Etiqueta: siria



9 abr 11

Gracias a los soñadores. Presentación de EL SOLNEGRO

IMG_2264-1-javier-yo-2-color

El dr.Javier Alonso presentando a la autora, Ana María Vázquez Hoys.

1 de abril de 2011, a las 8 de la tarde.

Aunque nuestros corazones estaban en otros sitios, otros lugares, otros afanes.

IMG_2270-1 (1)-publico-1

Parte del numeroso público asistente a La Casa del Libro, c/Hermosilla 21, Madrid, escuchando la presentación de EL SOL NEGRO.LA VENGANZA DE NEFERTITI.

Gracias a todos los asistentes:Familia, amigos, compañeros, alumnos, y sobre todo a los  soñadores del programa de EUROPAFM Levántate y Cárdenas ¡¡¡

¡¡¡¡¡¡AY COMO MOL ¡¡¡¡¡¡¡¡¡….

¡¡¡¡Ya estamos preparando la Segunda Edición¡¡¡¡

¡¡¡¡¡Gracias sobre todo a los soñadores, cuya foto no se deja subir ¡¡¡¡

Dedicado a Francisco Vázquez Hoys. Con todo mi cariño y recuerdo.

Tú estabas conmigo, hermano. Y Carmen, la princesa.

Tema de la novela:

0sol_negro_en_casa_del_libro

Tras la destrucción total de la Ciudad del Sol, construida en el Egipto Medio por el faraón Amenofis IV-Akhenaton, por motivos políticos, económicos y religiosos, el escultor real Tutmés revive aquellos dolorosos momentos, tratando de encontrar a la reina Nefertiti. Recuerda y revive en su imaginación los misteriosos asesinatos rituales que tuvieron lugar entre los miembros de la familia real egipcia, la vida de la corte y  sus personajes, con todas sus grandezas y miserias, sueños y temores.

Todos se entretejen, en una maravillosa historia de amor, con la vida cotidiana de prostitutas, proxenetas, mendigos, adivinos, mercaderes, sacerdotes y policías corruptos. Todos están al fin implicados en las redes internacionales del contrabando de drogas, esclavos, marfil, ámbar y oro, que llegan hasta el mismo faraón.

La aparente calma de la vida cotidiana en la Ciudad del Sol había sido brúscamente interrumpida por la actuación de un misterioso asesino que coleccionaba los ojos de sus víctimas, tratando con ello de conjurar una cruel maldición.

Muerte, dolor, intriga, drogas, sexo y amor se dieron cita en un enclave mágico egipcio, cuyos personajes, no sólo del mismo Egipto sino también de Creta, Hatti, Siria y Babilonia, suspendidos en el tiempo, superaron la muerte física para volverse a encontrar en la actualidad alrededor del personaje central: La bella reina Nefertiti y su busto sin un ojo, conservado en el Museo de Berlín.

La venganza de la reina es el motivo central que da título a la primera novela de la serie.

Su gran protagonista masculino es Nebsen de Tebas

El chico creció entre prostitutas y marineros borrachos, explotado por unas y otros hasta que su suerte cambió y prosperó, dedicándose a los negocios de contrabando de drogas, marfil, oro, ámbar , esclavos y sal, utilizando entre otros como compinches a la misma policía del faraón, alguno de cuyos oficiales trabajaban para él, hasta llegar a utilizar hasta al mismo faraón.

Estaba obsesionado con el faraón Akhenatón y su esposa la reina Nefertiti hasta tal punto que les espiaba dentro y fuera del palacio, vigilándoles hasta en sus momentos más íntimos, ya que necesitaba sus ojos. Esta fue una de las obsesiones de Nebsen: Coleccionar ojos humanos, por lo que no dudaba en asesinar a socios y amigos, quedándose con sus negocios y sus novias, a las que empleaba  en sus casas de prostitución

¿Cual fue el origen de esta extraña colección?. ¿Conseguiría obtener lo que ansiaba..uno de los ojos de la reina Nefertiti para romper la maldición de su familia?…¿Conseguiría el asesino  huir de Mahu, el experto policía de Akhetatón y matar también a Nefertiti?

¿Cuál fue la venganza de la reina?

Filed under: ACTUALIDAD,ARTÍCULOS,Exposiciones

Trackback Uri






19 nov 09

http://www.diomedes.com/hmarchivocuG.jpg

http://www.homsonline.com/images/Ebla/Ebla_Tablets.jpg

Estado en que se encontró labiblioteca del Palacio real de Ebla.Arriba:Reconstrucción

Miles de textos económicos, políticos, religiosos, jurídicos, tratados internacionales e informes militares se agolpaban unos sobre otros, tal y como habían caído desde sus estantes desplomados cuatro mil trescientos años atrás.


Las tablillas variaban de tamaño entre los cinco y los treinta y cinco centímetros. Muchas aparecían perfectamente conservadas, otras estaban rotas en cientos de fragmentos que debían ser cuidadosamente recogidos y ordenados para su posterior restauración y traducción

Tablilla usada por un aspirante a escriba para aprender a leer y a escribir

Se han encontrado ciento catorce tablillas con alfabetos arcaicos que relacionan diferentes lenguas mesopotámicas que utilizaban los caracteres cuneiformes como medio de expresión escrita. Uno de estos vocabularios contiene casi mil palabras traducidas, y existen dieciocho duplicados del mismo, realizados por alumnos de las escuelas de escribas como parte de su aprendizaje.

La edición de los textos comenzó en 1982 y en la actualidad existen diez volúmenes publicados que contienen varios cientos de textos completos y cerca de un millar de fragmentos. En la más pequeña de las dos, los documentos eran de carácter económico; en la más grande, el contenido era diverso: religioso, legal,  administracion,  histórico y lingüístico

Ebla
La ciudad de Ebla, hoy Tell Mardikh, fue descubierta en 1946 por el equipo de investigación del Profesor Paolo Matthie, de la Universidad de Roma, a cuyo cargo siguen hoy día los trabajos arqueológicos.
Se localiza a unos 55 km. de Alepo; abarca una extensión de unas 56 hectáreas, convirtiéndolo en uno de los mayores centros urbanos del III milenio antes de Cristo.


Localización del yacimiento

En la localidad siria de Tell-Mardikh, se encuentra el yacimiento arqueológico de la antigua ciudad de Ebla, donde realizaron las excavaciones equipos de la Universidad de Roma dirigidos por Paolo Matthiae. En 1968 una expedición de arqueólogos italianos encontró, bajo un montículo de unos 16 metros de altura y una superficie de 60 hectáreas, más de 15.000 tablillas, con escritura cuneiforme, en lengua eblaíta. Las tablillas pertenecían al palacio real del antiguo reino de Ebla, contemporáneo del imperio antiguo egipcio y de los sumerios y acadios en Mesopotamia, un reino que controlaba parte de las actuales Siria y Palestina.

GenSodomEbla1.png GenSodomEbla1 image by sirhemlock

Tablilla de Ebla

Los niveles arqueológicos de Eba – Tell Mardikh se pueden definir desde el protohistórico Mardikh I entre el 3500 y el 2900 a.C. hasta el romano tardío y bizantino, con Mardikh VII (hasta el siglo VII d.C.). Los niveles de mayor interés de Ebla son Mardikh II B 2, que cubre, según Paolo Matthiae el periodo de 2250-2000 a.C. y Mardikh II A, c. 2500 a.C. donde se han hallado la mayoría de las tablillas, con itinerarios, vocabularios, transacciones comerciales, y con menciones de la tierra de Canaán y de ciudades cananeas.

Así pues, este lugar estuvo habitado durante buena parte de la edad antigua. pero su importancia fue decisiva durante el tercer milenio a.C. En uno de los palacios datado en la Edad de Broce temprana, cuya destrucción se debe a Naram-Sin de Agadé, se descubrió el archivo de tablillas. El material arqueológico fue analizado y posteriormente descifrado por el profesor Giovanni Pettinato, de la Universidad de Roma, que fue quien llamó eblaíta a la lengua utilizada en las tablillas. Antes de este descubrimiento se ignoraba que al final de la Primera dinastía de Mesopotamia hubiera en Siria una civilización que utilizara la escritura.

La historia apasionante de Ebla

Hacia el 2500 A.C, Ebla era un Estado que comprendía parte de la actual Siria y el sudeste de Turquía. Este reino, era seguramente el mayor centro cultural y comercial de la época. La población de Ebla fue una civilización que estableció archivos estatales, construyó bibliotecas y registró contratos comerciales de forma escrita, rivalizado con las ciudades de la baja Mesopotamia. La ciudad ejercía su control político sobre una extensa área, y que tenía tratos comerciales con lugares muy apartados, incluyendo Ur cerca del golfo Pérsico, Asdod y Laquis en el sur de Palestina, Ákaba sobre el mar Rojo, Kanish en Asia Menor, y Nínive y Assur. El poderío político que llegó a alcanzar se evidencia del texto de un tratado en el que se establecen las condiciones de intercambio comercial y protección de los súbditos en las zonas controladas por Ebla sobre Assur, en el que el rey de Ebla es el poder dominante.

http://www.madimalib.com/images/Ebla_olvi.gif

Ebla, una ciudad olvidada. Arqueología e historia

PETTINATO, Giovanni

La ciudad poseía una estructura urbana ideada como centro de intercambio de mercancías. La estructura se definía a través de cuatro largas calzadas y una acrópolis, donde residían los funcionarios de la administración y la clase dominante. Allí se trataban los intercambios, junto al gran Palacio Real. Las caravanas llegaban de todas partes, para enriquecer los ecursos de esta gran urbe del centro de Siria.

Era claro que este emporio económico no sería ignorado por los grandes centros de poder de Mesopotamia. Enseguida encontramos rivalidades con la gran Mari – Tell Hariri, en el Éufrates medio, y con la mismísima Akad (Agadé) de los históricos Sargón y Naram-Sin. Akad, había situado a Ebla entre sus objetivos de imperio universal. El rey Sargón I conquistador de Sumeria facasó, según podemos comprobar en las tablillas, en su intento de dominar a Ebla. Pero su vasallo el rey Iblul II de Mari atacó la ciudad siendo rechazado por el general ablaíta Enna-Dagan, quien respondió con un duro contraataque que redujo a la ciudad de Mari al vasallaje.


Mapa obtenido de Mediateca


Los frustrados intentos de Sargón fueron continuados por su sucesor al trono, Naram-Sin, quien provocó una campaña económica contra la ciudad siria, obligando a las ciudades cercanas a un boicot sobre las mercancas que daban vida a Ebla. Arruinada y exhausta, Ebla fue conquistada e incendiada por Naram-Sin hacia el año 2250 a.C. El Palacio Real, las riquezas, las casas, templos y palacios de Ebla desaparecieron ante los soldados akadios. Pero el fuego y la destrucción, como en Pompeya, no supusieron el final de la ciudad, sino un espectacular proceso de conservación, al quedar sepultados bajo los escombros miles de tablillas de arcilla esperando a ser descubiertas cuatro mil años más tarde.

Las tablillas se hallaban cuidadosamente almacenadas en estanterías. Estaban apiladas de canto en los estantes de una sala de archivo. La destrucción dañó las estanterías y rompió centenares de tablillas, pero al mismo tiempo endureció la mayoría mejorando su conservación. En la datación de la civilización de Ebla tiene mucha importancia la tapa de una vasija de alabastro encontrada en el palacio. Contenía un rollo del faraón egipcio Pepi I, cuyo reinado duró, según estimaciones, desde el 2289 hasta el 2255 a.C. coincidiendo aproximadamente con los reyes Sargón (2334-2279 a.C.) y Naram-Sin (2254-2218 a.C.) de Agadé en Mesopotamia.

El furioso ataque de Naram-Sin no significó el final para la ciudad. Mermada en su explendor, Ebla continuó siendo un lugar estratégico, en las rutas comerciales de Oriente Medio, durante los sigos posteriores. En el Tercer Milenio los amorritas reconstruyeron la ciudad, la amurallaron y reforzaron con un enorme terraplén de de veinte metros de altura y cincuenta metros de espesor en su base. Las puertas se reforzaron con sillares de basalto y la ciudad recobró parte de su pujanza comercial durante otros siete siglos, que culminan con una última destrucción, que coincide con la expasión de los indoeuropeos (hurritas o hititas) por Siria a mediados del Segundo Milenio antes de nuestra Era. Seguramente Ebla fue saqueada hacia el 1600 a.C quizá por el rey hitita Mursilis I, que luego se apoderó de Babilonia. Las ciudades sirio fenicias de Ugarit, Aleppo y Biblos crecían y prosperaban ante la ruina de la antigua Ebla, no hubo tercera oportunidad.

Los registros egipcios del faraón Tutmosis III en Karnak citan a Ebla como una enorme ciudad en ruinas. Asirios y persas dominaron la pequeña comunidad establecida entre esas ruinas, reconstruyendo parcialmente algunos edificios. Pero a partir de entonces la ciudad decayó definitivamente. Los centros económicos se desplazaron hacia Palmyra y Petra, desde donde nabateos, romanos y bizantinos controlaron el comercio de las caravanas.

Hacia el siglo V llegaron a las ruinas comunidades de monjes seguidores de la regla de San Simeón y unos siglos más tarde los cruzados, pero ya nadie reconstruyó ni edificios ni muros. En 1098, la ciudad se convierte en base cruzada para la posterior conquista de Maarret el-Numan. Cuando el profesor italiano Paolo Matthiae llegó a este lugar en 1963 solo pudo observar un enorme montículo donde el desierto habia depositado toneladas de arena. El tesoro estaba preparado para ofrecernos todo su explendor.

Contenido de las tablillas
Tablilla de facturación de una remesa de pan a nombre de una princesa del reino de Ebla.

Tablilla de contribuciones usada como moneda de pago.

Lengua

Las piezas no son de tamaño uniforme, sus dimensiones varían desde 5 hasta 30 cm. La escritura es cuneiforme sumerio pero el idioma de la mayoría era el eblaíta local. Al principio se pensó que el eblaíta sería un dialecto antiguo del hebreo, pero se ha demostrado que tiene más parentesco con el acadio. Más de las tres cuartas partes de los textos se referían a la administración y el resto pertenecía al campo tradicional de aprendizaje de los escribas e incluía léxicos, así como unos veinte textos literarios escritos en sumerio y eblaíta que podrían considerarse como un “diccionario” eblaíta-sumerio. Esta lengua eblaita, en la opinión de los especialistas romanos debe ser calificada como una lengua “culta” en el contexto de la civilización siria de la época.

Reyes y Estado

Los textos registran los reinados de tres soberanos de Ebla que tomaron el título de malikum y tuvieron lugales a su servicio. Los reyes eran: Ar-Ennum, Ibrium e Ibbi-Zikir, que probablemente pertenecían al final del Dinástico temprano mesopotámico. Es posible que el reinado de Ibbi-Zikir fuera contemporáneo al de Sargón de Agadé, que pretendío haber dominado Ebla, o de su nieto Naram-Sin, que fue el destructor Ebla.

No se sabe bien hasta dónde llegaba el reino eblaíta: puede haber llegado hasta Damasco por el Sur y seguramente tenía relaciones estrechas con Mari, por el Este.

Religión

Entre los dioses citados en los textos figuraban algunos sumero-acadios, pero muchos de ellos, como Baal, Lim, Rasap y El, fueron conocidos en Occidente en épocas posteriores. Estudios más recientes citan a Dabir como dios principal de la ciudad, acompañado de Dagón, Sipish, Hadad, Balatu y Astarté. Los cultos se oficiaban en la antigua lengua sumeria, que como el latín en Occidente, era respetada como lengua litúrgica en gran parte de Oriente Medio.

Comercio

La mayoría de los textos de Ebla trataban de tejidos, especialmente de lana (el rey poseía 80.000 ovejas) y lino. Citaban cultivos de cebada, aceitunas y uva. Otro texto se refería a lo rica que había sido Ebla, afirmando que Ibbi-zikir recibía todos los años el equivalente de 5 kg. de oro y 500 kg. de plata.




Royal Goddesses/Queens of Ebla

From Archaeology Magazine online

From the trenches
Royal Goddesses of a Bronze Age State
Volume 61 Number 1, January/February 2008
by Marco Merola

It’s been more than 30 years since Italian archaeologists found a vast archive of 17,000 cuneiform tablets at the Bronze Age site of Ebla in northern Syria. But the ancient city is still surprising those who work there. Last year archaeologist Paolo Matthiae’s team discovered two almost perfectly preserved figurines that confirm textual evidence for a royal cult of the dead focused on the city’s queens. They also found an unusual tablet that allowed scholars to reconstruct the political climate that led to Ebla’s destruction in 2300 B.C., when it was sacked by Sargon of Akkad.

El profesor Matthiae limpiando el suelo de mosaico del palacio real de Ebla

“We made the finds in two peripheral rooms of the great Royal Palace, where we discovered the cuneiform archive in the 1970s,” explains Matthiae. “They were part of the zone behind the Court of the Audience Hall, a sort of storage area which must have held the treasures of the king of Ebla.”

Initially the team avoided the rooms, assuming they had been emptied when Sargon ransacked the city. “But we were wrong!” says Matthiae. “Evidently the two statues were crushed into the ground and miraculously escaped the pillage.”

Both figurines are intricate representations of women, which are rare in Near Eastern Bronze Age art. One, made of steatite and wood, is depicted with her arms arranged in a gesture indicating prayer. The second figurine holds a goblet and wears an ornate gold dress. Both seem to have been used in a ritual mentioned in a tablet from Ebla that describes how the city’s dead queens became female deities who were then worshiped privately by their successors. Matthiae suspects the steatite figure depicts a living queen who would have prayed to the gold-covered figurine, itself a representation of a dead queen who had become a goddess.

© 2008 by the Archaeological Institute of America www.archaeology.org/0801/trenches/goddesses.html

Ebla y el Antiguo Testamento

Uno de los principales objetos de estudio, que llaman enormemente la atención de arqueólogos

e historiadores, es el registro de tablillas que recogen literatura y leyendas mesopotámicas

paralelas a los relatos bíblicos. En efecto hay referencias a hechos del antiguo Testamento

que incluyen un relato del Diluvio Universal y otro sobre la Creación del mundo similares

a los relatos del Génesis. Los arqueólogos han encontrado nombres cuya similitud con

nombre hebreos es sorprendente por la antigüedad del registro, por ejemplo: Ab-ra-mu y Da-iu-dum,

que son similares a los bíblicos Abraham y David. Otros como Eb-ruum y Urusalima, en opinión del

profesor Pettinato, podrían constituir el origen de los nombres, hebreo y Jerusalem. Confirmando

la aparición de la mención a Jerusalem mil años antes de las citas hasta hoy conocidas. (

Se puede completar la información en la página Mardikh)

Otro importante hallazgo del palacio fue un fragmento de piedra caliza, con incrustaciones,

con hileras de águilas con cabeza de león entre toros con cabeza humana, que alternaban

con hileras de soldados que transportaban armas, conducían prisioneros, los mataban o

llevaban a cuestas las cabezas de los muertos. Estas escenas eran características del

mundo sumerio y se prolongaron en el Asirio tardío. Se han recuperado más de 20 kg. de

lapislázuli del palacio, lo que demuestra una vez más el alcance del comercio en esa época.

http://www.fjavier.com/ebla/Ebla.htm

El profesor Pettinato observando una de las tablillas de Ebla

  • http://2.bp.blogspot.com/_DpV5wMLyke4/R1MeaS3fvZI/AAAAAAAAAbQ/T-TTQMobSRQ/s1600-R/EBLA+y+ELAM.png
http://spazioinwind.libero.it/popoli_antichi/altro/ebla1.jpg

Ampliar imagen

http://www.cometosyria.com/images/syriamap/north/ebla-1.jpg

Ebla (árabe: عبيل، إيبلا) fue una antigua ciudad localizada en el norte de Siria, a unos 55 km al sureste de Alepo. Fue una importante ciudad-estado en dos periodos, primero en el 3000 a. C. y luego entre el 1800 a. C. y el 1650 a. C.

El sitio es conocido hoy como Tell Mardikh, y es sobre todo famoso por los archivos con más de 20.000 tablillas cuneiformes, datadas alrededor de 2250 a. C., en sumerio y en eblaíta; un desconocido idioma anterior al idioma semita similar al acadio.

Ebla. Una nueva historia, una nueva cultura

Federico Lara Peinado
Alderabán
2000
250 páginas
ISBN: 8488676875

PVP: 13,20 € (2.196 pts.)

Las ruinas de la antigua ciudad de Ebla (hoy Tell Mardikh), situada en el corazón de Siria, constituyen el mayor núcleo urbano, fuera de los valles aluviales del Nilo, del Eúfrates y del Tigris. Su localización y excavación comenzó en los años 60 del siglo XX por el arqueólogo italiano Paolo Matthiae. La piqueta ha ido descubriendo uno de los capítulos más impresionantes de la Historia Antigua. Ebla fue pionera por el modelo político de su monarquía, en manos de reinas que elegían a la persona que iba a ser rey; por su especial manera de entender el fisco, al cual tributaban todos, desde el rey hasta el último campesino; por su avanzado sistema comercial, y en el campo de la cultura, por haber sabido confeccionar los primeros diccionario y vocabularios de la historia.

Textos para un Hist. POL. De Siria-palestina/ Texts for a … – Resultado de la Búsqueda de libros de Google

de Juan Oliva – 2008 – History – 528 páginas
Prueba del arraigo de la institución monárquica en esta importante ciudad-Estado es sin duda el así denominado «Ritual para la sucesión al trono de Ebla»,
books.google.es/books?isbn=8446019493 -

http://farm3.static.flickr.com/2393/2260712481_35d74e894b_o.jpg

Ebla, Lion statue, 3rd Mill. BC

[PDF]

01 Cap. 1-2.pdf

Formato de archivo: PDF/Adobe Acrobat
Para la función de la maliktum de Ebla y otras ciudades cf. Mander. 1988. 52Los datos sobre Emar en los archivos de Ebla han sido compilados y discutidos
www.tesisenxarxa.net/TESIS_UB/AVAILABLE/…//01.CVP_CAP1_2.pdf –
de P optar al título de Doctoren – Artículos relacionadosLas 12 versiones

http://www.homsonline.com/images/Ebla/Ebla_Excavation2.jpg

Ebla,Palacio real

·  Elements for a Chronological Division of the Administrative …

- [ Traducir esta página ]

identification of Tabur-Damu with the new maliktum of Ebla is correct, it is certain that the tablets mentioned above are contemporaneous
www.jstor.org/stable/3515903 –

http://www.homsonline.com/images/Ebla/Ebla_Tablet1.jpg

Tablilla de Ebla

http://www.homsonline.com/images/Ebla/Ebla_Tablet1.jpg

Eblaitica: essays on the Ebla archives and Eblaite language – Resultado de la Búsqueda de libros de Google

de Cyrus Herzl Gordon, Gary Rendsburg, Nathan H … – 1987 – History – 145 páginas
As ‘queen’ at Ebla is maliktum, these names appear to follow an East Semitic tradition. With Mu-zi, compare OB Mari Mu-zi-ya. Overall, the names of
de MG Biga – 1990

Diosa Ishtar,Ebla.

Bibliografía

Dahood M.: «Ebla, Ugarit and the Bible» en The Archives of Ebla (Doubleday Garden City, N. Y., 1981)
Freedman D. N.: «The Real Story of the Ebla Tablets», Biblical Archaeologist, vol. 41, dic 1978, PP 143-164.
Matthiae, P.: Ebla: an Empire Rediscovered (Doubleday, Garden City, N Y, 1980)
Merrill, E. H.: «Ebla and Biblical Historical Inerrancy», Bibliotheca Sacra (vol. 140, nº 560, oct.-dic. 1983, pp. 302-321);
Pettinato, G.: The Archives of Ebla (Doubleday, Garden City, N.Y. 1981);
Wilson, C.: Ebla Tablets-Secrets of a Forgotten City (Master Books, San Diego, 1977).

http://www.specialtyinterests.net/map_northern_syria2.JPG




Filed under: Arqueologia,ARTÍCULOS,General,H. Próximo Oriente,HISTORIA ANTIGUA

Trackback Uri






15 nov 09

El Creciente Fértil es una región histórica que se corresponde con parte de los territorios del Antiguo Egipto, el Levante mediterráneo y Mesopotamia. Se considera que fue el lugar donde se originó la revolución neolítica en Occidente.

El término fue acuñado por el arqueólogo James Henry Breasted (Universidad de Chicago) por la forma de Luna creciente del área geográfica referida. Por similitud histórica, también suele denominarse así a otros territorios donde surgió la agricultura y la ganadería: las altiplanicies mexicanas (cultura del maíz) o ciertas regiones de China (cultura del arroz) o del África subsahariana (cultura del sorgo).

http://www.libreria-mundoarabe.com/Boletines/n%BA40%20Jul.06/creciente-fertil.jpg

Lo bañan los ríos Nilo, Jordán, Tigris y Éufrates y ocuparía unos quinientos mil kilómetros cuadrados. La región comprendería desde el valle del Nilo y la orilla oriental del Mediterráneo hasta el norte del Desierto de Siria, y desde el norte de Arabia, toda Mesopotamia hasta el Golfo Pérsico. Áreas que pertenecen a los actuales territorios de Egipto, Israel, Cisjordania, la Franja de Gaza, y Líbano; amén de partes del río Jordán, Siria, Iraq, el sudeste de Turquía y el sudoeste de Irán. Se estima que su población en la Antigüedad rondaría los 40 ó 50 millones de personas. En la actualidad, es una zona de gran inestabilidad política y tensiones estatales.

En el Creciente fértil se encuentran muchos restos de importante actividad humana de antiguas épocas. Han aparecido esqueletos de primitivos humanos modernos y premodernos (p. ej. en la Cueva de Kebara en Israel), y restos de culturas cazadoras-recolectoras nómadas del Pleistoceno, y semisedentarias del Epipaleolítico (natufienses); pero la zona se vincula principalmente a los orígenes de la agricultura y la ganadería.

creciente-fertil.jpg (30880 bytes)
El creciente fértil, la zona en la que, al final de la última glaciación, hace diez mil años, se inició la revolución neolítica.

La zona occidental de los alrededores del río Jordán y al norte del Éufrates (donde se incluyen lugares como Jericó) dio lugar a la primera cultura Neolítica, datada en torno al 9000 a. C. Esta región, junto con una Mesopotamia definida al este del Creciente, entre los ríos Tigris y Éufrates, aglomeró una compleja realidad de culturas a partir de la Edad de Bronce, por lo que la zona ha recibido el nombre de Cuna de la Civilización.

Archivo:Mapa del Creciente Fértil.png

Desde la Edad de Bronce, la zona de cultivo ha ido ampliándose gracias al regadío, del que aún depende una producción agrícola que se halla en condiciones de calor y salinidad edáfica. La aparición de la agricultura parece deberse no sólo a la irrigación de estos ríos, sino también a la facilidad climática para favorecer el crecimiento de plantas anuales y de semillas comestibles, con una mayor productividad a lo largo de las estaciones que las plantas perennes. En el Creciente se encuentran los antepasados de las plantas neolíticas más importantes (p. ej. del farro, el trigo escaña, la cebada, el lino, el garbanzo, el guisante, la lenteja o el yero) y las cinco especies de animales domesticados más importantes: la vaca, la cabra, la oveja, el cerdo y el caballo.

http://www.interarteonline.com/Barcala/Altas/Vaca_pensante.jpghttp://www.josepmariapou.com/media/comu/lacabra/cabra_detall_gran.jpghttp://kalimochoweb.iespana.es/imagenes/oveja.jpghttp://trastete.tublog.es/gallery/7599/7599-8645.jpghttp://2.bp.blogspot.com/_cJminV6iNXE/SPIuIqSDikI/AAAAAAAAFIg/DcXOUeB0a1Y/s400/caballo_arbol_01.jpg[caballo_arbol_02.jpg]-

Creciente Fértil como unión administrativa del siglo XX

El concepto de Creciente Fértil fue retomado en 1943 por el Primer Ministro iraquí, Nuri-al-Said, para intentar formalizar una unión administrativa entre cinco países o territorios (en realidad todos bajo régimen de protectorado): Transjordania, Iraq, Líbano, Palestina (las cuatro bajo protectorado británico) y Siria (bajo protectorado francés hasta 1946). El proyecto contó con el respaldo británico (que, inmerso en la Segunda Guerra Mundial, buscaba una salida airosa y rápida de Oriente Medio), pero tuvo el rechazo de Arabia y de Egipto, que veían peligrar su hegemonía en la zona, tanto por la posesión de hidrocarburos, como porque el nuevo estado comunicaría directamente el Golfo Pérsico con el Mediterráneo, haciendo innecesario el Canal de Suez en caso de construirse oleoductos por su territorio.

La autoproclamación del Estado de Israel, en 1948, acaba definitivamente con el proyecto, aunque el término se sigue empleando con cierta frecuencia.

Filed under: Arqueologia,ARTÍCULOS,General,H. Egipto,H. Próximo Oriente,HISTORIA ANTIGUA

Trackback Uri