Etiqueta: tres reyes magos



2 ene 10

SSignificado de los presentes al Niño Jesús

http://www.fuencalientedelapalma.org/sitios/Fuencaliente/SiteCollectionImages/Navidad/654450_presents_1.jpg

¿Por qué los Magos regalaron al Niño Jesús oro, incienso y mirra? A lo largo de la historia del cristianismo, diversos teólogos han sostenido variadas hipótesis, algunas terrenas y otras trascendentes. El motivo que espontáneamente surge en primer lugar es el económico y se refiere concretamente al valor pecuniario de las ofrendas.

El oro tuvo siempre un precio alto. En la época de Jesús el incienso costaba apenas un poco menos que el oro, pero la mirra valía unas siete veces más que ambos (Vaughan, 1998). La ofrenda de los Magos, entonces, representaba un altísimo valor económico. Los elevados valores del incienso y de la mirra explican por qué el comercio de ambos artículos era tan lucrativo. Los países productores intentaban por todos los medios mantener su monopolio y procuraban descorazonar cualquier intento de ubicación de las plantaciones. Hacían circular rumores falsos sobre su localización y echaban a rodar diversas leyendas, como la que aseguraba que los árboles estaban protegidos por feroces serpientes voladoras (Albert, 1990: 96-97).

http://jmhernandez.files.wordpress.com/2009/01/002.jpg

Adoracion de los magos

Sin embargo, algunos historiadores bíblicos sostienen que el primer regalo no era oro sino una tercera especia y que el error proviene de una mala traducción del original en arameo (hoy perdido) del Evangelio de Mateo. Arguyen que la palabra zahab (oro) se menciona reiteradamente junto con el incienso y la mirra en documentos de la zona del Mar Rojo que tratan del tema de las especias aromáticas (Trexler, 1997: 13) y por lo tanto, zahab sería también el nombre de una especia. Pero lo cierto es que, aunque así fuera, las interpretaciones de los teólogos se basaron en los dones tradicionales del oro, el incienso y la mirra.

OTRO SIGNIFICADO

Los Padres de la Iglesia y los teólogos han señalado otros significados para los regalos al Niño Jesús. Algunas interpretaciones presentan un mayor alcance teológico y trascendental.

chestofgoldopeninghgclrqj8.gif

Cofre con oro

El oro, metal precioso propio de reyes, simbolizaba el tributo a la realeza de Jesús, a su calidad de rey.

http://www.elconfidencial.com/fotos/salud/2008082826incienso_300.jpg

Varillas de incienso

El incienso, de importante papel en los rituales religiosos y en las ofrendas a las deidades — tanto en las religiones idolátricas como en el judaísmo — era un tributo a la divinidad del Niño, el reconocimiento de que Jesús era Dios.

http://public.blu.livefilestore.com/y1pwIicyc4seGfp25gYRiAGYN5T70Mn2GGGVafKszme-lcQQJsOMulmZFwPwmfGu9_5t0oltY6LIdNyEcHBRFNB1Q

Mirra

La mirra, usada en los embalsamamientos, en la unción de los cadáveres y en los ritos funerarios, era emblema de muerte y sufrimiento y por lo tanto, prefiguraba la pasión y muerte de Cristo. Simbólicamente era un tributo a Jesús hombre, a su componente humano. Los Magos presentaron, entonces, oro para el rey, incienso para el Dios y mirra para el hombre.

A su vez, Jacobo de Voragine afirma que el oro simboliza el amor, el incienso la plegaria y la mirra la mortificación de la carne. Sostiene que los tres presentes significan tres atributos de Cristo, “su más preciosa divinidad, su más devota alma y su carne intacta e incorrupta.” (Voragine, 1995: 83)

Beda el Venerable y San Bernardo de Claraval (s. VIII y XII respectivamente) brindan una explicación más prosaica, aunque no por ello menos factible. Afirman que el oro tenía por fin aliviar a la Virgen María de la pobreza, que el incienso era para eliminar el mal olor del establo y que la mirra era para alejar a los gusanos, o sea, desparasitar al niño. (Voragine, 1995: 83)

-www.revistamirabilia.com/Numeros/Num2/magos.htm-

Filed under: ACTUALIDAD,Arte Antiguo,ARTÍCULOS,Costumbres,General,OPINIONES,RELIGIONES ANTIGUAS,Supersticiones-creencias

Trackback Uri






18 jun 09

Bartolomé Díaz (en portugués, Bartolomeu Dias; ) (¿Algarve?, Portugal; alrededor de 1450 – cerca del cabo de Buena Esperanza, Sudáfrica; 29 de mayo de 1500)

http://www.icarito.cl/showjpg/0,,1_148631555_165,00.jpg

http://www.icarito.cl/showjpg/0,,1_148631555_165,00.jpg

fue un navegante portugués y es conocido por ser el primer explorador europeo en llegar al extremo sur de África.(Wikipedia)

Archivo:Bartolomeu Dias Voyage.PNG

Viaje al sur de África

En 1486, el Rey Juan II de Portugal solicitó a Dias para que recorriera África por el sur y encontrar el país del mítico rey cristiano Preste Juan, del cual se tenían noticias muy recientes de Juan Alfonso de Aveiro y el rey deseaba entablar relaciones amistosas con dicho reino.

¿QUIEN ERA EL PRESTE JUAN?

Archivo:Prester John.jpg

El “Preste Juan” como Emperador de Etiopía, entronizado sobre un mapa del África oriental en un atlas para la reina María I de Inglaterra, (British Library, 1558)

El Preste Juan (también conocido como presbítero Juan) fue un personaje muy popular en la Europa de los siglos XII a XVII. Se dice que era un patriarca, de ahí su título de Preste (del francés prestre y éste del latín presbyter): Sacerdote, que preside la celebración de la misa o de otros actos litúrgicos); y rey cristiano que dirigía una nación cristiana aislada entre musulmanes y paganos en Oriente. Los anales escritos de este reinado consisten en colecciones de fantasía popular medieval.

http://xpforo.files.wordpress.com/2008/06/t6c0101n.jpg

http://xpforo.files.wordpress.com/2008/06/t6c0101n.jpg

Supuestamente descendía de los tres Reyes Magos, y era un mandatario generoso y un hombre virtuoso, que regía un territorio lleno de riquezas y extraños tesoros, donde se encontraba el Patriarcado de Santo Tomás. Su reino contenía maravillas como un espejo a través del cual podía ver todas sus provincias, de cuya fábula original derivó la “literatura especular” de la Baja Edad Media y el Renacimiento. En ella, los reinos de cada príncipe eran censados y sus deberes fijados.

La primera vez que se menciona a este personaje es en la crónica del obispo alemán Otto de Freising. Inicialmente, se creía que el reino del Preste Juan se hallaba en la India. Corría por entonces la creencia muy divulgada de que los cristianos nestorianos habían tenido éxito en evangelizar esas tierras, y estaban regidos por un sacerdote-rey llamado Juan. Probablemente los viajes de Tomás apóstol, documentados en obras como los Hechos de Tomás, sirvieron de germen para la leyenda. Tras la llegada de los mongoles al mundo occidental, se situó al rey en Asia Central. Eventualmente, exploradores portugueses se convencieron de que le habían encontrado en Etiopía. El emperador de Bizancio y el Papa habían recibido varios mensajes de esta figura misteriosa, en los que él mismo describía la grandeza y la riqueza de sus feudos.

El reino del Preste Juan fue objetivo de una búsqueda, que disparó la imaginación de generaciones de aventureros, pero permanecía fuera de su alcance. Representaba un símbolo de la universalidad de la Iglesia para los cristianos europeos, que trascendía la cultura y la geografía para abarcar a toda la humanidad, en tiempos en que la tensión étnica e interreligiosa convertían esa visión en un hecho muy improbable.

Según la tradición esotérica cristiana, los Reyes Magos que en el Evangelio aparecen como «magos de Oriente», procedían del reino del Preste Juan que vivía en un lugar de Asia, tierra a la que Parsifal llevó el santo Grial sacado de Monsalvat.

LA NAVEGACIÓN DE BARTOLOMÉ DÍAZ

partió de Lisboa a finales de julio o comienzos de agosto de 1487, con dos carabelas armadas de 50 toneladas y un barco de provisiones. Junto a este viaje lo acompañarían Pêro de Alenquer, quién relató el primer viaje de Vasco da Gama; João Infante, Álvaro Martins y João Grego. El barco de provisiones era comandado por el hermano de Bartolomé, Pêro Dias. Adicionalmente acompañaban dos hombres y cuatro mujeres de raza negra, que servirían de intérpretes a los nativos para explicar el objetivo de la expedición.

Navegó primero hacia la desembocadura del río Congo, descubierta en 1486 por Diogo Cão y Martin Behaim, de ahí recorrió la costa africana de Angola y Namibia y llegó a Walbisbaai (Walvis Bay). A finales de diciembre de 1487 llega a un lugar cerca de la desembocadura del río Orange y erige una columna de piedras y llama al lugar Angra dos Voltas. En Port Nolloth, al noroeste de la actual Sudáfrica, se alejó de la costa y fue arrastrado por una tormenta durante el mes de enero de 1488 por treinta días, pasando de largo por el cabo que actualmente se denomina Cabo de Buena Esperanza hacia el sur, sin llegar a verlo.

Al calmarse la tormenta se dirigió al este, pero al no ver tierra decidió ir hacia el norte y llegó a Mosselbaai (Mossel Bay) el 3 de febrero de 1488, que la llamó Bahia dos Vaqueiros (Bahía de los Vaqueros). Siguió recorriendo la costa hacia el este y llegó a Algoa Bay y después alcanzó el río Groot Visrivier (Río Fish), que lo llamó Río Infante por João Infante, comandante de la segunda carabela; en ese lugar ya se encontraba en la última escala para adentrarse al Océano Índico cuando los marineros que lo acompañaban se rebelaron y forzaron a Díaz a que regresara a Portugal, debido a la escasez de provisiones y las naves estaban bastante deterioradas por la tormenta.

En su viaje de retorno es cuando descubrió el cabo Agulhas, extremo meridional de África, y el cabo de Buena Esperanza, que lo llama Cabo das Tormentas (Cabo de las Tormentas) por ser el lugar donde ocurrió la tormenta. En diciembre de 1488, luego de hacer escalas en la costa occidental, entre ellas San Jorge de la Mina, (actualmente Elmina, ver mapa), llega a Lisboa tras 16 meses y 17 días de viaje y el rey João, en vista del éxito de la expedición rebautiza el nombre del cabo como Cabo da Boa Esperança (Cabo de Buena Esperanza), por ser el lugar donde se abre una ruta al este. Dias exploró alrededor de 2.030 km de costas africanas desconocidas hasta ese viaje.

Ocaso y muerte

Estatua de Bartolomé Díaz en Ciudad del Cabo.

Después de dicho viaje, su carrera como navegante fue en decadencia, debido a que el rey había tomado en consideración a otros navegantes portugueses para liderar una expedición a gran escala hacia las Indias, pasando por el sur de África hacia el este; al contrario de lo que hacían los españoles, que estaban buscándolo por el oeste.

Díaz participa como subordinado en el viaje de Vasco da Gama hacia la India en 1497; sin embargo, sólo lo acompaña como guía en la primera etapa del viaje hasta las islas de Cabo Verde; de Gama llegaría después a Calicut, en la India, recorriendo el extremo sur de África en 1498.

Nuevamente navega como subordinado en el viaje de Pedro Álvares Cabral, comandando una de las naves de la exploración. Participó en el descubrimiento del Brasil, recorriendo el extremo oriental del país en abril de 1500; el 29 de mayo, cuando la expedición llegaba a las costas del cabo de Buena Esperanza ocurrió una tormenta, y la nave que comandaba naufragó, pereciendo todos su hombres , incluyendo Díaz.

Su legado

El descubrimiento que realizó Bartolomeu días supuso el final del proyecto que había establecido el rey Enrique el Navegante en la década de 1410 de encontrar el extremo sur de África y buscar una ruta alternativa hacia las Indias; y así establecer una ruta marítima entre Europa y Asia, que era mucho más segura que atravesando el Mediterráneo y el Medio Oriente, cuyo paso estaba vedado por los otomanos en la segunda mitad del siglo XV.

El viaje  incrementó el comercio en África y Asia con Portugal, y sentó las bases para establecer el Imperio Portugués a comienzos del siglo XVI.
El poeta portugués Luís de Camões le dedicó póstumamente al navegante el canto V de su Os Lusíadas.

Filed under: ACTUALIDAD,ARTÍCULOS,General,Hombres de la Historia,PERSONAJES

Trackback Uri