26 feb 10

El término Príncipes de la Torre de Londres  es con el que se conoce al joven rey de Inglaterra Eduardo V y su hermano Ricardo de Shrewsbury, duque de York. Ambos eran hijos del rey Eduardo IV y de Isabel Woodville, y herederos del trono.

Edward5.jpg
Reinado 9 de abril de 148325 de junio de 1483
Nacimiento 4 de noviembre de 1470
Westminster, Londres
Fallecimiento 6 de julio de 1483
Torre de Londres
Entierro Abadía de Westminster (se supone)

000000

Eduardo V de Inglaterra (4 de noviembre de 14706 de julio de 1483) era el primogénito varón del rey Eduardo IV y de Isabel Woodville. Nació en la Abadía de Westminster, donde su madre se había refugiado de las huestes de Enrique VI.

Fue proclamado como Príncipe de Gales en junio de 1471, tras la ascensión definitiva de su padre al trono inglés. A la muerte de su progenitor el 9 de abril de 1483, se convirtió en el nuevo soberano de Inglaterra, pero por ser aún menor de edad -tenía 12 años- la regencia del reino fue encargada a un Consejo de Regencia presidido por su tío y hermano del difunto rey, a su hermano Ricardo, Duque de Gloucester, que tendría el título de Lord Protector.

http://www.culturageneral.net/arquitectura/jpg/torre_de_londres.jpg

La Torre de Londres

La nueva crisis dinástica que había afectado al reino desde la caída de Ricardo II revivió con este ascenso al trono. La familia materna del novel rey, los Woodville, eran considerados como ambiciosos y hambrientos de poder. Ante estos sucesos, Ricardo asumió el liderazgo del bando anti-Woodville. Desde su posición de control como Lord Protector, capturó al joven rey que se había refugiado entre las manos de su tío materno Thomas Woodville. Puesto bajo su custodia, fue encerrado en la Torre de Londres, donde pronto lo acompañaría su hermano Ricardo, Duque de York de sólo nueve años.

Con los niños bajo su control, el duque de Gloucester procedió a declarar que los hijos del difunto rey eran bastardos, ya que su padre se había casado previamente con Leonor Talbot antes de su matrimonio con Isabel Woodville, y por tanto era bígamo. El Parlamento de Inglaterra corroboró esta versión, declarando bastardos a los niños (conocidos ya como los “Príncipes de la Torre“) y siendo declarado y coronado como rey de Inglaterra con el nombre de Ricardo III.

De los jóvenes príncipes nadie volvió a saber, ya que se prohibió a su madre Isabel visitarlos, al igual que a todos los que tenían contactos con ellos. Nadie volvió a saber de los príncipes. Por otro lado, los descendientes del otro hermano de Ricardo, Jorge de Clearence, habían sido desligitimados por la declaración y ejecución como traidor de su padre.

Rápidamente el pueblo comenzaría a tener la sospecha que los príncipes fueron en realidad asesinados por el ahora rey Ricardo III, específicamente asfixiados por orden suya. Desde entonces se han tejido infinidad de leyendas sobre el verdadero destino de los “Príncipes de la Torre“.

Eduardo V y el Duque de York en la Torre de Londres, por Paul Delaroche (1830)

Algunos suponen que Ricardo III no habría ordenado sus muertes, y que en realidad fueron deliberadamente ocultos el resto de sus vidas; mientras que para otros no había ninguna duda de que fueron victimados por su tío, hipótesis reforzada por un hecho ocurrido siglos más tarde.

En 1674, durante el reinado de Carlos II (1660-1685), trabajadores descubrieron los cuerpos de dos niños o niñas en la Torre de Londres. Los ingleses creyeron que eran los cuerpos de los príncipes, y les dieron un entierro real.

Fueron uno de los principales focos de conflicto en la etapa final de las Guerras de las Dos Rosas, ya que habían sido educados bajo el mando de sus parientes maternos, la familia Woodville, quienes eran considerados como unos advenedizos para los miembros de la familia York. Puestos bajo la custodia de su tío paterno, Ricardo de Gloucester (nombrado como Lord Protector), fueron encerrados en la Torre de Londres (entonces el palacio real) en abril de 1483.

Con los menores bajo su mando (el rey tenía 12 años, mientras que su hermano 9), Ricardo hizo valer sus derechos al trono al dar a conocer ciertos antecedentes que hacían suponer que el anterior rey era bígamo. Aceptados tales antecedentes por el Parlamento, los jóvenes fueron declarados hijos ilegítimos y carentes, por tanto, de derechos al trono. Después de esto, nada más se sabe del destino de los jóvenes, suponiéndose que fueron mandados a asesinar por el rey Ricardo III de Inglaterra.

En 1674, mientras se realizaban trabajos de remodelación de la Torre de Londres fue encontrada una caja con el cuerpo de dos pequeños jóvenes. En un comienzo se dudó mucho acerca de que correspondiera a los jóvenes niños, pero por orden de Carlos II fueron enterrados como tales en la Abadía de Westminster en una urna. Trabajos posteriores en 1933, para el reconocimiento de los restos no dieron resultados, manteniéndose la incógnita hasta el día de hoy.

Ricardo de Shrewsbury, duque de York y de Norfolk (* 17 de agosto de 1473 – † 1483?) era hijo del rey Eduardo IV e Isabel Woodville. Era el sexto vástago y el segundo hombre de este matrimonio.

Armoiries Richard de Shrewsbury.png

Fue nombrado duque de York en 1474, apenas un año después de su nacimiento y casado con en enero de 1478, a la corta edad de cuatro años con Ana de Mowbray de cinco. Su esposa había heredado las propiedades Mowbray dos años antes, un extenso conjunto de bienes raíces, fortuna y privilegios asociados a su familia. Por su parte Ricardo heredó también el ducado de su suegro, que no podía ser transmitido por vía femenina, siendo creado duque de Norfolk en 1481. A la muerte de su padre, acaecida el 9 de abril de 1483, su custodia y la de su hermano, el rey Eduardo V, fue traspasada al Lord Protector designado por el testamento del difunto rey, su tío Ricardo Plantagenet, duque de Gloucester.

En este período se hizo público por parte de su tío que el rey Eduardo IV se había casado en 1461 con Elanor Talbot, tres años antes de contraer matrimonio con Isabel Woodville. Pese a que tanto Eduardo como Elanor estaba muertos para entonces, existía un testigo de tales hechos, Roberto Stillington, obispo de Bath. Con estos antecedentes en la mano, el Consejo de Regencia que funcionaba dada la minoría de edad del rey declaró al matrimonio de sus padres como bígamo, por lo que todos los hijos de ellos se convertían en ilegítimos. Removido junto con Eduardo V de la línea sucesoria el 25 de junio de 1483, la corona pasó a manos del heredero legítimo, que en este caso era su tío Ricardo, que fue coronado como Ricardo III.

A mediados de aquel año fue trasladado con la venia de su madre, para reunirse con el depuesto rey a la Torre de Londres (en esa época un palacio real), lugar desde el cual se pierde su rastro. Los niños fueron conocidos como los “Príncipes de la Torre” y se supone que el nuevo rey ordenó su muerte. Como, cuando y donde ha sido tema de debate durante largos años, aunque es probable que los pequeños cadáveres encontrados en la Torre en 1674 correspondan a estos desafortunados príncipes, aunque en ningún caso existen pruebas concluyentes de ello.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/b6/Tower_of_london_from_swissre.jpg

Vista aerea de la Torre de Londres

La Torre de Londres es, oficialmente, el Palacio real y fortaleza de Su Majestad, aunque el último gobernante que residió en ella fue Jacobo I (1566-1625).

La Torre Blanca, el edificio cuadrado con torretas en cada esquina que le dio el nombre al conjunto, está actualmente en el centro de un complejo de diversos edificios al lado del río Támesis en Londres. El complejo ha sido utilizado como fortaleza, armería, almacén del tesoro, palacio, palacio de detención, observatorio, refugio y prisión, especialmente para prisioneros de “clase alta”. Este último uso convirtió la frase “enviar a la Torre” en sinónimo de “entrar en prisión”. La reina Isabel I estuvo prisionera aquí durante el reinado de su hermana María; la última vez que la Torre se utilizó como prisión fue durante la Segunda Guerra Mundial para Rudolf Hess.

La Torre de Londres fue declarada en 1988 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, por tratarse de una fortaleza del medioevo normando excepcionalmente bien conservada y por su significación como centro de poder ininterrumpido durante siglos y siglos de historia británica y europea.

Filed under: Arqueologia,ARTÍCULOS,CITAS,Europa,General

Trackback Uri