Merano y curas de agua mineral en los Alpes. Su equipaje, en sus muchos viajes,  está formado por más de sesenta baúles, innumerables medicamentos, cataplasmas e inyecciones de cocaína para controlar el animo y los problemas menstruales y probablemente opio,  un producto muy consumido por la aristocrácia de la época.

ACHILEON SISSI EMPRESS SISSI EMPERATRIZ CORFU CRUCEROS KERKIRA

Estatua de Aquiles en el Aquilleion, la villa de Sissi en Corfú.

Regresa a la capital porque se lo manda su madre pero no permanece mucho tiempo, comprueba que ha perdido el control y hasta el cariño de sus hijos y se va a Madeira con la excusa de la tisis donde permanece dos años. Vuelve. Cada vez que ve a su marido la hace un hijo y eso que no le ve mucho. Se va a Hungría donde le regalan un castillo, el de Godollo. Aquí nace su ultima hija, pero ni su muy amada Hungría la retiene.

Palacio de Godollo, en Hungría, residencia de Sissi.

Viaje a  Irlanda y a Inglaterra para practicar equitación, se cae del caballo y esto la obliga a abandonar la caza y la equitación. Por cierto su caballo se llamaba nihilista, un ligero indicio de por donde corría por entonces aquella  pobre mujer, prisionera de su destino.

Sissi en el funeral del conde Andrassy. Desde entonces ya no participó para nada en política.

Se va a Grecia,  a la isla de Korfu en donde edifica un pequeño palacio al que llama Aquileon. Estudia griego de la mano de  Constantin Christomanos, un poeta enamorado físicamente de ella y que sublima este deseo no correspondido con su patrocinio intelectual. Quizás tuviera dos amantes; uno su primo, Luis de Baviera,el loco, y otro; Gyula Andrassy un político-noble húngaro, aunque según ambos esta relación fuera mas bien ideal, la unión de dos almas.Se supone que no física. Y también se habló de un amor inglés

Monumento a Sissi en el lugar donde fue asesinada en Ginebra,Suiza, a orillas del lago Leman.

Otra de las cosas raras que hizo en aquella época fue tatuarse un ancla en el hombro por que le gustaba el mar. Paseaba a diario durante 8 horas. Y las damas de compañía se turnaban, en definitiva, estaba obsesionada por su peso, y no quería en engordar. Tuvo trastornos psicosomáticos y depresión nerviosa la emperatriz siempre que pudo estuvo alejada de la vida pública ( normal …) Francisco José fue coronado Rey de Hungría en el 1867. y fue una de las pocas veces que se les vio en público juntos.

El día 10 la Emperatriz se levanta más tarde ( cosa rara, es muy madrugadora), sale y compra regalos para sus nietos en una tienda llamada Backer de artículos musicales.

Por la tarde quieren embarcar en el Lago Lemán con dirección a Caux, van retrasadas porque la Emperatriz ha tardado en vestirse. Cuando están a unos cincuenta metros del navío, un hombre se topa con ellas  violentamente. Sissi cae al suelo, un cochero que había cerca le ayuda a levantarse ante la mirada atónita de los transeúntes, se recompone y dice: “No es nada, no es nada” y corren hacia el barco que se les escapa.

Una vez en el barco palidece, se siente desfallecer, cae al suelo. Ida, su acompañante, grita: ¡Un médico, un médico!. Acude una enfermera porque no hay ninguno a bordo, le desabrochan su vestido negro, en su pecho izquierdo se puede ver una gran marca de sangre oscura del tamaño de una moneda mediana. Le dan un terrón de azúcar mojado en alcohol que consigue hacerle abrir los ojos. ”¿ Qué me ha pasado ?”, pregunta. Esas fueron sus últimas palabras. Ida von Ferenczy informa al capitán de que la pasajera es nada más ni nada menos que la Emperatriz de Austria. De inmediato el barco da la vuelta y regresan a puerto. En una improvisada camilla la llevan al hotel, avisan a los doctores Golay y Teiset,pero no hay esperanzas. Un sacerdote le da la extremaunción. A las tres menos veinte de la tarde fallece.

Medalla húngara que conmemora la muerte de su amada reina Ersébet.

A los recuerdos de Constantin Christomanos  se debe  el mejor texto que sobre Sissi se ha escrito; el griego nos sorprende, por ejemplo con esa obsesión de la Princesa por visitar los manicomios de todas las ciudades que visitaba.

Busto de madera de la emperatriz de Austria Elisabeth

El sur la va enamorando durante un tiempo, empieza a rehusar esa suerte de belleza robada de la arquitectura centroeuropea, pero en 1893 abandona también Grecia. Tiene mala conciencia pues sabe de su abandono de los deberes conyugales con su esposo y hace todo lo posible para que éste establezca una relación sentimental con una actriz. Todo lo cual la permite reanudar unos viajes que mas parecen huidas: Francia, Alemania, Suiza, España, Italia…

Palacio de Unterwittelbach, donde nació Sissi

Luigi Luchen, el anarquista italiano que le rompió el corazón a orillas del lago de Ginebra, se extrañaba de que aquella mujer; Sissi,  fuera una persona infeliz. Su ética anarquista, por lo visto, le impedía ajusticiar a sujetos desgraciados (supuestamente debían de tener bastante con su pesar), sólo personajes satisfechos que disfrutaran de la vida….

Miniatura de Sissi

No se  sabe que pensar, pero esto tiene su enjundia. Me gustaría creer que esta paradoja fue la que llevó al italiano al suicidio dentro de la cárcel, pero seguramente fueron otras las razones. Se hace un poco difícil transigir con una ideología tan feroz que estime que es más licito castigar a aquellos que disfrutan de la vida, que a los que no lo hacen.

Sa Majesté l'Impératrice d'Autriche

Los restos mortales de Sissi saliendo del hotel donde se hospedaba en Ginebra.

Máscara funeraria de la Emperatriz Elisabeth de Austria,Sissi.

EL ENTIERRO DE SISSI

El día 16 se le da sepultura en los Capuchinos de Viena, la Cripta Imperial panteón de los Habsburgo. Allí le esperan los cadáveres de Rodolfo y de la pequeña Sofia, sus hijos.

El ataúd está lleno de flores llegadas de todo el mundo. Se celebró siguiendo el ceremonial del entierro de un miembro de la familia Imperial de los Habsburgo.

El cortejo fúnebre con el ataúd de la Emperatriz se detiene ante la reja de los Capuchinos, en Viene. El gran Maestre se adelanta y golpea la puerta, de dentro se escucha una voz grave, es la del Abad.

- ¿ Quién eres ?, ¿ Quién quiere entrar ?

- Soy su Majestad la Emperatriz de Austria, Reina apostólica de Hungría, Reina de Bohemia y de Dalmacia, de Croacia, de Esclavonia, de Galitzia, de Lodomeria y de Iliria, de Jerusalén, Archiduquesa de Austria ( así hasta sesenta títulos más ).

- No te conozco, ¿ Quién quiere entrar ?

- Soy la Emperatriz Elisabeth de Austria, Reina de Hungría.

- No te conozco, ¿ Quién quiere entrar ?

El maestro de ceremonias se arrodilla pronunciando estas palabras:

- Soy Elisabeth, pobre pecadora que implora la misericordia de Dios.

Tras la verja la voz del abad responde:

- Entonces entra.

El día 16 se le da sepultura en los Capuchinos de Viena, la Cripta Imperial panteón de los Habsburgo. Allí le esperan los cadáveres de Rodolfo y de la pequeña Sofia, sus hijos.

El ataúd está lleno de flores llegadas de todo el mundo.

Ceremonial del entierro de un miembro de la familia Imperial de los Habsburgo.

El cortejo fúnebre con el ataúd de la Emperatriz se detiene ante la reja de los Capuchinos, el gran Maestre se adelanta y golpea la puerta, de dentro se escucha una voz grave, es la del Abad.

- ¿ Quién eres ?, ¿ Quién quiere entrar ?

- Soy su Majestad la Emperatriz de Austria, Reina apostólica de Hungría, Reina de Bohemia y de Dalmacia, de Croacia, de Esclavonia, de Galitzia, de Lodomeria y de Iliria, de Jerusalén, Archiduquesa de Austria ( así hasta sesenta títulos más ).

- No te conozco, ¿ Quién quiere entrar ?

- Soy la Emperatriz Elisabeth de Austria, Reina de Hungría.

- No te conozco, ¿ Quién quiere entrar ?

El maestro de ceremonias se arrodilla pronunciando estas palabras:

- Soy Elisabeth, pobre pecadora que implora la misericordia de Dios.

Tras la verja la voz del abad responde:

- Entonces entra.

Filed under: ACTUALIDAD,ARTÍCULOS,Ciudades,Curiosidades,Europa,General,Hombres de la Historia,Mujeres de la Historia,PERSONAJES,PERSONALÍSIMO

Trackback Uri


3 Comentarios.

  • Mercedes dice:

    Visité Viena en octubre 2012 y el Palacio que tan poco quería Sissi.
    Si bien era un viaje de turismo-cultural, sentí mucho dolor por la vida de esta pobre dama que tan mal pasó en este mundo. Ruego por su paz. Vivió , entre muchos otros, el peor dolor de un ser humano; sobrevivir a su hijo. Esto la alteró, logicamente, para todo el tiempo que le restara.
    De ser una “casi-niña”, sin la educación cortesana, por amor tuvo que representar un dificil personaje.
    Al conocer todos los hechos, perfectamente narrados por un buen guía, la hermosa ciudad de Viena, cambia por un momento al visitar la Cripta de los Capuchinos y ver los honores que aún, ese cálido pueblo rinde en flores a quién fuera su Emperatriz, en el presente. AMADA y RESPETADA dejó una indeleble huella.

  • Margarita Ruiz-Sierra dice:

    Hace varios anos visite el castillo de Sissi en Viena. Fue un sueno hecho realidad. Quede muy impresionada, ya que desde muy pequena habia sabido de su historia. Soy cubana y alla en la Habana vi en el cine Dupex una pelicula preciosa en aquel entonces que se llamaba : Sissi emperatriz de Austria. Todavia, despues de 50 anos, sigo pensando en aquella pelicula, deslumbrante en lujo y triste a la vez.

    Mi papa en ocaciones que abrian el salon de baile de el castillo de Sissi en Vienna, para la celebracion de Ano Nuevo, el iba con su esposa a esperar el ano alli. Era una festividad muy lujosa, con cena y baile. logro hacer esto en varias ocaciones y siempre quedaba maravillado, siendo una festividad a la altura del lujo del castillo.
    Gracias por darme la oportunidad de recordar esto.

    Margarita de Naples, Florida
    Junio 3, 2013

  • Maria dice:

    Desde nina escuche hablar en ocasiones de Sissi Emperatriz pero nunca supe de su Historia,hoy que leo este articulo y que ya soy adulta,..se como era ella y comprendo como fua su vida.Es una lastima porque era muy linda y su obsesion no tenia razon de ser.Me gustaria algun dia visitar Austria y conocer mas de cerca estas Historias y lugares…son muy interezantes!



Dejar un comentario


8 + cinco =