4 oct 09

http://lacolmenavieja.files.wordpress.com/2009/07/hipathiaiii.jpg

Alejandría, 355 ó 370 – Ibidem, marzo de 415 ó 4161  fue una filósofa y maestra  neoplatónica romana, natural de Egipto,2 que destacó en los    campos de las Matemáticas y la Astronomía, miembro y líder de  la Escuela neoplatónica de Alejandría a comienzos del siglo V.


Hipatia (Υπατία) de Alejandría fue la primera mujer que hizo
contribuciones sustanciales al desarrollo de las matemáticas.

El nombre de Hipatia significa “La más grande”.

Su padre, Teón de Alejandría, era un célebre matemático y astrónomo, muy querido y apreciado por sus contemporáneos, que seguramente trabajaba y daba clases en la Biblioteca del Serapeo, sucesora de la legendaria Gran Biblioteca que desapareció en el incendio del año 48 a.C.

Teón fue un sabio que no se contentó con guardar los conocimientos de la ciencia para sí y sus discípulos sino que hizo partícipe de ellos a su propia hija, algo verdaderamente insólito en el siglo IV. Hipatia por su parte era una mujer abierta a todo el saber que su padre quisiera volcar sobre ella y así fue cómo se educó en un ambiente académico y culto. En efecto, Teón le transmitió su conocimiento sobre las matemáticas y la astronomía además de la pasión por la búsqueda de lo desconocido. Los historiadores han llegado a asegurar que incluso superó al padre, y que muchos de los escritos conservados que se suponen de Teón son en realidad de la hija.

http://www.planetasapiens.com/wp-content/uploads/2009/08/agora.jpg

Seguidora de Plotino, desdeñaba el misticismo y se centró en  estudios lógicos y ciencias exactas, llevando una vida ascética.  Educó a una selecta escuela de aristócratas cristianos y paganos  que ocuparon altos cargos, destacándose el obispo de Ptolemaida,  Sinesio de Cirene, que mantuvo una importante correspondencia  con su maestra, Hesiquio el Hebreo y Orestes, que llegaría a ser  prefecto romano de Egipto

http://siemprerebelde.files.wordpress.com/2007/11/hipathiai.jpg

Hipatia, representada por Rafael en “La Academia de Atenas”

En el siglo IV Egipto era una provincia romana y continuaría siéndolo hasta la llegada de los árabes en el siglo VII. En el año 312, el emperador Constantino se había convertido al cristianismo. Al año siguiente, en el 313, fue firmado el Edicto de Milán por el cual se estableció la paz religiosa y la libertad de cultos. En el año 330, Constantino traslada la capital del imperio a Bizancio, que pasaría a llamarse Constantinopla. En los últimos años del siglo IV Roma se divide en dos partes: el Imperio de Occidente y el Imperio de Oriente. Egipto es incorporado al Imperio de Oriente y en estos años vive el ocaso de su Historia Antigua. El cristianismo también había llegado a Egipto.

http://www.konvergencias.net/escueladeatenas.jpg

La escuela de Atenas,Rafael

-

En la época que nos ocupa se suceden grandes controversias y disputas entre las distintas facciones de cristianos. Algunos autores reseñan cómo las peleas llegan a hacerse callejeras. La Iglesia cristiana defendía en estos momentos su independencia respecto al poder imperial y los emperadores del siglo IV se consideraban autócratas y muy por encima de la ley. En Alejandría vive y predica el obispo Teófilo (385-412), enemigo de Juan Crisóstomo que predicaba en la Iglesia de Antioquía (actualmente en Turquía). La rivalidad entre Alejandría y Constantinopla también era algo a tener en cuenta, ya que afectó grandemente a las iglesias del resto de la cristiandad. Finalmente la iglesia egipcia se separó de la iglesia de Oriente. Fue entonces cuando apareció la lengua copta, una mezcla entre el egipcio demótico y la influencia del griego.

En estas circunstancias históricas vino al mundo Hipatia de Alejandría, en un momento en que     el estudio y la importancia de las ciencias y del saber estaba casi olvidado, y no sólo eso, sino perseguido por personajes como el obispo Teófilo y el obispo Cirilo.

http://img232.imageshack.us/img232/3143/20090428elpepucul25.jpg

En la llamada “Escuela de Alejandría”, el neoplatonismo tiene sus últimos representantes en el círculo que Olimpiodoro fundó en Alejandría en el siglo IV, y que continuó con varios autores de no mucho relieve, entre otros: la filósofa Hipatia, Hierocles, Filipón (ca. 490-530) —comentador de Aristóteles convertido luego al cristianismo— y por último, ya en el siglo VII, otro comentador de Aristóteles, Esteban de Alejandría.

http://siemprerebelde.files.wordpress.com/2007/11/hipathiaii.jpg

Aprendió también sobre la historia de las diferentes religiones que se conocían en aquel entonces, sobre oratoria, sobre el pensamiento de los filósofos y sobre los principios de la enseñanza. Viajó a Atenas y a Roma siempre con el mismo afán de aprender y de enseñar. La casa de Hipatia se convirtió en un lugar de enseñanza donde acudían estudiantes de todas partes del mundo conocido, atraídos por su fama.

Uno de sus alumnos fue Sinesio de Cirene, obispo de Ptolemaida (en Fenicia), rico y con mucho poder. Este personaje dejó escrita mucha información sobre Hipatia, su maestra. Por medio de él pueden llegar a conocerse los libros que ella escribió para la enseñanza, aunque ninguno ha llegado a nuestros días. Otro alumno llamado Hesiquio el hebreo escribió unas obras que se conservan, en las que también hace una descripción sobre las actividades de Hipatia y asegura que los magistrados acudían a ella para consultarle sobre asuntos de la administración.

Dice también que fue una persona muy influyente en el aspecto político. También se interesaba por la mecánica y ponía en práctica la tecnología. Se sabe que inventó un aparato para destilar el agua, un hidrómetro graduado para medir la densidad de los líquidos y un artefacto para medir el nivel del agua.

La primera mártir del conocimiento científico

Como mujer, sus ideas chocaban tanto con la doctrina de la primera Iglesia cristiana, como con la opinión que ésta tenía sobre el respeto a la mujer. De un lado, Hipatia nunca se casó. Algo que no gustaba a los líderes religiosos. De otro, era pagana, partidaria del racionalismo científico griego (ella, en contra de la creencia cristiana, pensaba que la Tierra era esférica) y, además, un personaje político demasiado influyente. No, no tenía nada para ser bien vista por la Iglesia. Más bien se la consideraba una amenaza para la sociedad y su permanencia en la ciudad, por tanto, peligrosa. Lo suficiente como para que fuera varias veces amenazada, ella y su escuela. Hipatia siempre se negó a traicionar sus ideales y convertirse a la nueva religión. Era el principio de su fin.

Muerte de Hipatia:Cirilo de Alejandría

(San) Cirilo, su nombre significa “él que tiene autoridad”.
Padre de la Iglesia Católica que defendió el título de Madre de Dios para María (ayudando así a la creación del mito católico). Sus sermones contra todo
lo que no estuviese de acuerdo a la Iglesia alentaron
al populacho al fatal desenlace de Hipatia.

Pero Hipatia era pagana y le tocó vivir en tiempos duros para el paganismo. Su situación llegó a ser muy peligrosa en aquella ciudad que se iba haciendo cada vez más cristiana. Los filósofos neoplatónicos como Hipatia pronto se vieron perseguidos. Algunos se convirtieron al cristianismo, pero Hipatia no consintió en ello a pesar del miedo y de los consejos de sus amigos como el caso de Orestes, prefecto romano y alumno suyo, que no consiguió nada a pesar de sus ruegos. Hipatia resultó ser para sus enemigos, no una mujer científica sino una bruja peligrosa.

En el año 412 el obispo Cirilo de Alejandría fue nombrado (para sustituir a su tío Teófilo), patriarca, un título de dignidad eclesiástica que sólo se usaba en Alejandría, Constantinopla y Jerusalén, que equivalía casi al del papa de Roma.

Cirilo (elevado siglos más tarde a los altares) era un católico que no consentía ninguna clase de paganismo ni de herejía y que luchó toda su vida defendiendo la ortodoxia de la Iglesia católica y combatiendo el nestorianismo. Los historiadores creen que Cirilo fue el principal responsable de la muerte de Hipatia, aunque no exista documentación directa que lo acredite. Se dice que Cirilo era enemigo de esta mujer, a la que temía y admiraba a la vez. Pero siguiendo la tónica general de la época, no le era posible comprender ni tampoco consentir que una mujer se dedicase a la ciencia y menos aún a esa clase de ciencia que difícilmente podían comprender las personas que no eran eruditas en el tema. Por lo tanto, creó un clima y un ambiente de odio y fanatismo hacia ella, tachándola de hechicera y bruja pagana.

En el mes de marzo del año 415, Hipatia fue asesinada de la manera más cruel por un grupo de monjes de la iglesia de San Cirilo de Jerusalén (no hay que confundir a los dos Cirilos: el de Jerusalén había muerto en el año 387). Los hechos están recogidos por un obispo de Egipto del siglo VII llamado Juan de Nikio. En sus escritos justifica la masacre que se hizo en aquel año contra los judíos de Alejandría y también la muerte de Hipatia.

Cuenta cómo un grupo de cristianos impetuosos y violentos, seguidores de un lector llamado Pedro fueron en su busca, la golpearon, la desnudaron y la arrastraron por toda la ciudad hasta llegar a un templo llamado Cesareo; allí continuaron con la tortura cortando su piel y su cuerpo con caracolas afiladas, hasta que murió; a continuación descuartizaron su cuerpo y lo llevaron a un lugar llamado Cinaron y allí finalmente lo quemaron. De esta manera creyeron dar muerte a lo que ellos llamaban idolatría y herejía.

Orestes, el prefecto romano amigo y alumno de Hipatia informó de los hechos y pidió a Roma una investigación. Pero por «falta de testigos», se fue retrasando, hasta que llegó un momento en que el propio Cirilo aseguró que Hipatia estaba viva y que habitaba en la ciudad de Atenas. Orestes tuvo que huir de Alejandría y abandonar su cargo. Con la muerte de Hipatia se terminó también la enseñanza del pensamiento de Platón no sólo en Alejandría sino en el resto del Imperio. El interés por las ciencias fue debilitándose y la Historia entró en el oscurantismo. Pudo sobrevivir en Bizancio y poco después empezó de nuevo a florecer en el mundo árabe musulmán(Wikipedia)

000000000

Hipatia llegó a simbolizar aprendizaje y ciencia, lo que los primeros cristianos
identificaban con paganismo, que ellos mismos fueron añadiendo a sus propias
doctrinas y tradiciones después de los primeros tiempos del verdadero cristianismo.

Hipatia fue brutalmente asesinada
por los monjes Nitrianos que eran una secta católica de seguidores fanáticos de
Cirilo. Según otro relato (de Sócrates Escolástico), Hipatia fue asesinada por una
muchedumbre alejandrina bajo el liderazgo de Pedro el Lector. Lo que definitivamente  parece indisputable es que fue asesinada por “cristianos” que se sentían amenazados por su erudición, sabiduría y la profundidad de sus conocimientos científicos.

La última científica pagana del mundo antiguo

En la escuela de Alejandría, Hipatia enseñó filosofía, matemáticas, física y astronomía. Destacó tanto por la didáctica de sus clases, como por su criterio académico y personalidad. Otro sí, su belleza y romanticismo. Excepcional. Escribió varios documentos, entre ellos, ‘Sobre el Conon Astronómico de Diafanto’ donde habla de ecuaciones de primer y segundo grado. De sus cartas con Sinesio se desprende que inventó o, al menos, explicó la fabricación y uso del astrolabio plano, usado para medir la posición de las estrellas, los planetas y el Sol. También se la considera inventora de la esfera plana. De un aparato para obtener agua destilada. De otro para medir el nivel del agua. Y de uno más, para determinar la densidad de los líquidos que más tarde se llamó aerómetro o hidroscopio.

Es la primera mujer conocida que realiza una contribución en el terreno de las matemáticas y, la primera también, que participa de forma activa en una comunidad académica. A sus clases acudían gentes de Atenas y Roma. Lo hacían, en una aparente concordia, paganos, judíos, neoplatónicos e incluso cristianos. Entre ellos Sinesio, que llegaría a ser obispo. Pero empezaban a correr malos tiempos para las alianzas de civilizaciones.

En el terreno de las creencias, el cristianismo había sido declarado religión oficial por el emperador Teodosio. Lo que no podía traer nada bueno. Y menos para el paganismo, hacia el que la intransigencia y el antagonismo de la nueva religión, empezaba a mostrarse, ya, de forma cruenta.


00000000000000

Cualquiera que haya sido el motivo preciso del homicidio, la partida poco después
de muchos estudiosos marcó en inició del declive de Alejandría como un importante
centro del conocimiento y aprendizaje de la antigüedad.


No hay evidencia de que Hipatia haya hecho investigación original en matemáticas.
Sin embargo, asistió a su padre, Teón de Alejandría, a escribir las once partes
de su comentario al Almagest de Ptolomeo. También se cree que le ayudó a producir
una nueva versión de los Elementos de Euclides que se ha convertido en la base
para todas las ediciones posteriores. Heath escribe sobre la edición de Teón e
Hipatia de los Elementos.

000000000


L Cameron, Isidore of Miletus and Hypatia of Alexandria: On the Editing
of Mathematical Texts, Greek, Roman and Byzantine Studies 31 (1990), 103-127.
E Craig (ed.), Routledge Encyclopedia of Philosophy 4 (London-New York, 1998),
596-597.
M A B Deakin, Hypatia and her mathematics, Amer. Math. Monthly 101 (3) (1994),
234-243.
M A B Deakin, Hypatia of Alexandria, Mathematics Education 8 (3) (1992),
187-191.
H Gorenflo, Zum Jahr der Frau : von Hypatia bis Emmy, Praxis Math. 17 (7)
(1975), 173-176.
I Mueller, Hypatia (370?-415), in L S Grinstein and P J Campbell (eds.),
Women of Mathematics (Westport, Conn., 1987), 74-79.
A W Richeson, Hypatia of Alexandria, National Mathematics Magazine 15 (1940),
74-82.

superduque.spaces.live.com/blog/cns!E327991CC…

SINESIO DE CIRENE

Educado inicialmente en la elocuencia, parece haber bebido de la tradición clásica a través de Aristóteles, Homero y Platón, sintiéndose heredero de Dión de Prusa. También iniciado en las Ciencias al ser Cirene patria de Teodoro y Estrabón, fue un apasionado de la caza, las armas y los ejercicios ecuestres.

Sería antes del 395 cuando Sinesio residiría durante tres o cuatro años en Alejandría. Fue allí donde conocería a Hipatia, filósofa neoplatónica e hija del matemático Teón, convirtiéndose en su alumno y discípulo. Llegaría a formarse en astronomía, matemáticas y neoplatonismo, abarcando el amplio espectro que separa los extremos de la ciencia aplicada y la metafísica.

Sin embargo, lo que más resaltará en sus cartas y escritos será su amistad y devoción hacia la filósofa alejandrina, considerándola una «auténtica iniciadora en los misterios de la filosofía», «su madre, hermana y maestra».

Son las obras que nos han llegado de Sinesio una de las únicas fuentes con las que podemos disponer para acceder a la figura de Hipatia, la cual moriría brutalmente en el 415 víctima del odio antipagano de un grupo de cristianos de Alejandría.

Hypatia of Alexandria

From Wikipedia, the free encyclopedia

The contemporary Christian historiographer Socrates Scholasticus described her in his Ecclesiastical History:

There was a woman at Alexandria named Hypatia, daughter of the philosopher Theon, who made such attainments in literature and science, as to far surpass all the philosophers of her own time. Having succeeded to the school of Plato and Plotinus, she explained the principles of philosophy to her auditors, many of whom came from a distance to receive her instructions. On account of the self-possession and ease of manner, which she had acquired in consequence of the cultivation of her mind, she not unfrequently appeared in public in presence of the magistrates. Neither did she feel abashed in going to an assembly of men. For all men on account of her extraordinary dignity and virtue admired her the more.[11]

Works

Hypatia, painted by Charles William Mitchell in 1885.

Many of the works commonly attributed to Hypatia are believed to have been collaborative works with her father, Theon Alexandricus; this kind of authorial uncertainty being typical for the situation of feminine philosophy in Antiquity.[21]

A partial list of specific accomplishments:

Her contributions to science are reputed to include the charting of celestial bodies[5] and the invention of the hydrometer,[25] used to determine the relative density and gravity of liquids.

Believed to have been the reason for the strained relationship between the Imperial Prefect Orestes and the Bishop Cyril, Hypatia attracted the ire of a Christian population eager to see the two reconciled. One day in March 415,[27] during the season of Lent, her chariot was waylaid on her route home by a Christian mob, possibly Nitrian monks[27] led by a man identified only as Peter, who is thought to be Peter the Reader, Cyril’s assistant. The Christian monks stripped her naked and dragged her through the streets to the newly Christianised Caesareum church, where she was brutally killed. Some reports suggest she was flayed with ostraca (potsherds) and set ablaze while still alive, though other accounts suggest those actions happened after her death:

Socrates Scholasticus (5th-century) John of Nikiû (7th-century) Edward Gibbon (18th-century)
Yet even she fell a victim to the political jealousy which at that time prevailed. For as she had frequent interviews with Orestes, it was calumniously reported among the Christian populace, that it was she who prevented Orestes from being reconciled to the bishop. Some of them therefore, hurried away by a fierce and bigoted zeal, whose ringleader was a reader named Peter, waylaid her returning home, and dragging her from her carriage, they took her to the church called Caesareum, where they completely stripped her, and then murdered her by scraping her skin off with tiles and bits of shell. After tearing her body in pieces, they took her mangled limbs to a place called Cinaron, and there burnt them. And in those days there appeared in Alexandria a female philosopher, a pagan named Hypatia, and she was devoted at all times to magic, astrolabes and instruments of music, and she beguiled many people through Satanic wiles…A multitude of believers in God arose under the guidance of Peter the magistrate…and they proceeded to seek for the pagan woman who had beguiled the people of the city and the prefect through her enchantments. And when they learnt the place where she was, they proceeded to her and found her…they dragged her along till they brought her to the great church, named Caesarion. Now this was in the days of the fast. And they tore off her clothing and dragged her…through the streets of the city till she died. And they carried her to a place named Cinaron, and they burned her body with fire. A rumor was spread among the Christians, that the daughter of Theon was the only obstacle to the reconciliation of the prefect and the archbishop; and that obstacle was speedily removed. On a fatal day, in the holy season of Lent, Hypatia was torn from her chariot, stripped naked, dragged to the church, and inhumanly butchered by the hands of Peter the Reader and a troop of savage and merciless fanatics: her flesh was scraped from her bones with sharp oyster-shells and her quivering limbs were delivered to the flames.

Despite her actual background, authors Soldan and Heppe argued in the 19th century that Hypatia may have been the first famous “witch” punished under Christian authority (see Witch-hunt).[28]

Legacy

Antiquity to the Age of Reason

Shortly after her death, a forged letter attacking Christianity was published under her name.[29] According to Bryan J. Whitfield, the pagan historian Damascius was “anxious to exploit the scandal of Hypatia’s death”,[30] and laid the blame squarely on the Christians and Bishop Cyril. His account was incorporated in the Suda and so became widely known. However, Damascius is the only ancient source to say that Cyril was responsible.[31]

In the 14th century, historian Nicephorus Gregoras described Eudokia Makrembolitissa as a “second Hypatia”.[20]

In the early 18th century, the deist scholar John Toland used her death as the basis for an anti-Catholic tract entitled Hypatia: Or the history of a most beautiful, most vertuous, most learned, and every way accomplish’d lady; who was torn to pieces by the clergy of Alexandria, to gratify the pride, emulation, and cruelty of their archbishop, commonly but undeservedly stil’d St. Cyril.[32] This led to a counter-claim being published by Thomas Lewis in 1721 entitled The History Of Hypatia, A most Impudent School-Mistress of Alexandria.[33]

Eventually, her story began to be infused with Christian details, as it was first substituted for the missing history of Saint Catherine of Alexandria.[34][35]

Cameron’s 1867 photograph Hypatia

Nineteenth century

In the nineteenth century, interest in the “literary legend of Hypatia” began to rise.[20] Diodata Saluzzo Roero‘s 1827 Ipazia ovvero delle Filosofie suggested that Cyril had actually converted Hypatia to Christianity, and that she had been killed by a “treacherous” priest. In his 1847 Hypatie and 1857 Hypatie et Cyrille, French poet Charles-Marie-René Leconte de Lisle portrayed Hypatia as the epitome of “vulnerable truth and beauty”.[36] Charles Kingsley‘s 1853 novel Hypatia – or New Foes with an Old Face, which portrayed the scholar as a “helpless, pretentious, and erotic heroine”,[37] recounted her conversion by a Jewish-Christian named Raphael Aben-Ezra after supposedly becoming disillusioned with Orestes.

In 1867, the early photographer Julia Margaret Cameron created a portrait of the scholar as a young woman.[38]

Notes

  1. ^ Mueller, I.; L.S. Grinstein & P.J. Campbell (1987). Women of Mathematics: A Biobibliographic Sourcebook. New York: Greenwood Press.
  2. ^ 1. Groundbreaking Scientific Experiments, Inventions, and Discoveries, Krebs. 2. The Woman Citizen By Horace Adelbert Hollister.3. Russian Women’s Studies: Essays on Sexism in Soviet Culture 4.Available Means: An Anthology of Women’s Rhetoric
  3. ^ Hypatia, Encyclopædia Britannica: “Egyptian Neoplatonist philosopher who was the first notable woman in mathematics.”
  4. ^ Columbia Encyclopedia, Hypatiacitation:Alexandrian Neoplatonic philosopher and mathematician
  5. ^ a b Toohey, Sue (2003). “The Important Life & Tragic Death of Hypatia“. Skyscript.co.uk. http://www.skyscript.co.uk/hypatia.html. Retrieved 2007-12-09.
  6. ^ Edward Jay Watts, (2006), City and School in Late Antique Athens and Alexandria. pages 197-198. University of California Press
  7. ^ Women Philosophers in the Ancient Greek World: Donning the Mantle, by Kathleen Wider. Hypatia © 1986 Indiana University Press p. 49-50
  8. ^ Mangasarian, Mangasar Mugurditch. The Martyrdom of Hypatia, 1915
  9. ^ Christian Wildberg, in Hypatia of Alexandria – a philosophical martyr, The Philosopher’s Zone, ABC Radio National (4 April 2009).
  10. ^ Hypatia of Alexandria – a philosophical martyr, The Philosopher’s Zone, ABC Radio National (4 April 2009).
  11. ^ a b c d Scholasticus, Socrates. Ecclesiastical History. http://cosmopolis.com/alexandria/hypatia-bio-socrates.html.
  12. ^ Michael Deakin (August 3, 1997). “Ockham’s Razor: Hypatia of Alexandria“. ABC Radio. http://www.abc.net.au/rn/science/ockham/or030897.htm. Retrieved 2008-05-23.
  13. ^ Multicultural Resource Center: Hypatia
  14. ^ Historical Dictionary of Feminism, by Janet K. Boles, Diane Long Hoeveler. pp 166.
  15. ^ a b c d e f Suda online, Upsilon 166
  16. ^ Bregman, J. (1982). “Synesius of Cyrene: Philosopher-bishop”. Berkley: University of California Press.
  17. ^ Kingsley, Charles. “Hypatia”, preface, quoting and agreeing with Gibbon
  18. ^ Great Inspirations – Hypatia
  19. ^ A. Fitzgerald, Letters of Synesius of Cyrene, London, 1926. (Letter 154 of Synesius of Cyrene to Hypatia).
  20. ^ a b c Dzielska 1996[page needed]
  21. ^ David Engels: Zwischen Philosophie und Religion: Weibliche Intellektuelle in Spätantike und Islam, in: D. Groß (Hg.), Gender schafft Wissen, Wissenschaft Gender. Geschlechtsspezifische Unterscheidungen Rollenzuschreibungen im Wandel der Zeit, Kassel 2009, 97-124.
  22. ^ Dzielska 1995, pp.71-2; “Until recently scholars thought that Hypatia revised Theon’s commentary on Almagest. The view was based on the title of the commentary on the third book of Almagest, which read as follows: “Commentary by Theon of Alexandria on Book III of Ptolemy’s Almagest, edition revised by my daughter Hypatia, the philosopher.” Cameron, who has analyzed Theon’s titles for other books of Almagest and for other scholarly texts of late antiquity, concludes that Hypatia corrected not her father’s commentary but the text of Almagest itself. Thus, the extant text of Almagest could have been prepared, at least partly, by Hypatia.”
  23. ^ Grout, J. (n.d.). “Encyclopaedia Romana: Hypatia. http://penelope.uchicago.edu/~grout/encyclopaedia_romana/greece/paganism/hypatia.html. Retrieved 2009-05-16.
  24. ^ Dzielska 1995, p.72
  25. ^ Ethlie Ann Vare and Greg Ptacek, Mothers of Invention 1988, pp. 24-26.
  26. ^ Chris Marvin, Frank Sikernitsky The Window:Philosophy on the Web
  27. ^ a b O’Connor, John J.; Robertson, Edmund F., “Hypatia of Alexandria“, MacTutor History of Mathematics archive .
  28. ^ Soldan, W.G. and Heppe, H., Geschichte der Hexenprozesse, Essen 1990. p.82.
  29. ^ Synodicon, c. 216, in iv. tom. Concil. p. 484, as detailed in The History of the Decline and Fall of the Roman Empire, vol. 8, chapter XLVII
  30. ^ Whitfield 1995, p.14
  31. ^ Dzielska 1996, p.18
  32. ^ Ogilvie, M. B. (1986). Women in science: Antiquity through the nineteenth century. Cambridge, MA: The MIT Press.
  33. ^ The History Of Hypatia, A most Impudent School-Mistress of Alexandria: Murder’d and torn to Pieces by the Populace, In Defence of Saint Cyril and the Alexandrian Clergy. From the Aspersions of Mr. Toland.
  34. ^ Catholic Encyclopedia (1913)/St. Catherine of Alexandria. (2007, March 6). In Wikisource, The Free Library. Retrieved 22:14, May 16, 2009.
  35. ^ Jameson, Anna. “Sacred and Legendary Art“, 1857. pp 84.
  36. ^ Edwards, Catharine. “Roman Presences: Receptions of Rome in European Culture, 1789-1945″ pp. 112
  37. ^ Snyder, J.M. (1989). The woman and the lyre: Women writers in classical Greece and Rome.. Carbondale, IL: Southern Illinois University Press.
  38. ^ Marsh, Jan; Pamela Gerrish Nunn (1998). Pre-Raphaelite Women Artists. London: Thames & Hudson.


Filed under: ACTUALIDAD,ARTÍCULOS,General,H. Grecia,HISTORIA ANTIGUA,Mujeres de la Historia,OPINIONES,Películas,PERSONAJES

Trackback Uri


24 Comentarios.

  • Purificacion dice:

    Entonces, después de ver la peli de Amenabar, pienso que San Cirilo de Alejandría queda muy tocado en cuanto a su bondad, tolerancia y cristiano.

  • Ana Vázquez Hoys dice:

    Obviamente. Pero así se escribe la historia….Yo no pienso ir a verla.No me gusta la violencia.
    Ana

  • pakito dice:

    yo la he visto y esta muy bien recreada la historia, nos hace reflexionar sobre el extremismo sea del lado que sea , y se le rinde homenaje a esta mujer adelantada a su tiempo, aunque su final fue brutal en la peli se trata mas suave y los cristianos de la epoca para echarles de comer aparte .

  • Ana Vázquez Hoys dice:

    La biografia de esta mujer es admirable y una muestra de la intransigenicia de los cristianos, sobre todo de Cirilo y su secta.A ver si puedo resumir un articulo sobre la muerte de Hipatia y os explico las verdaderas razones, ya que fueron politicas. Y se utilizó la religión como excusa.Es curioso que por dinero no se mate,pero por religión si….
    Un saludo
    Ana

  • Bell dice:

    Desde mi opinión, esta pelicula de Amenabar es suprema, excelente. Tenía alta opinión de su peli, por el tema y lo que escuché sobre cómo estaba tratada sabía que sería buena, pero es mucho mejor de lo que esperaba.

  • Bell dice:

    No es sólo para reflexionar sobre la violencia, e intolerancia religiosa. sino sobre las consecuencia respecto al conocimiento, a acallarlo, a someter a los amantes de la sabiduría, la comprensión, y …….. atent@s, la justificación social del machismo, del sometimiento de la mujer, del sometimiento de la ciencia, de l@s científicos y de la mujer. La esclavitud y la libertad desde dos puntos de vista: la esclavitud y la libertad de “batto” uno de los esclavos de hipatia, siendo esclavo, y su esclavitud siendo ciudadano libre, hasta que comprenda y empieza a liberarse. Y la libertad del otro esclavo de Hipatia careciendo del permiso de ciudadano libre.

    K de temas.

    Quiero recordar tb en esta nota, a: Yentl ( de Barbra Streisand)

  • Ana Vázquez Hoys dice:

    Me alegro muchisimo.Al final…me convencereis…
    Un saludo y gracias por tu opinión.
    Ana Vázquez

  • Ana Vázquez Hoys dice:

    Al final me convencereis…
    Gracias por tu opinión…
    Ana

  • Ana Vázquez Hoys dice:

    Que si. QUe debe ser genial. Pero que ya ya estoy un poquitin harta de películas-denuncia.Llevo explicando la Antigüedad toda mi vida.Y cuando voy al Cine quiero dejar de trabajar.Por ejemplo.Porque es lo mio.¿Os gustaría a alguien una peli sobre vuestra oficina?.Es un poco agobiante tener que ser especialista de Historia Antigua hasta en mis horas libres….¿No creeís?.Viajo y voy estudiado. Compro libros.Cargo maletas.Busco sabiduría en cualquier piedra….museo, barrio, cara, piedra….¿Tambien en el cine?…..Pues creo que por ahora voy a relajarme un poco y ver una de lo que sea menos de Historia….
    Pero gracias por vuetras explicaciones.De verdad. Ver Malta como Alejandría no es lo mio.Porque el mar más maravilloso que he visto en mi vida es el de Alejandría.
    El de Malta no era tan azul. Y no me gusta el cartón piedra. Salvo que me haga un vacío mental…que por ahora no puedo hacerme.Y estoy segura de que me pierdo una gran pelicula.
    Pero me tengo que concienciar.Sorry.Debe ser que ya estoy mayor para comprender los problemas de los libres-esclavos-conocimiento-machismo-bla-bla-bla(plof).
    Bastante tengo con tratar de someter mi pobre conocimiento a las exigencias de cambio del plan de estudios ….que me tienen con el encefalograma al pil-pil…y desesperada.Un problema más y me voy a buscar a Curro al Caribe …
    Un saludo
    Ana

  • Luisa dice:

    Esta magnífica mujer que ha sido reconocida por todos los que participaban del amor a la filosofía, lego generosamente a sus discípulos las doctrinas neopitagoricas y neoplatónicas. Recomiendo el libro de Daniel Cerquero “Hipatia de Alejandría la filosofa”, donde este investigador desarrolla el pensamiento de esta maravillosa mujer, y pone especial énfasis en que los principios contenidos en su pensamiento sean accesibles al lector no especializado.

  • Ana Vázquez Hoys dice:

    Muchas gracias. Yo creo que no queda ni un texto de Hipatia e incluso que se duda de si filosóficamente fue neoplatónica o cínica.
    Pero…tal vez no haya que creer a los especialistas.Ignoro de donde ha sacado su información este autor.
    Un saludo
    Ana Vázquez

  • Gisela dice:

    A mi me gustó la película, creo que refleja las ansias de poder de Cirilo, las ansias de poder de la Iglesia, en definitiva, y su deseo por desbancar al prefecto Orestes, y a todo aquel que pudiera hacerle sombra, como Hipatía.

    Es un alegato contra la intolerancia de las religiones, mi opinión es que el monoteísmo mató la tolerancia que exitía hasta entonces entre las distintas religiones…

    Saludos,

  • Pedro Antonio dice:

    Sin embargo la información esta completamente manipulada, y proyectada de una forma muy parcial para dar una vision negativa contra los cristianos, al observar el acontecimiento de manera tan parcial se aisla de su contexto, y se da una vision muy manipulada, Ni Cirilo era tan malo ni Hipatia era tan buena.
    Me hace muchisima gracia como los directores de cine intentan hacer de nosotros borregos, la gente sale entusiasmada de estas peliculas y serian capaces de matar por ciertas causas, pero es que somos tan inutiles que nos creemos todo lo que nos ponen, y no lo digo por esta pelicula pero contemplamos cada potaje historico que valgame Dios.

  • ANTONIO dice:

    A veces la falta de información histórica nos hace a los historiadores recrear la historia tal y como consideramos que fue, aunque a veces fallamos. Lo que está claro son dos cosas: por un lado la valía de Hipatia, algo que no podemos poner en duda y por otro lado la situación dificil por la que atravesaron los paganos en esos momentos, como consecuencia de una venganza cristiana por los años que a ellos les tocó ser las víctimas de los paganos. Aunque conozcamos en carácter antipagano de Cirilo, no podemos afirmar con rutundidad algunas acusaciones que se dan por hechas. Así que considero la pelicula como un entretenimiento pero desde luego no como una fórmula para aprender un periodo histórico.

  • Rodolfo Plata dice:

    El fanatismo religioso judeo cristiano del patriarca Cirilo de Alejandría, enemigo del uso de la razón en cuestiones sagradas. Asesinó a Hipatía en siglo V, (astrónoma y matemática de la escuela filosófica de Alejandría), a causa de su elocuencia y sabiduría. Sigue presente en nuestros días, debido a que nos comportamos como judíos sin ser judíos. Traicionando a Cristo y al helenismo cristiano, convirtiendo las Iglesia en sinagogas, los sacerdotes y pastores en rabinos y a los creyentes en castrados mentales, siervos del gobierno mundial judío. http://www.scribd.com/doc/17148152/CRÍTICA-A-LA-UTOPÍA-CRISTIANA-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD

  • rociano dice:

    En la presente feria del libro de Sevilla, al repasar sus publicaciones, algunas de ellas específicas sobre la escritura tartésica, me ha sorprendido que no haga ninguna referencia a la Estela de Villamanrique (Museo Arq. de Sevilla o revista Habis, etc.).

  • Ana Vázquez Hoys dice:

    Como usted verá en mi libro, no es un estudio EXHAUSTIVO de la escritura taartésica y remito a la bibliografia especializada. En un libro NUNCA cabe todo.No es una Enciclopedia ni la Guia de teléfonos de todo lo que hay. La estela de Villamanrique ya ha sido estudiada y publicada, como usted dice. Aparte de que yo creo(creo, claro, no se lo que usted entenderé) que NUCA me refiero especificamente a la “escritura tartésica”(cuando lo hago cito a los respectivos especialistas en la materia), dado que las escrituras que yo he descubierto son VARIOS MILENIOS anteriores a lo que se suele llamar Tartessos ( que para mi no existió y fue un “invento” griego). Es decir: En época megalitica (IV-III milenios,4.000-3.000 antes de Cristo) no existían NI LOS GRIEGOS, para que usted entienda la importancia de mi descubrimiento.
    Un saludo

  • Mensaje por Ana Maria Vazquez Hoys

    Perdone mi español:
    he leido Las golondrinas de Tartessos y me ha gustado mucho. He encontrado muchia similitud y confermas entre su libro y La Diosa Blanca de Graves. Entro poco ententarè de escrivir un articulo sobre su libro que pienso sea muy importante y rivoluzionario. Acaso, si podrè, se lo enviarè.
    Ora intento de buscar su e-mail o otras formas de contacto.

    giancarlozanon@libero.it

    Muchas grazias

    Esa recensiòn la he escrita en el 2005 luego de haber leido Ipazia scienziata alessandrina escrito por Petta y Colavito.

    Gian Carlo Zanon

    I semi della sapienza

    Immaginiamo una donna, medico, scienziato, bella. Immaginiamola vestita di un camice bianco che mitiga, parzialmente, la sua identità femminile. Immaginiamola tesa ad una ricerca scientifica, una ricerca che dovrà divenire, una propria realizzazione di identità e, allo stesso tempo, una possibilità di realizzazione per altri esseri umani sconosciuti; donne e uomini di cui non vedrà mai il viso. Bene, ora immaginiamola vivere in una società teocratica dove solo i dogmi cristiani siano epistéme, cioè verità vera e quindi scientifica; una società dove un’opprimente cappa religiosa possa far si che le leggi vietino di affermare persino la verità sensibile della percezione. Immaginiamo questa donna fare questa ricerca in uno stato dove gli uomini che governano obblighino a credere solo alle “verità rivelate” suggeritegli da coloro che gestiscono l’alienazione religiosa, facendo di ciò che è, ciò che non è, e di ciò che non è, ciò che è. Questa è stata Ipazia e non stiamo parlando solo di lei.
In un mondo scientifico che, ancor oggi, parla quasi esclusivamente al maschile, Ipazia viene ricordata come la prima scienziata della storia. Fu la sola matematica per più di un millennio: per trovarne altre, da Maria Agnesi a Sophie Germain, bisognerà attendere il Settecento. Ipazia fu anche l’inventrice dell’astrolabio, del planisfero e dell’idroscopio, oltre che la principale esponente della scuola neoplatonica. Figlia di Teone, rettore dell’università di Alessandria e famoso matematico egli stesso, è passata alla storia scientifica per i suoi commenti ai classici greci: si devono a lei le edizioni delle opere di Euclide, Archimede e Diofanto che presero la via dell’Oriente, e tornarono in Occidente in traduzione araba, dopo un millennio di annullamento imposto dalla teocrazia cristiana. Così parlava di lei Damascio, filosofo neoplatonico, ultimo direttore dell’Accademia di Atene, soppressa dall’imperatore Giustiniano nel 529: «Ipazia nacque ad Alessandria dove fu allevata ed istruita. Poiché aveva più intelligenza del padre, non fu soddisfatta dalla sua conoscenza delle scienze matematiche e volle dedicarsi anche allo studio della filosofia. La donna era solita indossare il mantello del filosofo ed andare nel centro della città. Commentava pubblicamente Platone, Aristotele, per tutti coloro che desiderassero ascoltarla. Oltre alla sua esperienza nell’insegnare riuscì a elevarsi al vertice della virtù civica. Era così bella e ben fatta che uno dei suoi studenti si innamorò di lei».
    Anche per il poeta Pallada bellezza e sapienza erano fuse in lei: «Quando ti vedo mi prostro, davanti a te e alle tue parole, infatti verso il cielo è rivolto ogni tuo atto Ipazia sacra, bellezza della parola, astro incontaminato della sapiente cultura».Questa fu Ipazia, un astro di sapiente bellezza solitaria, nel tempo in cui i non aderenti al cristianesimo canonico, venivano perseguitati come eretici e assassinati per ordine dalla chiesa d’oriente e d’occidente.
    La filosofa alessandrina cadde in un agguato e fu crudelmente assassinata l’otto marzo del 415 d.C., dai monaci parabolari, sgherri assetati di sangue pagano, guidati da Cirillo, vescovo di Alessandria. Il suo corpo fu fatto a pezzi ed infine bruciato.
    Con lei finì per secoli, la libera ricerca, soprattutto quella medica, che veniva punita con la morte dagli editti teodosiani ancor oggi non disconosciuti dalla Chiesa cattolica. Dall’editto teodosiano 27 febbraio 380: «È infatti di per sé un crimine voler cassare le leggi imperiali, indagare quanto è illecito, tentar di conoscere quanto è nascosto, osare quanto è vietato, interrogarsi sulla fine del benessere di un altro …»
    Scrivono Petta e Colavito nel loro libro Ipazia, scienziata alessandrina: «Per i successivi 1200 anni la Chiesa di Roma manovrò principi, re ed imperatori per tenere a freno il suo più acerrimo nemico: il sapere, la conoscenza. Il 17 febbraio dell’anno 1600 la Chiesa di Roma fece bruciare vivo Giordano Bruno, il filosofo e scienziato che aveva studiato gli atomisti greci e che, attraverso le opere di Democrito, aveva capito l’essenza di quegli universi infiniti che Ipazia aveva intuito. Il 22 giugno 1633 la Chiesa di Roma fece abiurare Galileo Galilei, il quale aveva proseguito l’opera della Scuola Alessandrina e di Ipazia nella sperimentazione della scienza».
    Papa Pio XII nel 1944, per festeggiare i 1500 anni della morte di San Cirillo di Alessandria, promulgò l’enciclica Orientalis Ecclesiae, per “esaltare con somme lodi” e “tributare venerazione a San Cirillo”, a colui che aveva fatto massacrare ebrei, nestoriani, pagani e fatto bruciare la biblioteca di Alessandria d’Egitto; a colui che aveva fatto assassinare Ipazia, la madre della scienza moderna. 

    Immaginiamo una donna, medico, bella. Immaginiamola vestita di un camice bianca che mitiga, parzialmente, la sua identità femminile. Immaginiamo che abbia tra le mani semi di sapienza ricevuti da Ipazia, la scienziata alessandrina.


  • Ana Vázquez Hoys dice:

    Gracias.YA he contestado a su e-mail.Un saludo

  • Ana Vázquez Hoys dice:

    Muchas gracias, Giancarlo. Ciao.

  • Perdone mi castillano – No he escrito un articulo sobre su libro “Las golondrina de Tartessos” me, inspirado por su obra, he escrito un cuento que ha sido publicado sobre un periodico Web
    Le voy a mandar los tres link ( ha sido pubblicado en tres veces como se hacia una vez con los romanze de appendix)
    Me gustaria saber si le gusta, si es posible claro ( la foto de la terzera parte es tomada en Baleo Claudia – Bolonia)

    Parte 1
    http://www.dazebaonews.it/cultura/romanzo-dappendice/item/6169-las-golondrinas-de-tartessos%E2%80%9D-di-gian-carlo-zanon

    Parte 2
    http://www.dazebaonews.it/cultura/romanzo-dappendice/item/6432-%E2%80%9Clas-golondrinas-de-tartessos%E2%80%9D-di-gian-carlo-zanon

    Parte 3
    http://www.dazebaonews.it/cultura/romanzo-dappendice/item/6743-las-golondrinas-de-tartessos-di-gian-carlo-zanon

    Mucha grazias de todo

    Con admirazion Gian Carlo Zanon

  • Juli dice:

    Pues yo leí un libro donde hablan mucho sobre ella, está muy bueno. Si les gusta esta figura histórica, entonces creo que vale la pena que lo lean. Se llama Los misterios de la vida y la autora es una mexicana llamada Flora Rocha (aunque yo lo compré en linea, no se si lo vendan en las librerias). Además el libro trata otras historias igual de interesantes. Bueno, creo que les gustara, por lo que leí en sus comenbtarios.
    Saludos!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Anónimo dice:

    [...] saber més de la història d’Hypatia us recomano que feu un cop d’ull al blog d’Ana Vázquez AKPC_IDS += [...]



Dejar un comentario


2 − uno =