Etiqueta: oraculo delfos



23 abr 10

OLIMPIA DE ÉPIRO (375- 315 a.C.),ESPOSA Y MADRE DE DIOSES.

Apenas se sabe nada de la verdadera personalidad de la madre de Alejandro Magno, la reina Olimpia de Epiro, el país balcánico que la vio nacer . El último estudio  en español que conocemos apenas la considera[1]. La biografía que el escritor Sátiro de Callatis había consagrado a Filipo II de Macedonia y a sus siete esposas, un siglo después de su muerte, se ha perdido, por lo que las noticias que se conservan de los protagonistas de esta historia son muy parciales.

LA REGIÓN DE GRECIA DONDE NACIÓ OLIMPIA

Epiro (del griego Ήπειρος Epeiros, palabra cuyo significado es ‘continente’) era en la antigüedad una región poblada por diversas tribus griegas. Sus límites eran: Al norte con Iliria y Macedonia, al sur con el golfo de Ambracia y Etolia, al este con Tesalia y al oeste con el mar Jónico, el sector central y septentrional de Epiro durante la antigüedad clásica constituía la región llamada Molosia. El sistema montañoso llamado Pindo separa esta región de Tesalia.

Archivo:Pindus Mountains 02 bgiu.jpg

La cordillera del Pindo

Fue, y sigue siendo , una región agrícola en que se cultiva sobre todo trigo y otros cereales, verduras, frutas, olivos y tabaco.

Toda la región mantuvo frecuentes guerras con su vecina Macedonia, excepto en el período de tiempo en que los reyes Molosia firmaron lazos de amistad con Filipo II de Macedonia que se casó con la princesa Olimpia de Epiro hija de Neoptólemo, y futura madre de Alejandro Magno. Su máximo esplendor lo tuvo a finales del siglo IV a. C. y principios del siglo V a. C. con el rey Pirro. Su principal ciudad era Dodona famosa por su oráculo y ubicada en el reino subordinado de Molosia.

Durante el reinado de Alejandro de Epiro, la residencia real fue establecida en la ciudad de Butrinto. En el año 146 a. C. pasó a formar parte del Imperio romano. En el siglo IV pasó a ser parte del dominio bizantino de Constantinopla. En el siglo XIV constituía un reino medieval que llegó a ser vasallo de Albania; en el año 1430, la región se hallaba bajo el poder del Imperio otomano.

Después de la guerra de los Balcanes (1912–1913) pasó a ser parte de la actual Grecia. Desde 1944, la zona norte de Epiro fue incorporada a Albania (Epiro Septentrional).

EL ORÁCULO DE DODONA

El Oráculo de Dodona (en griego Δωδώνη, Dôdốnê) fue el más célebre de la Antigüedad, después del Oráculo de Delfos. Dodona es un lugar que se encuentra a 80 km al este de la isla de Corfú, en la región de Epiro, al pie del monte Tomaros, en los montes Pindo, cerca de la actual (año 2004) frontera de Grecia y Albania, en una zona montañosa que dominaron y controlaron los molosos en el siglo V a. C. Los molosos eran los habitantes de la antigua ciudad de Molosia, en Epiro.

Este santuario estaba dedicado al dios Zeus y a la Diosa Madre, venerada bajo el nombre de Dione, y fue el más frecuentado desde tiempos muy antiguos. Su situación era privilegiada, cerca del río Aqueloo, el más caudaloso de Grecia, navegable durante algunos km. Se sabe que el lugar tenía ya una gran actividad en los tiempos de la Edad de Bronce, pero después no se conoce una continuidad en el culto.

Archivo:Dodona location.svg

Principales Santuarios del  mundo heleno

Épiro está situado, como se ha dicho, en la falda del monte Tomaros, al sur del lago Pambotis, a 22 km al sur de Ioannina.

Archivo:Dodona sanctuary.jpg

Santuario de Dodona, Épiro,Grecia

El de Dodona es el más antiguo de los oráculos griegos, anterior a Heródoto; posiblemente se remonta al segundo milenio a. C., y es uno de los más célebres junto a los de Delfos . Los sacerdotes y las sacerdotisas del bosque sagrado interpretaban la caída de las hojas del roble en el viento. Tras la aparición de las Poleis griegas,  padeció el auge del oráculo de Delfos en la época clásica, pero continuó activo hasta la época   romana.

NEOPTÓLEMO  I DE ÉPIRO

Neoptólemo I de Epiro (en griego: Νεοπτόλεμος Α’ Ηπείρου ) Rey de Epiro, fue hijo de Alcetas I de Epiro, y padre de Alejandro de Epiro y Olimpia, la madre de Alejandro Magno. A la muerte de Alcetas, Neoptólemo y su hermano Arribas de Epiro, accedieron a dividir el reino, y continuaron gobernando sus porciones respectivas sin interrupción de la armonía entre ellos, hasta la muerte de Neoptólemo, el cual de acuerdo a Droysen, puede ser situada alrededor de 360 AC.



LA PRINCESA DE ÉPIRO

http://vidasdefuego.com/imagenes/biografias/alejandro-magno/olimpia-de-epiro.jpg

Esta puede ser la única imagen de Olimpia de Épiro que se conserva

En general, los escasos fragmentos históricos que han llegado a nuestros días son bastante contrarios a esta mujer. La leyenda de Olimpia, tal vez difundida por sus numerosos enemigos, sobre todo Casandro, tiñe su personalidad de  obscuros matices, tachándola sobre todo de violenta y neurótica, presentándola como dominada por supersticiones y brujerías.

http://www.egiptoantiguo.org/foro/attc_foro/filipo_ii_vs_olimpia_de_epiro_175.jpg

Filipo II de Macedonia y su esposa, Olimpia de Épiro

En realidad, estas voces contrarias solo son las  voces de la envidia  y  el desconocimiento del personaje histórico y su entorno y sus circunstancias o, tal vez, como sucede a menudo en la historia de los personajes femeninos del mundo antiguo,  porque lo que en un hombre se consideran virtudes, como la capacidad de lucha contra sus enemigos, sus dotes políticas y el enfrentarse a poderosos enemigos y vencerlos, se consideran en las mujeres tradicionalmente como factores negativos de su personalidad, achacándolo generalmente al manejo de “malas artes”, como si el  hecho de sobrevivir en un mundo hostil, utilizando las mismas armas que los enemigos masculinos  fuera en las mujeres  un demérito, fruto, no de la preparación, el arrojo , la valentía o la capacidad política, sino fruto de las “artes de la brujería”.

Archivo:Olympias.jpg

Olimpia, madre de Alejandro Magno, fue la ÚNICA responsable de que su hijo PUDIERA LLEGAR A CONSEGUIR EL TRONO DE MACEDONIA. Así pues, ni bruja ni manipuladora. Simplemente, una buena política, que supo jugar sus cartas y las de su hijo. Que aprovechó las circunstancias y sufrió sus consecuencias. Logró que su único hijo fuera rey. Y que , de ser Alejandro, , lograra ser Alejandro el Grande.

http://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/images2/alejan7camafeomama.gif

LA OPINIÓN NEGATIVA SOBRE OLIMPIA

Tal sucede, por ejemplo, con la opinión peyorativa que se emite al relatar la participación de la reina en los ritos de Sabazio, el dios mistérico tracio de la fertilidad y la vida eterna, asimilado con Dioniso-Baco.

En estos ritos, las bacantes, blandiendo serpientes, el animal  ritual del dios Sabazio, participaban en ceremonias campestres que comprendían, entre otras cosas, la muerte del dios y su despedazamiento, siendo comido por las bacantes, en un rito que se asemeja mucho  a la “comunión” cristiana, sin ir más lejos, siendo todo recuerdo, posiblemente, de un ancestral rito antropofágico que ya había perdido sus características primitivas en época histórica.

http://www.corsodireligione.it/digiland/Sanctuary%20of%20the%20Great%20Gods%20on%20Samothrace.jpg

Santuario de los dioses de Samotracia, en cuyos ritos,Olimpia conoció a Filipo de Macedonia.

Lo que si es cierto es que Olimpia fue una de las primeras  grandes princesas y reinas macedonias y helenísticas que tuvieron influencia en la vida política de sus países, como subraya  Grace Macurdy[2], para quien la primera mujer macedonia que interviene en lides políticas fue Eurídice I, madre de Filipo II de Macedonia, inaugurando un papel nada despreciable en política que más tarde seguirían otras reinas orientales hasta Cleopatra VII.

Archivo:GreeceEpirus.png

Situación de Épiro( resaltado) en el mapa de Grecia.

2.LAS PRIMERAS NOTICIAS: DE POLÍXENA A MYRTALE

Dichas noticias sobre Olimpia nos relatan que la princesa, cuyo nombre de soltera fue Políxena( [3]), en honor de la joven hija de Príamo, sacrificada en la tumba de Aquiles, nació hacia el año 375 a.C. y  era hija del rey de Molosia, Neoptolemo.

Huérfana de padre y madre, vivió hasta su matrimonio en Epiro, bajo la tutela de su tío  Arribas, rey de Molosia.

http://cache.virtualtourist.com/3573404-Samothraki_or_Samothrace_Island-Samothraki_Island.jpg

La isla de Samotracia vista desde el mar.

El matrimonio con Filipo de Macedonia, dispuesto por su tío, la convertía en prenda de amistad con la vecina Macedonia y también en rehén que garantizase las buenas relaciones entre los dos países vecinos, al tiempo que aseguraba a Macedonia la salida al mar por su parte occidental.

http://www.esotericquest.org/greece/images/history.jpg

Ruinas del templo a los Grandes dioses de Samotracia.

Vergina – Aigai

Royal Tombs

3.LA REINA OLIMPIADE-ESTRATÓNICE

Convertida a los 19 años en la reina del más poderoso país balcánico, como primera esposa( en rango, que no en orden) de Filipo II, con el nombre de Myrtale, lo cambió por el de Olímpíade en memoria de la victoria que alcanzaron los caballos de Filipo II en Olimpia justo el día del nacimiento de Alejandro( y aún adoptaría otro nombre: el de  Estratonice, en honor de la victoria obtenida en defensa de su nieto Alejandro IV( el hijo de Roxana), frente a su rival Eurídice, aliada con los sucesores de Casandro) .

Así pues, Olimpia-Polixena-Miytale- Estratonice, quiso y pudo hacer valer sus derechos  dinásticos  y los de su hijo tanto sobre Epiro como sobre Macedonia, derecho que en muchos momentos fueron cuestionados, ya que incluso en la corte macedonia se consideraba a Alejandro un bastardo.

4.LOS HIJOS DE FILIPO Y OLIMPIA

Y dió a Filipo dos hijos: Alejandro, nacido en el año 356 y Cleopatra, nacida en el año 353, que se sumaron, con Alejandro de Epiro, hermano de la propia Olimpia, trece años más joven que ésta y más tarde rey de los molosos, a los otros niños de la corte macedonia, los citados Karano( que solo aparece en Justino XI, 2, 3) y Arrideo, hijos de Filipo y otras mujeres  y el joven Amintas, sobrino de Filipo, hijo de su hermano Pérdicas III y para muchos el verdadero heredero de la corona macedonia, hasta el nacimiento de Europe, un cuarto hijo( o hija), nacido de su última esposa, la joven macedonia Cleopatra, sobrina de Atalo. Este último hijo de Filipo, que tendría poco más de un año al morir el rey, sería el presunto/a  futuro/a heredero/a  legítima frente al ilegítimo Alejandro Magno, aunque no sobrevivió mucho a su padre, ya que fue hecho asesinar, junto a su madre, por la misma Olimpia, a la muerte de Filipo.

5.LA ACTUACIÓN POLÍTICA DE OLIMPIA

La lógica ambición política de esta mujer en favor de su hijo, en un mundo de hombres que deseaban la corona para sí mismos, ha hecho que fuese denigrada. Creemos, sin embargo, que  su actuación histórica fue fruto de una lógica eixtente en su momento en Macedonia y en Oriente y fue más oriental que propiamente griega y, por tanto, incomprendida para los historiadores y, sobre todo, caldo de cultivo para su imagen peyorativa.

En época de Olimpiade, efectivamente, y en su entorno,  el que ejercía el poder, hombre o mujer, no debía ni podía excluir la posibilidad del asesinato político, fruto de la política  del “matar o ser muerto” que propiciaba la monarquía electiva, aunque fuese  esta elección realizada entre los miembros de una rama familiar. Por tanto, Olimpiade u Olimpia, no fue una asesina sin más, sino que hizo lo mismo que los otros reyes de su época. Como sucedía en la corte persa, en los harenes persas y asirios o, más modernamente, en los harenes turcos o en las monarquías visigodas. En todas ellas y muchas más, la política de la eliminación de los posibles rivales al ascender al trono un rey por parte de sus partidarios ha sido algo tan común que huelgan las explicaciones. Por qué Olimpia, pués, fue juzgada, denostada  y  condenada?.

Si he de dar mi opinión, creo que porque su hijo murió pronto y tuvo que defenderse sola y además perdió. Pero sobre todo, la historia no le ha perdonado ser mujer. Y además , el hecho de ser la madre de Alejandro el Grande. Y la mujer de otro gran rey: Filipo de Macedonia, que no tuvo nada que envidiar a su hijo. Ya que, en realidad, fue el artífice de toda la preparación del ejército macedonio, que, al morir Filipo II, ya había pasado a Asia.

. 6.LA REINA REPUDIADA

Aislada y repudiada por Filipo, su status personal pasó de ser reina a ser solo la madre del heredero de Filipo, heredero oficial tras la batalla de Queronea. Pero este papel del príncipe Alejandro debía cambiar también al nacer el hijo de la joven nueva esposa de Filipo. Ello llevaría a Olimpíade a ser, tal vez, parte lógica de la conjuración que terminó con la vida del rey macedonio, aunque no existan prebas de la afirmación que haría de la madre y el hijo los perfectos y lógicos instigadores de tal muerte , aunque ella, por aquel entonces, no se encontraba en Macedonia, ya que en 337-336 había vuelto a su país, donde reinaba su hermano Alejandro desde 442, tras la boda de Filipo y Cleopatra.

7.La madre del nuevo rey

Olimpíade volvió de su exilio voluntario en Épiro al conocer la noticia de la muerte de Filipo, a los cuarenta y seis años, en otoño del 336, ( la reina tenía entonces treinta y nueve)  y mostraba su satisfacción sin inhibiciones ante tal pérdida, que la desembarazaba de su enemigo, a la par que la convertía en madre del rey, la que, al más puro estilo persa, dominaría la situación en Macedonia. Y puede que también en Épiro, como madre de la nueva reinade y hermana mayor ( y casi madre, puesto que con ella se había criado) del rey Alejandro.

Mientra Alejandro estaba fuera de la capital, ella mandó asesinar a la última esposa de Filipo , sobrina de Atalo , y a su hijo/a( Justino Ix, 7,12), hecho que Alejandro le reprochó, según el mismo Justino, aunque su mismo hijo mandaría asesinar a todos los miembros de la misma familia antes de partir hacia Asia, según relata el mismo historiador, líneas después( Justino XI, 5,1), puesto que Filipo los había colocado en puestos de responsabilidad en la corte macedonia.

La posición de la reina era entonces inmejorable. Desde el asesinato de su esposo a  331, Olimpia tuvo su mejor época, como regente de Macedonia, junto con Antípatro, que no dudaba en informar de sus desavenencias con la reina (Arriano VII, 12,6), quien finalmente se retiró a Epiro en 331.

partir del año 334, Olimpia y Alejandro no volvieron a verse, al partir él para Asia, pero debieron mantener una nutrida correspondencia, a juzgar por la evolución de los hechos. Así, intervino la reina en el desfalco de  Hárpalo y sobre todo tras la muerte de Alejandro, que la reina atribuyó a Antípatro, el regente que Alejandro había dejado en Macedonia, llevado a cabo por sus hijos Yolao y Casandro.

Este último, sobre todo, habría de ser su mayor enemigo y el que consiguió destruirla.

La comprometida situación de la reina a la muerte de su hijo la hizo pronunciarse en dos direcciones. En primer lugar, se constituyó en garante de la legitimidad de Alejandro IV, el hijo póstumo de Alejandro y Roxana y, en segundo lugar, emprendiendo una política de relaciones matrimoniales. Así, su hija Cleopatra, viuda de Alejandro de Epiro, debería casarse con el general Leonato, boda que impidió el propio Antípatro. Sin ambargo, a la muerte de éste, su hijo Poliperconte invitó a Olimpia a regresar a Macedonia y a defender los derechos de su nieto Alejandro.

Pero, una vez más, el Destino le fue adverso y al caer en desgracia Poliperconte, Casandro pudo, al fin librarse de ella y de los último herederos de Alejandro.

http://www.justgreece.com/macedonia/images/map-of-macedonia.gif

Mapa de Macedonia,Grecia

La reina se había refugiado en Pidna, Piería,  en el año 316, tras haber hecho asesinar a Eurídice, hija de Amintas y a Filipo Arrideo , rey de Macedonia a la muerte de Alejandro Magno, hecho que Casandro supo aprovechar, para volver contra ella al pueblo macedonio, que no olvidaba , sin embargo, que era la madre de Alejandro.

http://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/MIS_FOTOS/EN_PIDNA_MACEDONIA.jpg

Una de mis fotos preferidas: Detrás de mi, restos de la fortaleza de Pidna.Pieria, Grecia. Y el cielo que Olimpia vió antes de  morir. Sólo tenía 60 años.Era ya una  mujer anciana  para aquella época que había luchado toda su vida por su familia y su Dinastía.

http://www.grieksegids.com/griekenland/2004/albums/userpics/10047/normal_Mount%20Olympus%20verkleint.jpg

Frente a los ojos de la reina Olimpia, en Pidna, las altas cumbres del Monte Olimpo, morada de los dioses griegos.

Con ella estaban  en Pidna su nieto Alejandro, de ocho años y su madre, Roxana, de ventiseis años, su hijastra Tesalónica, de treinta y cinco años, con la que Casandro contraería matrimonio, ya que era hermana de Alejandro e hija de Filipo,  además de Diadamia, hija de Eacidas, las hijas de Atalo y otras muchas mujeres y niños macedonios.

http://delboy85.tripod.com/sitebuildercontent/sitebuilderpictures/204viewtoparalia3.jpg

La costa de Piería en la actualidad

Su defensor, Eumenes, había muerto. Ya no le quedaba nadie. Y  Olimpia confió su suerte a Aristono, uno de los amigos de Alejandro. Vencido éste y abandonada por todos, Casandro la hizo matar por sus víctimas, a pedradas, en el año 315.  Lo último que vieron sus ojos fue,  detras´, el Golfo Sarónico, unas aguas siempre azules del mar Mediterráneo que la reina nunca cruzó para visitar a su hijo Alejandro, porque la muerte del rey los separó demasiado pronto. Enfrente, el monte Olimpo, cuyas cumbres se alzan orgullosas bajo el cielo de Piería.  Y en él, su hijo, Alejandro,  que ya era un dios, buen trabajo para una reina que , al morir, sabía que ella misma ya formaba parte de la gloria y la inmortalidad, porque también era hija, esposa y madre de dioses.

[1]  GUZMAN GUERRA, A.-GÓMEZ ESPELOSÍN, F.J.: Alejandro Magno. De la historia al mito. Alianza Editorial, Madrid, 1997. En el capítulo II se refieren los autores a la influencia de Macedoni y Filipo, y sobre todo de Olimpia u Olimpíade,  en las “tensiones de familia”, p.35 y en la p. 37, en un apartado específico.

[2] MACURDY, G.H.: Hellenistic  Queens. Oxford Univ. Press, London  1932.

[3] MACURDY op. cit. p. 23, cita a JUSTINo II, 7.13 y PLUTARCO, De Pyth. Or. 401.

También VAZQUEZ HOYS, A.Mª: Grecia desde el siglo IV, Alejandro Magno. El Helenismo. Madrid, UNED, 1993.

Copyrigth      A.MªVázquez Hoys, Madrid, 2002

http://Pagina web : www.uned.ed/geo-1-historia-antigua-universa

Vázquez Hoys, A.Mª: .”Olimpia de Épiro, la reina de las serpientes , Revista de Arqueología del siglo XXI, año XXVI, 2005, nº 289, ( I )pp.36-45 y ( II ) nº 290, pp.32-39

  • N. G. L. Hammond y F. Walbank, A History of Macedonia, vol. 3: 336-167 B. C., Clarendon Press, Oxford, 1988, ISBN 0-19-814815-1
  • Édouard Will, Histoire politique du monde hellénistique 323-30 av. J.-C., Seuil, col. «Points Histoire», ParÍs, 2003, ISBN 202060387X

El ocaso del sol de Macedonia.La muerte de la familia de Alejandro Magno y Casandro.

Siguiendo la pauta más o menos establecida en aquella época, de llegar al poder y mantenerse en él a costa de eliminar a los posibles enemigos y rivales, el general Casandro tuvo buen cuidado de que su gobierno quedara completamente libre de competidores. En primer lugar, en el año 316 a. C. persuadió a Olimpia de Epiro (madre de Alejandro Magno), que se había exiliado en Epiro, para que volviese a Macedonia. Una vez allí, Casandro promovió con éxito una conjura contra ella que terminó en su asesinato. Otros historiadores dicen que mientras estaba sitiando  Tegea supo que Olimpia, la madre de Alejandro Magno, había dado muerte a Nicator, hermano suyo y a muchos de sus partidarios; inmediatamente marchó a Macedonia, sitió a Olimpia en Pidna, tomó la plaza y mandó quitarle la vida, aunque Olimpia murió apadreada por los familiares de sus propias víctimas.

Quedaron bajo  poder de Casandro la reina Roxana, la viuda de Alejandro Magno , y su hijo Alejandro IV, a los que prohibió tratarlos como personas reales.

Statue of Alexander The Great

Estatua de Alejandro Magno en la ciudad de Tesalónica, Grecia

LA PRINCESA TESALÓNICA

Casandro se casó con Tesalónica, hermanas de padre  de Alejandro Magno,  y conmemoró este enlace  con la fundación de la ciudad de Tesalónica, en el año 316 a. C.

Tesalónica (en griego, Θεσσαλονίκη), fue una princesa macedonia, hija del rey Filipo II de Macedonia, y de una esposa o concubina tesalia llamada Nicesípolis,[1] (también conocida como Nicasípolis, según el dialecto macedonio) de Feres.[2] Fue por lo tanto hermana de Alejandro Magno, y posteriormente se convirtió en la esposa de Casandro.

Tesalónica nació alrededor del 342 a. C., y para conmemorar el nacimiento de su hija, que ocurrió el mismo día en que el ejército macedonio ganó una importante batalla en Tesalia, se cuenta que Filipo dijo: Que la niña se llame “victoria sobre Tesalia”. En griego, su nombre está formado por dos palabras, Tesalia y Niké, lo que se traduciría por victoria sobre Tesalia.

Su madre murió a los pocos meses de tenerla, y parece ser que su madrastra, Olimpia de Epiro, tuvo que ocuparse de ella, y la educó como si fuera su propia hija, ya que Olimpia y Nicesípolis eran grandes amigas. Tesalónica era, con mucho, la niña más pequeña que Olimpia tenía a su cargo. Apenas conoció a su hermanastro mayor Alejandro Magno, ya que el príncipe macedonio estaba en Mieza con Aristóteles cuando Tesalónica nació, y contaría seis o siete años cuando su hermanastro comenzó la conquista de Persia. El día en que Alejandro, ahora rey del mundo conocido, murió (13 de junio del 323 a. C.), Tesalónica tenía 19 años.

Favorecida de esta manera, pasó su infancia en los cuartos de la reina. Con el avance de Casandro, ella y los demás miembros de la familia real se refugiaron en la fortaleza de Pidna, en la región de Pieria, en el golfo Termaico .

Archivo:Pydna.jpg

La caída en su poder de la ciudad de Pidna y la ejecución de su madrasta Olimpia pusoa la princesa Tesalónica, ahora de 26 años,  en manos de Casandro, quien la tomó en matrimonio aprovechando la oportunidad de formar parte de la Casa Real macedonia.

Casandro, según se cuenta, la trató con el respeto que su rango merecía. Desde luego fue más un matrimonio político que por amor, aunque éste parecía próspero. Tesalónica se convirtió en madre de tres hijos: Filipo (por su padre), Antípatro (por el padre de su esposo) y Alejandro (por su hermano). En honor a su esposa,  Casandro fundó la ciudad de Tesalónica, en el emplazamiento de la antigua Terme. La ciudad de Salónica, como se la suele llamar, pronto llegó a ser una de las más ricas y pobladas de Macedonia,[4] rasgos que aún conserva en la actualidad. Tras la muerte de Casandro, Tesalónica ejerció una gran influencia sobre sus hijos. Pronto Antípatro sintió celos de su hermano Alejandro, creyendo que su madre le favorecía sobremanera, así que acabó con la vida de ésta en el año 295 a. C.

La leyenda de Tesalónica

Existe una leyenda popular griega quecuenta  que  una sirena  vivía en el Egeo, y de quien se pesaba que era la mismísima Tesalónica, hermana de Alejandro Magno.

Según la historia, cuando un marinero se la aproximaba, ella siempre le preguntaba lo mismo: ¿El rey Alejandro vive? (en griego, Ζει ο βασιλιάς Αλέξανδρος;), cuya respuesta correcta era: Aún vive y reina (Ζει και βασιλεύει). Si los marineros contestaban esto, ella les dejaba pasar sin ningún problema. Cualquier otra repuesta la enfurecía, y entonces se transformaba en una gorgona que hundía el barco con todos sus tripulantes.

0000000000000

Se renovó la lucha entre Casandro y Poliperconte; pero los dos rivales se unieron para combatir a Antígono, que sustraía a Grecia del dominio de Casandro, apoyando al partido democrático. En el año 311 a. C., firmaron la paz, acordando que Casandro conservase el poder supremo en Macedonia y Grecia hasta que Alejandro Aego (hijo legítimo de Alejandro Magno) llegase a la mayoría de edad. Poco después mandó asesinar también a Roxana, la joven viuda de Alejandro Magno y al hijo póstumo de ambos, el pequeño Alejandro Ago, Alejandro IV, que todavía era un niño de 13 años. Estos asesinatos reanudaron la lucha, y Poliperconte proclamó a Heracles, supuesto hijo de Alejandro Magno, tenido con la noble persa Barsine.

Detail of the Arch of Galerius

Arco de Galerio en Tesalónica,Grecia

La primera mujer con la que Alejandro mantuvo una relación se llamaba Barsine, se dice que tuvo al primogénito de Alejandro Magno, llamado Alejandro Heracles de Macedonia, aunque muchos argumentan  que  Alejandro Heracles no era hijo del Magno.

Ella y su hijo fueron mandados asesinar por Casandro en el 309 a. C.

Casandro fundó la ciudad de Casandreia y estableció en ella la capital. Fundó también en el 315 a. C., Tesalónica, capital de la región macedonia, en honor a su esposa.

Murió de hidropesía en el año 297 a. C. Otros autores dan la fecha de 298 a. C.

Tuvo tres hijos que llegaron a ser unos reyes efímeros (incluso alguno sólo fue rey de nombre): Alejandro V, Filipo IV y Antípatro I. Antípatro mató a su propia madre Tesalónica por tener demasiado amor hacia su hermano  Alejandro. Alejandro vengó a su madre matando a Antípatro.

Demetrio Poliorcetes se encargó muy pronto de arrojar del trono y matar a Alejandro, se hizo con el poder y creó la dinastía Antigónida, habiendo exterminado completamente a la familia de Casandro.

INTRODUCCION A LA HISTORIA ANTIGUA. EL MUNDO GRIEGO. TOMO II

Autora: Ana María Vázquez Hoys
Materia: Historia Antigua Grecia. Helenismo
Editorial: Madrid, 1993. UNED Ediciones
Nº págs: 1042
ISBN: 84-362-2843-X
Descripción:

Completísima historia de Grecia desde el siglo IV, Macedonia , Alejandro Magno y el mundo helenístico con numerosos mapas, esquemas, cuadros sinópticos e índices de figuras, mapas, cuadros y onomástico. Incluye una amplia Bibliografía por apartados y textos para conocer las fuentes. Obra obligada para conocer en profundidad este periodo, sobre todo las personalidades de Filipo II de Macedonia, Alejandro Magno y Olimpia, así como la gestación y desarrollo de los diferentes reinos helenísticos a la muerte de Alejandro Magno hasta su toma por Roma

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,ARTÍCULOS,Ciudades,Cultura clasica,Curiosidades,General,H. Egipto,H. Grecia,H. Próximo Oriente,HISTORIA ANTIGUA,Hombres de la Historia,Leyendas,MITOLOGÍA,Mujeres de la Historia,OPINIONES,PERSONAJES,PERSONALÍSIMO,R. Próximo Oriente,RELIGIONES ANTIGUAS,SEXUALIDAD,Supersticiones-creencias,VIAJES

Trackback Uri






11 abr 10

http://www.elpatinete.com/mitos/img/teseo_minotauro.jpg

Teseo y el Minotauro,mosaico romano

Teseo (en griego antiguo Θησεύς) fue un mítico rey de Atenas, hijo de Etra y Egeo, aunque según otra tradición su padre fue Poseidón, el dios del mar, quien habría abusado sexualmente a Etra en el templo de Atenea.

Egeo, que no había tenido descendencia con sus otras esposas, consultó al oráculo de Delfos, que le respondió: «No abras tu odre hasta que regreses a Atenas.» Él no comprendió el oráculo pero Piteo, rey de Trecén y padre de Etra, sí lo entendió. Lo que el oráculo había querido decir era que si llegaba a Atenas sin haber tenido relación sexual alguna, la primera mujer con la que yaciera tendría un heredero suyo. Sin embargo, Piteo deseaba que su hija diera a luz al heredero del trono ateniense, así que emborrachó a Egeo, y así hizo que se uniera a Etra.

Tras la concepción de Teseo, Egeo, por temor a los Palántidas, quienes eran sus sobrinos y querían el trono, decidió que su hijo no pasara la niñez con él y escondió su espada y sus sandalias bajo una roca que el niño no debía de poder mover hasta que fuera lo suficientemente fuerte. Así que la infancia de Teseo transcurrió en compañía de su madre y de su abuelo en la ciudad de Trecén. Cuando cumplió los dieciséis años su madre le reveló el secreto de su paternidad y llegado a esta edad, Teseo pudo levantar la piedra, calzarse las sandalias y la espada de su padre e iniciar su viaje a Atenas para ser reconocido como hijo del rey.

Teseo fue un héroe fundador, como Perseo o Cadmo.

Archivo:Kylix Theseus Aison MNA Inv11365 n1.jpg

Teseo vence al Minotauro de Creta en presencia de Atenea,

Viaje a Atenas

Teseo, que desde muy joven había destacado por su fuerza y su valentía, decidió dirigirse a Atenas en solitario para conocer a su progenitor sin temer los peligros que podía entrañar el viaje. Al contrario, deseaba emular las hazañas de su admirado Heracles, a quien le unió una buena amistad.

El primero en experimentar su valor fue Perifetes hijo de Hefesto, el salteador de caminos, que, a pesar de que era cojo, dominaba a la perfección una enorme maza de bronce con la que mataba a los viajeros: la misma maza que tan útil le sería a Teseo en el futuro, pues se quedó con ella tras darle muerte.

Otro de los bandidos a los que debió enfrentarse fue Sinis, el doblador de pinos, que tenía una manera peculiar de deshacerse de sus enemigos: doblaba dos pinos próximos, ataba las copas entre sí y un brazo de su víctima a cada una de ellas. Luego soltaba los árboles que, al enderezarse violentamente, desgarraban el cuerpo del desgraciado. Teseo, después de acabar con Sinis de la misma manera que él acababa a sus víctimas, mantuvo una relación amorosa con su hija Perigune de quien tuvo un hijo: Melanipo.

Después le tocó enfrentarse a Escirón, hijo de Pélope y descendiente de Tántalo, quién obligaba a los viajeros a lavarle los pies en el mar. Luego los arrojaba al mar donde una tortuga al servicio de Hades los devoraba. Teseo se negó y cogiéndolo por los pies lo tiró al mar.

Teseo mata a Procusto (kílix del siglo V a. C., Museo Británico).

Cerca del pueblo de Eleusis, un bandido llamado Cerción retaba a los viajeros a luchar con él en un duelo desigual y nadie le vencía. Solo Teseo lo hizo, levantándolo y arrojándolo fuertemente contra el suelo.

No lejos de ahí vivía Procustes, un bandido que tenía el hábito de tomar a los transeúntes y cambiarles el tamaño. A los altos les metía en una cama pequeña y los cortaba hasta que cabían. A los pequeños les metía en una cama grande y los estiraba. Teseo lo mató de la misma forma en que él mató a sus víctimas, metiéndolo en la cama más pequeña..

También mató a una cerda llamada Fea, que era una fiera hija de Tifón y Equidna.

Teseo continuó su viaje y llegó a Atenas, pero se encontró con un inconveniente: su padre se había casado con Medea, la que había sido esposa de Jasón. De esta unión había nacido un hijo al que llamaron Medo.

En Atenas

Ante esta situación inesperada, Teseo decidió esperar un poco antes de darse a conocer. Pero Medea, que era una hechicera, lo reconoció y vio en él un peligro para que su hijo accediera al trono de Atenas. Así que trazó un plan. El joven había acudido al palacio de incógnito precisamente para evitar los ardides de su madrastra, lo que aprovechó ésta para convencer a Egeo de que el recién llegado era un traidor. El rey se dispuso entonces a deshacerse de él ordenándole luchar contra el toro de Maratón.

Pero el toro fue derrotado y Teseo fue invitado a un banquete en el palacio para celebrar la victoria. Una vez allí Egeo puso veneno que le había dado Medea en la copa del muchacho pero la casualidad salvó su vida. Teseo había sacado la espada que le dio su madre para cortar la carne. Entonces Egeo reconoció el arma, comprendió lo que ocurría y arrebató a su hijo la copa de los labios. Habiendo fracasado en su empresa, Medea decidió huir con su hijo o fue expulsada por Egeo.

Teseo fue entonces reconocido oficialmente como hijo y sucesor del rey. Este hecho provocó la rebelión de los Palántidas, hijos de Palante que era hermano de Egeo, ya que uno de ellos hubiera sido el sucesor de Egeo en caso de que este no tuviera descendencia. Teseo, haciendo alarde de su astucia militar, consiguió acorralar a sus adversarios y dar muerte a gran parte de ellos, dándose a la fuga los restantes. Teseo fue entonces aclamado por todos los atenienses y reconocido como futuro rey.

Viaje de Teseo a Creta

Teseo y Etra, por Laurent de la La Hyre.

Atenas debía enviar un tributo al rey Minos de Creta, que consistía en el sacrificio de siete doncellas y siete jóvenes, que serían devorados por el monstruo Minotauro, y que fue una condición impuesta tras la expedición militar de Minos contra Atenas para vengar la muerte de Androgeo.

Teseo se presentó voluntariamente en el tercer envío ante su padre para que le permitiera ser parte de la ofrenda y le dejara acompañar a las víctimas para poder enfrentar al Minotauro.

Las naves en las que iban a viajar las personas ofrendadas llevaba velas negras como señal de luto, pero el rey pidió a Teseo que si regresaba vencedor, no olvidase cambiarlas por velas blancas, para que supiera, aún antes de que llegase a puerto, que estaba vivo. Teseo se lo prometió.

Durante la travesía, Minos, que iba también en la expedición, se enamoró de una joven llamada Eribea o Peribea, según las fuentes. Minos quiso unirse a ella por la fuerza y Teseo se le opuso. En la consiguiente disputa, Minos indicó a Teseo su filiación divina, y obtuvo de su padre Zeus truenos y relámpagos. Teseo replicó que el también tenía filiación divina, puesto que en realidad era hijo de Poseidón. Para probar esta filiación, Teseo tuvo que tirarse al agua y encontrar un anillo de oro que el rey Minos había arrojado al mar. Teseo , en el mar, fue conducido por delfines a presencia de Anfítrite, esposa de Poseidón, que le dio el anillo y una corona.

Teseo y el Minotauro

Al llegar a Creta, la princesa Ariadna se enamoró de él y propuso a Teseo ayudarle a derrotar a su hermano (el Minotauro) a cambio de que se la llevara con él de vuelta a Atenas y la convirtiera en su esposa. Teseo aceptó.

http://homepage.mac.com/cparada/GML/000Images/aim/ariadne4503.jpg

Teseo y Ariadna

La ayuda de Ariadna consistió en dar a Teseo un ovillo de hilo que éste ató por uno de los extremos a la puerta del laberinto. Otra versión indica que la ayuda de Ariadna consistió en una corona que emitía un resplandor y que le había dado Dioniso como regalo de boda o bien que podría ser la misma corona que le había regalado Anfítrite durante el viaje a Creta.

Teseo y el Minotauro.

Así Teseo entró en el laberinto hasta encontrarse con el Minotauro, al que dio muerte a puñetazos. A continuación recogió el hilo y así pudo salir del laberinto e inmediatamente, acompañado por el resto de atenienses y por Ariadna, embarcó de vuelta a Atenas, tras hundir los barcos cretenses para impedir una posible persecución.

Vuelta a Atenas

Durante el viaje de vuelta Teseo decidió desembarcar en la isla de Naxos o en otra isla llamada Día y de allí volvió a partir sin la presencia de Ariadna. El motivo de este abandono es controvertido: algunas versiones señalan que Teseo la abandonó por su propia voluntad, otros dicen que fue por orden de los dioses para que esta pudiera casarse con Dioniso.

Al divisar la nave desde la Acropolis de Atenas, el rey Egeo vio las velas negras puesto que Teseo había olvidado cambiarlas por velas blancas y, creyendo que su hijo había muerto, se suicidó lanzándose al mar, que a partir de entonces recibió el nombre de mar Egeo.

Teseo, a partir de entonces, heredó el trono de Atenas y años después se casaría con una hermana de Ariadna llamada Fedra.

Las amazonas

Después de que Heracles obtuviese en uno de sus doce trabajos el cinturón de la amazona Hipólita, Teseo, que participó en la expedición, secuestró a una amazona llamada Antíope, o bien Menalipa o bien Hipólita. Las amazonas atacaron entonces Atenas para rescatar a la raptada, pero fueron derrotadas por los atenienses, muriendo en algunas versiones la amazona raptada durante el ataque.

Teseo se casó con Antíope, con Menalipa o con Hipólita, teniendo un hijo llamado Hipólito. Pero después terminaría casándose con Fedra, tras haber abandonado a su anterior esposa. En la versión en la que Teseo está casado con Hipólita y la abandona, ésta intentó vengarse llevando a las amazonas a la boda de Teseo y Fedra con la intención de matar a todos, aunque fracasó al ser asesinada por los invitados de Teseo.

Hipólito

Hipólito, el hijo que Teseo había tenido con la amazona, se distinguía por su pasión por la caza y las artes violentas. Veneraba a Artemisa, diosa virgen de la caza, y en cambio detestaba a la diosa del amor Afrodita. La diosa, ofendida por el desprecio del chico suscitó una terrible pasión por el mismo en el corazón de Fedra, que se había convertido en esposa de Teseo y por lo tanto madrastra de Hipólito. Estando Teseo ausente, Fedra se ofreció al casto joven , pero éste la despreció. La mujer, despechada, se ahorcó dejando una nota inculpatoria en la que decía que Hipólito había tratado de violarla. Al regresar Teseo y ver la falsa acusación contra su hijo, cree en ella y clama venganza a Poseidón, que envió un toro que brotó del mar a Hipólito mientras éste cabalgaba en su carro. El carro volcó e Hipólito fue aplastado por sus propios caballos.

Apolodoro, en Epítome I, 18 nos dice:

Φαίδρα δὲ γεννήσασα Θησεῖ δύο παιδία Ἀκάμαντα καὶ Δημοφῶντα ἐρᾷ τοῦ ἐκ τῆς Ἀμαζόνος παιδὸς [ἤγουν τοῦ Ἱππολύτου] καὶ δεῖται συνελθεῖν αὐτῇ. ὁ δὲ μισῶν πάσας γυναῖκας τὴν συνουσίαν ἔφυγεν. ἡ δὲ Φαίδρα, δείσασα μὴ τῷ πατρὶ διαβάλῃ, κατασχίσασα τὰς τοῦ θαλάμου θύρας καὶ τὰς ἐσθῆτας σπαράξασα κατεψεύσατο Ἱππολύτου βίαν. Θησεὺς δὲ πιστεύσας ηὔξατο Ποσειδῶνι Ἱππόλυτον διαφθαρῆναι· ὁ δέ, θέοντος αὐτοῦ ἐπὶ τοῦ ἅρματος καὶ παρὰ τῇ θαλάσσῃ ὀχουμένου, ταῦρον ἀνῆκεν ἐκ τοῦ κλύδωνος. πτοηθέντων δὲ τῶν ἵππων κατηρράχθη τὸ ἅρμα. ἐμπλακεὶς δὲ <ταῖς ἡνίαις> Ἱππόλυτος συρόμενος ἀπέθανε. γενομένου δὲ τοῦ ἔρωτος περιφανοῦς ἑαυτὴν ἀνήρτησε Φαίδρα.

Fedra, después de haber engendrado con Teseo dos hijos, Acamante y Demofonte, se enamoró del hijo nacido de la amazona (Hipólita, Antíope o Melanipa), esto es, de Hipólito, y le pidió que se uniese a ella, pero como éste odiaba a todas las mujeres, rehuyó el encuentro. Fedra, temiendo que la acusara ante su padre, forzó las puertas de su alcoba, desgarró sus vestidos y acusó falsamente a Hipólito de atropello. Teseo la creyó y suplicó a Posidón que Hipólito pereciese. Así, cuando éste corría guiando su carro cerca del mar, Posidón hizo surgir del oleaje un toro y al espantarse los caballos el carro se estrelló. Hipólito, enredado con las riendas, murió arrastrado. Fedra, al hacerse manifiesta su pasión, se ahorcó.

Todas las traducciones de Apolodoro son de Margarita Rodríguez de Sepúlveda en Gredos.

http://nihilnovum.files.wordpress.com/2009/01/hippolytustadema.jpg

Muerte de Hipolito

Ovidio nos ofrece un pormenorizado relato de la muerte de Hipólito, en Metamorfosis XV 497 y siguientes:

‘Fando aliquem Hippolytum vestras si contigit aures

credulitate patris, sceleratae fraude novercae

occubuisse neci, mirabere, vixque probabo,

sed tamen ille ego sum. me Pasiphaeia quondam

temptatum frustra patrium temerare cubile,

quod voluit, finxit voluisse et, crimine verso

indiciine metu magis offensane repulsae?

damnavit, meritumque nihil pater eicit urbe

hostilique caput prece detestatur euntis.

Pittheam profugo curru Troezena petebam

iamque Corinthiaci carpebam litora ponti,

cum mare surrexit, cumulusque inmanis aquarum

in montis speciem curvari et crescere visus

et dare mugitus summoque cacumine findi;

corniger hinc taurus ruptis expellitur undis

pectoribusque tenus molles erectus in auras

naribus et patulo partem maris evomit ore.

corda pavent comitum, mihi mens interrita mansit

exiliis contenta suis, cum colla feroces

ad freta convertunt adrectisque auribus horrent

quadrupedes monstrique metu turbantur et altis

praecipitant currum scopulis; ego ducere vana

frena manu spumis albentibus oblita luctor

et retro lentas tendo resupinus habenas.

nec tamen has vires rabies superasset equorum,

ni rota, perpetuum qua circumvertitur axem,

stipitis occursu fracta ac disiecta fuisset.

excutior curru, lorisque tenentibus artus

viscera viva trahi, nervos in stipe teneri,

membra rapi partim partimque reprensa relinqui,

ossa gravem dare fracta sonum fessamque videres

exhalari animam nullasque in corpore partes,

noscere quas posses: unumque erat omnia vulnus.

Hablando, algún Hipólito a vuestros oídos si ha alcanzado,

que por la credulidad de su padre, por el fraude de su criminal madrastra

sucumbió a la muerte, te asombrarás y apenas te lo probaré,

pero aun así, ése soy yo. A mí la Pasifeia un día, tentándome       500

en vano a ultrajar de mi padre la alcoba,

aquello que quiso fingió haberlo querido y su delito tornando

-¿de la delación por miedo más, u ofendida por el rechazo?-,

me condenó, y al que merecía nada su padre echó de la ciudad

y con una hostil plegaria la cabeza impreca del que marchaba.    505

A la Pitea Trecén con prófugo carro me dirigía,

y ya del Corintíaco ponto cogía por los litorales,

cuando el mar se irguió y un cúmulo ingente de aguas,

de un monte en la apariencia, cuvarse y crecer parecía

y que daba mugidos y por su suprema cima se hendía. 510

Cornado, de ahí un toro es expelido, de las rotas ondas,

y hasta su pecho erigido hacia las auras suaves,

de sus narinas y anchurosa boca vomita una parte del mar.

Los corazones se llenan de pavor de mis acompañantes, mi mente impertérrita permanece,

con los exilios suyos contenta, cuando sus cuellos, feroces, 515

a los estrechos viran y erguidas sus orejas se espantan

mis cuadrípedes y del monstruo por el miedo se turban y precipitan

el carro de las altas peñas. Yo por conducir los vanos

frenos con mi mano, y de espumas blanquecientes embadurnados, lucho,

y hacia atrás tenso, boca arriba, las flexibles riendas,  520

y aun así a estas fuerzas la rabia no hubiese superado de los caballos,

si una rueda, por donde ella circungira perpetuo al eje,

de un tronco por el tropiezo, roto y deshecho no se hubiese.

Salgo despedido del carro y, como las correas sujetaban mis miembros,

mis entrañas vivas arrastrar, y mis nervios en el tronco ser retenidas, 525

mis miembros ser arrebatados en parte, en parte enganchados quedar,

mis huesos dar, rotos, un grave sonido, y vieras, agotado,

mi aliento expirar, y ningunas partes en mi cuerpo

que reconocer pudieras: una sola herida era todo.

Higino en su Fábula 47  habla tambien de Hipólito:

HIPPOLYTVS.

Ph<ae>dra Minois filia Thesei uxor Hippolytum priuignum suum adamauit; quem cum non potuisset ad suam perducere uoluntatem, tabellas scriptas ad suum uirum misit, se ab Hippolyto compressam esse, seque ipsa suspendio necauit. Et Theseus re audita filium suum m<oe>nibus exc<e>dere iussit et optauit a Neptuno patre filio suo exit<i>um. Itaque cum Hippolytus equis iunctis ueheretur, repente e mari taurus apparuit, cuius mugitu equi expauefacti Hippolytum distraxerunt uitaque priuarunt.

Fedra, la hija de Minos y esposa de Teseo, se enamoró de su hijastro Hipólito; al no poder atraerlo a su propia voluntad, envió a su esposo una tablilla escrita en la que decía que había sido forzada por Hipólito y ella misma se mató por ahorcamiento. Y Teseo, enterado del hecho, ordenó a su hijo salir de las murallas y pidió a su padre Neptuno la destrucción de su propio hijo. Y así, cuando Hipólito circulaba con su carro, de repente surgió del mar un toro, cuyo mugido asustó a los caballos que arrastraron a Hipólito y le privaron de la vida.

nihilnovum.wordpress.com/…

En algunas versiones fue en este momento cuando Fedra se suicidó, al ver el mal que había causado.

Teseo y Pirítoo

Pirítoo había oído hablar de la fama de Teseo y para comprobarla robó ganado que pertenecía a este último. Cuando Teseo lo persiguió, Pirítoo estaba dispuesto a enfrentarse a él pero antes de ello surgió entre ellos una admiración mutua que hizo que se juraran amistad eterna.

Teseo y Pirítoo fueron amigos inseparables, y participaron juntos en hazañas bélicas de su época: participó en la expedición de los Argonautas para conquistar el Vellocino de oro y tomó parte en la caza del jabalí de Calidón, también estuvo en la lucha de los lapitas contra los centauros, que tuvieron lugar en la boda de Pirítoo, cuando los ebrios centauros decidieron raptar a las mujeres.

Decidieron casarse cada uno con una hija de Zeus: Teseo con Helena, que aún era una niña, y Pirítoo con Perséfone. Primero raptaron a Helena y la dejaron bajo la custodia de Etra, y luego decidieron bajar al Hades en busca de Perséfone. Pero el dios Hades les tendió una trampa: les invitó a un banquete y una vez que los tuvo sentados a la mesa, los dejó adheridos a los asientos. Cuando Heracles, en su duodécimo trabajo fue en busca de Cerbero, estando en el Hades, los encontró encadenados. Al ver a Heracles, tendieron sus manos hacia él, como si fuesen a ser resucitados gracias a la fuerza de éste. A Teseo, agarrándolo de la mano, logró alzarlo, pero tuvo que abandonar a Pirítoo ya que, al intentar levantarlo, tembló la tierra, por lo que éste se quedó para siempre en el Hades.

Mientras Teseo estaba en el Hades, los Dióscuros, hermanos de Helena, liberaron a su hermana, se llevaron a Etra, la madre de Teseo, como esclava, hicieron huir a Demofonte y Acamante, los hijos que Teseo había tenido con Fedra, y pusieron en el trono de Atenas a Menesteo.

Muerte [editar]

Después de ser rescatado por Heracles del inframundo, volvió a Atenas, pero fue expulsado de allí por Menesteo y decidió establecerse en Esciros, donde además tenía posesiones.

Los habitantes de Esciros lo recibieron aclamándolo, por lo cual Licomedes, rey de la isla, decidió darle muerte. Para ello, hizo que se despeñara desde lo alto de un precipicio.

En otras versiones, la muerte de Teseo fue accidental.

Se dice que un oráculo había ordenado en 476 a. C. llevar los huesos de Teseo desde la isla a Atenas. Efectivamente los supuestos huesos fueron llevados a Atenas por Cimón y guardados en el Teseion.

Bibliografía

Fuentes primarias
Fuentes secundarias

Y las magnificas novelas de Mary Renault :

Teseo. El rey debe morir y El toro del mar

Mary Renault

Puedes comprar Teseo. El rey debe morir y El toro del mar en:

Publicada anteriormente en dos volúmenes independientes (El rey debe morir y Teseo, rey de Atenas), Mary Renault convierte en una magnífica novela una de las historias más emocionantes, maravillosas y sorprendentes de la Antigüedad clásica: El mito de Teseo. Fundador de la dinastía ateniense, reformador religioso, gran navegante y hasta pirata, a Teseo también se le atribuye el sinecismo ateniense. Pero Mary Renault va más allá, y nos muestra al héroe no sólo en los episodios más conocidos, como su lucha contra el Minotauro de Creta, sino también en sus relaciones personales, sus amorías y todo su mundo interior. Mary Renault pertenece al selecto y restringido grupo de cultivadores de novela histórica que han alcanzado un estatus de clásicos de la literatura y sólo ella puede acometer un tema como éste y salir airosa en su empresa.

http://portadas.libreriaproteo.es/0/8/0/0/3/9788496808003.JPG

Vazquez Hoys,Ana Maria; Historia del Mundo Antiguo. Tomo II. Grecia. Editorial Sanz y Torres, Noviembre 2007

http://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/new%20website/Libros%20images/Libro5.gif

Vazquez Hoys,Ana Maria: Introducción a la Historia Antigua II. El mundo griego tomo II. Grecia desde el siglo IV. Alejandro Magno. El Helenismo. CU 118, UNED, Madrid 1994.

000000000000

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,Arte Antiguo,ARTÍCULOS,Cultura clasica,Europa,General,H. Grecia,HISTORIA ANTIGUA,Hombres de la Historia,Leyendas,MITOLOGÍA,Mujeres de la Historia,PERSONAJES

Trackback Uri






10 abr 10

La Anfictionía (del griego αμφικτιονία, a su vez derivado de αμφί (ambos) + κτίζω (construir), por lo que etimológicamente significa fundación conjunta) se trataba de una Liga religiosa que agrupaba 12 pueblos (no ciudades), casi todos de la Grecia central.

http://www.voyagesphotosmanu.com/Complet/images/mapa_grecia.gif

ANFICTIONIA DE ANTELA

Tenía sus reuniones en el santuario de Deméter en Antela, cerca de las Termópilas. Como el oráculo de Delfos tenía ya un renombre mayor que el de Deméter, trasladaron allí la sede de esta confederación, sin por ello abandonar el otro santuario. Se reunían dos veces al año, alternando Delfos con Antela.

ANFICTIONIA DE DELFOS

http://fotos0.mundofotos.net/2008/07_10_2008/mundo_imag1223413326/delfos-grecia.jpg

Templo de Apolo,Delfos

II de Macedonia derrotó a los atenienses en la batalla de Queronea.

http://portadas.libreriaproteo.es/0/8/0/0/3/9788496808003.JPG

Vazquez Hoys,Ana Maria; Historia del Mundo Antiguo. Tomo II. Grecia. Editorial Sanz y Torres, Noviembre 2007

http://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/new%20website/Libros%20images/Libro5.gif

Vazquez Hoys,Ana Maria: Introducción a la Historia Antigua II. El mundo griego tomo II. Grecia desde el siglo IV. Alejandro Magno. El Helenismo. CU 118, UNED, Madrid 1994(Capitulo Ligas y Confederaciones)

000000000000

000000000000

http://www.fortunecity.es/imaginapoder/artes/154/GE403Auriga_Delfos.jpg

Auriga de Delfos

Cuando se fundó , la Anfictionia de Delfos tenía un carácter puramente religioso, pero poco a poco fue cambiando para terminar siendo verdaderamente política, con grandes influencias en decisiones de esta índole.

http://www.grecotour.com/circuitos-clasicos-grecia/images/mapa-itinerarios-circuito-4.gif

Tenía un Consejo compuesto por los hieromnemones, hombres designados por cada comunidad. Los 12 pueblos designaban a los 24 miembros de este consejo:

  • 2 delfios
  • 2 tesalios
  • 2 focios
  • 2 dorios (uno de Esparta y otro de Dórida)
  • 2 jonios
  • 2 beocios
  • 2 locrios
  • 2 aqueos de Ftiótida
  • 2 magnesios
  • 2 enianos
  • 2 malienos

Era muy importante el hecho de conservar la hegemonía en la administración del templo de Apolo en Delfos y por eso la liga luchó en tres de las guerras sagradas que tuvieron lugar y que en cierto modo fueron desencadenadas por los miembros de la Anfictionía. Durante la cuarta guerra (del 339 a. C. al 338 a. C.) Filipo II de Macedonia aprovechó su posición en la Liga y acabó dominando las cuestiones políticas y militares en los pueblos griegos.

La Liga luchó en tres Guerras Sagradas desencadenadas por ella para dominar el templo de Apolo en Delfos: la primera (595-585 a. C.) fue contra la ciudad de Crisa, en la Fócida. Durante la tercera y la cuarta Guerras Sagradas (355-346 y 339-338 a. C.), el rey Filipo II de Macedonia usó su posición en la Liga para dominar los asuntos de Grecia.

Mas Bibliografía

  • Atlas histórico de la Grecia clásica. Pierre Cabanes. Editorial Acento, Madrid 2002. ISBN 84-483-0719-4.
  • Lefèvre, F., L’amphictionie Pyléo-Delphique: histoire et institutions, BEFAR 298, Paris 1998

Filed under: Arqueologia,Arte Antiguo,Cultura clasica,Curiosidades,Europa,H. Grecia,HISTORIA ANTIGUA

Trackback Uri