Etiqueta: Nabucodonosor II



19 dic 11

Vía: LIveScience | Owen Jarus | 16 de diciembre de 2011 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae) Arreglo y comentarios Vázquez Hoys,A.Mª.

http://www.schoyencollection.com/

http://www.schoyencollection.com/literatureSumerian.html

Un tesoro de textos, recientemente traducidos, del antiguo Medio Oriente, revela asuntos  puntuales sobre la guerra, la construcción de estructuras piramidales llamadas zigurats, e incluso el uso popular de las cuentas de cerveza en las tabernas locales.

Los 107 textos cuneiformes, la mayoría de ellos inéditos, proceden de la colección de Martin Schøyen, un hombre de negocios de Noruega. Dichos textos datan desde los albores de la historia escrita, hace unos 5.000 años, hasta  unos 2.400 años después, cuando el Imperio Persa Aqueménida dominó gran parte de Oriente Medio y Egipto hasta las ciudades jonias de Anatolia.

El trabajo de equipo aparece en el libro recientemente publicado“Cuneiform Royal Inscriptions and Related Texts in the Schøyen Collection”Las inscripciones cuneiformes Reales y textos afines en la colección Schøyen” (CDL Press, 2011).


Torre de Nabucodonosor

Entre los materiales  está una interesante, aunque en parte perdida, inscripción,  IIcon las palabras del rey Nabucodonosor II,(c. 630-562 a. C.) soberano de Babilonia X Dinastía o Dinastía Caldea de Babilonia) , quien reconstruyó el gran zigurat  de Babilonia ( Etemenanki) , enormes torres de varios pisos de altura construidas en la antigua Mesopotamia y Elam- dedicado al dios Marduk hace unos 2.500 años.

La inscripción fue tallada en una  estela de piedra e incluye un dibujo del zigurat y del rey Nabucodonosor II.

El templo de Marduk en Babilonia (Etemenanki) y la zigurat Esagila, reconstruidos por Nabucodonosor II.

http://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/EGIPTO%20HISTORIA/CURRICULUM%2003/zigurats.htm

Algunos investigadores han argumentado que la estructura original del primitivo zigurat del templo de Marduk en Babilonia i( el Esagila) nspiró la historia bíblica de la Torre de Babel. En la inscripción, Nabucodonosor habla acerca de cómo llegó gente de todo el mundo para construir la torre de Marduk y un segundo zigurat a Borsippa, al norte de Babilonia ( este es el que se considera el que inspiró según otros autores el relato bíblico.

Borsippa Tower or Ziggurat..Ziggurat: Photograph from a collection by the Oriental Institute of the University of Chicago

El “alma” de la zigurat de Borsippa y la llanura mesopotámica desde su cumbre. Fotos Vázquez Hoys. 23 marzo 2002.


La Torre de Babel, Pieter Bruegel

Dra. Ana María Vazquez Hoys, artículo publicado en la revista Más Allá, Monográfico Nº 16 /03/1996, pp.134-141

“Yo movilicé a [todos] los países en todas partes, a [cada uno y] a cada gobernante [que] había sido elevado a la prominencia sobre todos los pueblos del mundo [como] amados por Marduk … “, escribió en la estela.

“He construido sus estructuras con betún y [ladrillos cocidos en todas partes]. Yo los terminé, haciendo que [ellos destellaran] brillantes como el [sol]…”.

Fundamento  ( l que queda actualmente) de la Etemenanki o zigurat del Esagila de Babilonia.

No fue la única vez que Nabucodonosor  II hizo este alarde. Además de esta estela, palabras similares se leyeron  anteriormente en una tablilla con forma de cilindro, señaló Andrew R. George (foto a la izquierda), un profesor de la Universidad de Londres y editor del libro.

El profesor George señala que la imagen de Nabucodonosor II que se encuentra en la estela recién publicada es una de las cuatro representaciones conocidas del rey bíblico.

“El relieve, por lo tanto, reproduce con seguridad la cuarta representación de Nabucodonosor  II que ha sido descubierta; los otras están talladas sobre las cara de un acantilado en Líbano, en Wadi Brisa (que tiene dos relieves) y en Shir es-Sanam”, escribe George en el libro.“Todos estos monumentos al aire libre están en muy malas condiciones y sus representaciones del rey son mucho menos relevantes que esta de la estela”.



En la estela, un barbudo Nabucodonosor  II lleva una corona real en forma de cono con una pulsera o brazalete en la muñeca derecha. En su mano izquierda, lleva un bastón tan alto como él, y en su mano derecha sostiene un objeto aún sin identificar ( que para mi es el estilo triangular del escriba, algo muy común en Mesopotamia .Dra.Vázquez Hoys )

También lleva una túnica y lo que parecen ser unas sandalias, el calzado común en el mundo antiguo. (Es decir:Va vestido como todos los reyes asirios que se conocen en las estelas del Museo Británico.Nada raro. Dra.Vázquez Hoys).

El profesor George opina que la estela pudo estar colocada  originalmente en una cavidad bajo el zigurat de Babilonia, antes de ser retirada en algún momento de la antigüedad.(Es decir: Puede tratarse de una “tablilla de fundación,al uso en Mesopotamia desde la época sumeria)

Al tomarla Nabucodonosor II, Babilonia estaba devastada, no sólo a manos de SenaqueribAsurbanipal, sino también como resultado de rebeliones. Nabucodonosor II ,  continuando con el trabajo de reconstrucción de su padre, tuvo como propósito convertir su capital en una de las maravillas del mundo. Antiguos templos fueron restaurados; nuevas edificaciones de increíble magnificencia fueron construidas en honor a los dioses del panteón babilónico (Diodoro de Sicilia, 2.95; Heródoto, 1.183); para completar el palacio real comenzado por Nabopolasar, nada fue ahorrado, ni “madera de cedro, bronce, oro, plata, piedras preciosas y raras”; un pasaje subterráneo y un puente de piedra conectaban las dos partes de la ciudad separadas por el río Éufrates; la ciudad se volvió inexpugnable con la construcción de un triple muro.

Las labores de Nabucodonosor no estaban sólo ligadas a la capital; es acreditado por la restauración del lago de Sippar, abrir un puerto en el Golfo Pérsico, y la construcción de una muralla entre los ríos Tigris y Éufrates para proteger al país de invasiones del norte: de hecho, no hay un lugar en Babilonia donde no aparezca su nombre o vestigios de su actividad como rey. Estas gigantescas obras necesitaron una amplia mano de obra: de las inscripción en el templo de Marduk, se puede inferir que la mayoría de los cautivos traídos desde el oeste de Asia participaron en las labores de construcción.

La conquista de Babilonia por los asirios

Otra inscripción  muy curiosa trata sobre la violencia, el saqueo y la venganza y  se remonta a unos 3.000 años. Fue escrita en  nombre de Tiglat-Pileser I, rey de Asiria. (1114 a. C.-  1076 a.C.)

En ella, el monarca  se jacta de cómo conquistó parte de Mesopotamia y reconstruyó un palacio en una ciudad llamada Pakute.

Una sección se refiere a la conquista de la ciudad de Babilonia, derrotando a un rey llamado Marduk-nadin-ahhe.

Archivo: Amran Kudurru 01.jpg


El rey Marduk-nadin-ahhe de Babilonia (Kudurru de Marduk-nadin-AHHE de Amran (frontal)


“Yo demolí los palacios de la ciudad de Babilonia que pertenecía a Marduk-nadin-ahhe, el rey de la tierra de Kardunias, (y) obtuvimos una gran cantidad de bienes de sus palacios”, hace grabar  Tiglat-Pileser I.

“Marduk-nadin-ahhe, rey de la tierra de Kardunias, confiaba en la fuerza de sus tropas y sus carros, y marchó en pos de mí. Luchó conmigo en la ciudad de Situla, que está aguas arriba de la ciudad de Akkad en el río Tigris, y yo dispersé a sus numerosos carros. Causé la derrota de sus guerreros (y) sus combatientes en esa batalla. Él se retiró y volvió a su tierra”.

Grant Frame, un profesor de la Universidad de Pennsylvania, que tradujo esta inscripción jactanciosa, escribe en el libro que los babilonios pudieron haber provocado a los asirios durante el gobierno de Tiglat-Pileser I, atacándolos.

Marduk-nādin-aḫḫē,[nb 1] ca. 1099-1082 BC, was the 6th king of the 2nd Dynasty Isin and the 4th Dynasty of Babylon.[i 2] He is best known for his restoration of the Eganunmaḫ in Ur and the famines and droughts that accompanied his reign.


He was related to all three of his immediate predecessors: his father was Ninurta-nādin-šumi, the 3rd king, his brother was Nabu-kudurri-uṣur, the 4th king, and his nephew wasEnlil-nādin-apli the 5th king, against whom he revolted and deposed.[1] A reconstructed passage in the Walker Chronicle[i 3] describes how while Enlil-nādin-apli was away campaigning in Assyria, supposedly marching to conquer the city of Assur itself, Marduk-nādin-aḫḫē and the nobles rebelled. On his return “to his land and his city. They [kill]ed him with the s[word].”[2]

Biography

His relationship with his Assyrian counterpart, Tukultī-apil-Ešarra,[i 4] was antagonistic and he launched a raid early in his reign into Assyria, capturing the cultic idols of Adadand Šala from Ekallāte, a town only around thirty miles from Assur. For his part, Tukultī-apil-Ešarra led several retaliatory raids into the heartland of Babylonia, recalled with typical bombastic rhetoric:

I marched to the land of Karduniaš. I conquered the cities Dūr-KurigalzuSippar of Šamaš, Sippar of Anunitu, Babylon and Upi, the great shrine of Karduniaš, including their fortresses. I massacred them in great number. I plundered countless amounts of their booty. I conquered the palaces of Babylon belonging to Marduk-nādin-aḫḫē, the king of Karduniaš, and I burned them with fire. Twice I drew up a battle line of chariots against Marduk-nādin-aḫḫē, the king of Karduniaš, and I defeated him.[3]
—Tukultī-apil-Ešarra, Building Inscription, lines 37 to 40.[i 5]

The Synchronistic History recalls the battles were in the first instance “by the Lower Zab, opposite Ahizûhina, and in the second year he defeated Marduk-nadin-ahhe at Gurmarritu, which is upstream from Akkad.”[i 6] Although “Ugarsallu (immediately south of the Lesser Zab) he plundered as far as Lubda (located in the area of Arrapha). He ruled every part of Suhu (in the middle Euphrates Valley) as far as Rapiqu (southern border of Assyria),” these places are on the periphery of Babylonia and the idols were not recovered until centuries later:

After 418 years I took out of Babylon and returned to their sanctuaries Adad and Šala, the gods of Ekallāte, whom Marduk-nādin-aḫḫē, king of Babylon, had seized and carried off to Babylon in the time of Tukultī-apil-Ešarra, king of Assyria.[4]
Sennacherib of Assyria, on his destruction of Babylon after a fifteen month siege, having taking the city 1 Kislev 689., Bavian Inscription

Cuando una mujer tabernera le da una cerveza …

Otro documento recién traducido es la copia más antigua conocida del código de leyes de Ur-Nammu, un rey de  UR (III Dinástía) , en Mesopotamia que gobernó en Ur hace unos 4.000 años. Él desarrolló un conjunto de leyes siglos antes que el famoso código de Hammurabi de 1780 a. C., el cual incluye la Ley del Talión (  “ojo por ojo” ). El código de Ur-Nammu contempla compensaciones económicas en lugar de daños físicos como pago a ciertos crímenes. Sin embargo el asesinato, el robo, el adulterio y el rapto son considerados ofensas capitales que no admiten tal compensación.

En cierto modo, el Código de Ur Nammu (2112-2095 a.C.) es más avanzado que el de Hammurabi, que aún tiene esta ley, considerada más atrasada. Por ejemplo, se establece una multa para alguien que deja ciego a otra persona, en lugar de castigarle a perder un ojo.

Lara Peinado, Federico; y Lara González, Federico (1994). Los primeros códigos de la Humanidad. . Madrid: Tecnos.

Los investigadores están ya al corriente de gran parte del código en las versiones posteriores.

Sin embargo, el hecho de que esta es la primera edición conocida permite a los investigadores compararla con las copias posteriores y ver cómo ha evolucionado. Por ejemplo, la copia arroja luz sobre una de las normas más curiosas acerca de lo que se debería pagar a una “mujer tabernera” por una jarra de cerveza.

Al parecer, si se pide  a la tabernera que le ponga una cerveza a cuenta durante el verano, ella tendrá el derecho a cobrarle un impuesto, de cantidad desconocida, en  invierno.

“Si una mujer tabernera da [en] el verano una jarra de cerveza a alguien a crédito, su impuesto será [...] en invierno…”

La lección? Si usted vive en la antigua Mesopotamia no ponga espere al invierno para pagar la cerveza que consumió en verano: Le saldrá más cara. Es decir:Ya había un sobrecargo sobre la deuda.

000000000000000000



Inscripción con la Lista real de las Ciudades-estado de Ur e Isin, ciudades hoy en día en Irak. La lista comienza con Ur-Nammu, quien gobernó hace cerca de 4.100 años, y termina con Damiq-Ilisu, que gobernó  hace 3800 años.

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,Arte Antiguo,ARTÍCULOS,Curiosidades,H. Próximo Oriente,HISTORIA ANTIGUA,Hombres de la Historia,PERSONAJES

Trackback Uri






12 dic 09

Descripción de la ciudad de Babilonia según Herodoto y Plinio
Volver al principio

Con sus auges y caídas, la historia de la ciudad de Babilonia -literalmente «la Puerta del dios», en lengua acadia- está jalonada por los acontecimientos más importantes de la historia del Próximo Oriente Antiguo.

Su nombre aparece ya en los textos de Sargón de Akad (ca. 23340-2284 a.C.) y alcanzó su mayor gloria primero con Hammurabi (1792-1750 a.C.) y, siglos más tarde, con el caldeo Nabucodonosor II (604-562 a.C.). Conquistada por el rey persa Ciro el Grande en 538 a.C., Heródoto la describe tal como era un siglo más tarde, mientras que, todavía quinientos años después, Plinio evoca la grandeza de una capital eclipsada en su época por las vecinas capitales  Seleucia del Tigris y Ctesifonte.

La primera dinastía de Babilonia terminó cuando los hititas saquearon la ciudad hacia el 1595 a. C. Aunque siguió siendo una ciudad santa de peregrinación para toda Mesopotamia, la inestabilidad de la zona y los asirios destruyeron la ciudad por completo hacia el año 689 a. C. Una nueva dinastía de reyes independientes logró deshacerse del yugo asirio y devolver a Babilonia su resplandor original e incluso crear un imperio comparable al de Asiria.

La nueva ciudad capital del imperio neobabilónico.

Nabucodonosor II ( 604-562 a. C.) fue quien más empeño puso en crear una urbe bellísima. Tal fue el resultado que entre las listas que los griegos elaboraban sobre las Maravillas del Mundo Antiguo, llegaron a estar incluidas en ellas los Jardines Colgantes y las murallas de la ciudad. Herodoto, que se cree que la visitó hacia el 460 a. de C. hizo una larga descripción de ella y llegó a afirmar ” que supera en esplendor a toda ciudad del mundo”. Se conocen   sus principales monumentos gracias a la labor de excavación y reconstrucción que hizo el arqueólogo alemán Robert Koldewey desde 1899 hasta 1917. Estos edificios son modelos de las características arquitectónicas mesopotámicas.

La primera dinastía de Babilonia terminó cuando los hititas saquearon la ciudad hacia el 1595 a. C. Aunque siguió siendo una ciudad santa de peregrinación para toda Mesopotamia, la inestabilidad de la zona y los asirios destruyeron la ciudad por completo hacia el año 689 a. C. Una nueva dinastía de reyes independientes logró deshacerse del yugo asirio y devolver a Babilonia su resplandor original e incluso crear un imperio comparable al de Asiria.

La nueva ciudad capital del imperio neobabilónico.

Nabucodonosor II ( 604-562 a. C.) fue quien más empeño puso en crear una urbe bellísima. Tal fue el resultado que entre las listas que los griegos elaboraban sobre las Maravillas del Mundo Antiguo, llegaron a estar incluidas en ellas los Jardines Colgantes y las murallas de la ciudad. Herodoto, que se cree que la visitó hacia el 460 a. de C. hizo una larga descripción de ella y llegó a afirmar ” que supera en esplendor a toda ciudad del mundo”. Veamos sus principales monumentos gracias a la labor de excavación y reconstrucción que hizo el arqueólogo alemán Robert Koldewey desde 1899 hasta 1917. Estos edificios son modelos de las características arquitectónicas mesopotámicas.

Denominado tradicionalmente el «padre de la Historia», Heródoto (ca. 485-425 a.C.) nació en Halicarnaso, en la costa suroccidental de Asia Menor, viajó a Egipto, Fenicia, Mesopotamia y Escitia, y residió en la Atenas de Pericles, donde formó parte en 444/443 a.C. de la expedición destinada a fundar la colonia panhelénica de Thurios en Magna Grecia. Dedicando cada uno de los nueve libros que la componen a una de las Musas redactó su Historia, una obra inacabada que alcanza desde la época mítica hasta la Segunda Guerra Médica (479 a.C.), centrada en el enfrentamiento entre Europa y Asia, y salpicada de excursos de carácter etnográfico referidos a las tierras por las que viajó su autor.

Construcción de la zigurat de Marduk

Cayo Plinio Segundo el Viejo vivió entre los años 23 y 79 d.C. Amigo del emperador romano Vespasiano, ocupó importantes cargos en la administración imperial. De su obra literaria sólo se conserva la monumental Naturalis Historia, dedicada a Tito, primogénito de Vespasiano, en el año 77, y publicada tras la muerte del autor por su sobrino e hijo adoptivo Plinio el Joven. Se trata de una extensa obra enciclopédica dividida en treinta y siete libros que contiene todo tipo de informaciones, agrupadas por materias y procedentes de multitud de obras más antiguas. (Pilar Rivero-Julián Pelegrín).

Babilonia según Heródoto (s. V a.C.)

-http://patry33.files.wordpress.com/2009/01/babilonia.jpg
La ciudad de Babilonia y el templo de Marduk
“Babilonia está situada en una gran llanura, forma un cuadrado y, en cada lado, tiene una extensión de ciento veinte estadios; así, el perímetro de la ciudad tiene en total cuatrocientos ochenta estadios [= algo más de 85 kilómetros]. Esta es, por consiguiente, la enorme extensión de la capital de Babilonia y, que nosotros sepamos, su trazado no era comparable al de ninguna otra ciudad.
Primero la circunda un foso profundo y ancho, lleno de agua, y luego un muro que tiene una anchura de cincuenta codos reales y una altura de doscientos codos [= 24,99 * 88,80 metros]. Aparte de esto, debo además explicar en qué se empleó la tierra procedente del foso y cómo se construyó el muro. A medida que abrían el foso, iban convirtiendo en ladrillos la tierra extraída de la excavación y, cuando hubieron moldeado un número suficiente de ladrillos, los cocieron en hornos; posteriormente, utilizando asfalto caliente como argamasa e intercalando cada treinta hileras de ladrillos esteras de cañas, construyeron primero los paramentos del foso y después, y de la misma manera, el muro mismo. En lo alto del muro también levantaron, a lo largo de sus arcenes, unas casamatas de un solo piso, situadas las unas frente a las otras; y entre ellas dejaron espacio para el paso de una cuádriga. En el circuito del muro hay, además, cien puertas, todas ellas de bronce, lo mismo que sus quicios y dinteles. (…)

De esta manera, pues, estaba fortificada Babilonia. La ciudad, por otra parte, tiene dos sectores, pues por su mitad la divide un río, cuyo nombre es Éufrates, que procede del país de los armenios; es un río grande, profundo y de curso rápido que desemboca en el mar Eritreo. Pues bien, por uno y otro lado de la ciudad, la muralla se ve prolongada en ángulo hasta el río, y, a partir de su confluencia, se extienden, a lo largo de las dos orillas del mismo, los contramuros interiores en forma de un vallado de ladrillos cocidos. La ciudad propiamente dicha, que se halla plagada de casas de tres y cuatro pisos, está dividida en calles rectas, tanto las paralelas al río como las transversales que a él conducen. Precisamente frente a cada calle transversal, en el vallado que bordea el río, había unas poternas en número igual al de las callejas. Esas poternas eran, asimismo, de bronce y daban acceso a la orilla misma del río.

http://www.studyspanish.ru/lib/txts/img/babilonia1_large.jpgJardines colgantes de Babilonia

http://www.fjavier.com/mapas/mapa4dbabil.jpg

Ese muro es, en suma, como una coraza, y por la parte interior corre, paralelo a él, otro muro no menos resistente que el primero pero sí más estrecho. Asimismo, en el centro de cada uno de los dos sectores de la ciudad se alzaba un edificio fortificado; en un sector, el palacio real, dotado de un recinto grande y sólido; y, en el otro, un santuario de puertas de bronce -que todavía existía en mis días- consagrado a Zeus Belo, formando un cuadrado de dos estadios de lado [= unos 355 m]. En la parte central del santuario hay edificada una torre maciza de un estadio de altura y otro de anchura; sobre esta torre hay superpuesta otra torre, y otra más sobre esta última, hasta un total de ocho torres. La rampa de acceso a ellas está construida por la parte exterior, dispuesta en espiral alrededor de todas las torres. Y hacia la mitad de la rampa hay un rellano y unos asientos para descansar, donde se sientan a reponer fuerzas los que suben. En la última torre se levanta un gran templo. (…)

http://s3.amazonaws.com/lcp/algargosarte/myfiles/la-ciudad-de-Babilonia.jpg

Vista general de Babilonia

El gran santuario de Babilonia cuenta, asimismo, con otro templo abajo en el que hay una gran estatua sedente de Zeus(=Marduk), en oro, y a su lado una gran mesa de oro, siendo el pedestal de la estatua y el trono, asimismo, de oro. Estas piezas, al decir de los caldeos, están hechas con ochocientos talentos de oro. Fuera del templo hay un altar de oro y hay, además, otro altar de gran tamaño sobre el que se inmolan las reses adultas, ya que sobre el altar de oro sólo se pueden inmolar lechales. (…)
Por cierto que, entre los numerosos reyes de la ciudad de Babilonia que sin duda ha habido -a ellos aludiré en mi historia sobre Asiria- y que adornaron sus murallas y santuarios, se cuentan, en concreto, dos mujeres. La que reinó en primer lugar, que vivió cinco generaciones antes que la segunda y cuyo nombre era Semíramis, mandó construir a lo largo de la llanura unos diques que merecen contemplarse, mientras que antes el río solía desbordarse por toda la llanura. Por su parte, la reina que vivió con posterioridad a la susodicha, cuyo nombre era Nitocris y que fue más perspicaz que la que le había precedido en el trono, dejó unos monumentos que yo pasaré a describir con detalle, y, de paso, viendo que el imperio de los medos era pujante y que no permanecía inactivo, antes al contrario, que, entre otras ciudades, se habían apoderado, incluso, de Nínive, adoptó contra ellos todas las precauciones que pudo … Como la ciudad tenía dos sectores y el río pasaba por en medio, en tiempos de los reyes que la precedieron, cuando se quería pasar de un sector a otro, había que hacerlo en barca, cosa que, a mi juicio, resultaba molesta. Pues bien, ella subsanó también esta contingencia, ya que, tras excavar el depósito del lago, merced a esta obra pudo dejar este otro monumento. Mandó co rtar unos enormes bloques de piedra y, cuando tuvo listos esos bloques y excavado el emplazamiento del lago, desvió todo el caudal del río hacia el lugar que había hecho excavar; y mientras el depósito se iba llenando, entretanto, cuando el antiguo cauce se quedó seco, primero canalizó con ladrillos cocidos, con arreglo a la misma disposición que en la muralla, las márgenes del río a su paso por la ciudad y las bajadas que llevaban de las poternas al río; luego aproximadamente en el centro de la ciudad construyó un puente con los bloques de piedra que había hecho extraer, ensamblándolos con hierro y plomo. Y sobre el puente, al rayar el día, hacía colocar unos maderos cuadrangulares, por los que los babilonios pasaban al otro lado; pero, durante las noches, por lo general quitaban los maderos en cuestión con objeto de evitar que, merodeando a favor de la noche, se robasen unos a otros. Y, cuando el depósito que había sido excavado se transformó, merced al río, en un lago lleno de agua y estuvo concluida la construcción del puente, volvió a desviar el río Éufrates desde el lago a su antiguo cauce. Así la transformación de la excavación en una zona pantanosa pareció una obra oportuna y los ciudadanos tuvieron un puente a su disposición.
Heródoto, Historia, I 178-186, traducción de Carlos Schrader, Biblioteca Clásica Gredos, Madrid, 1977.

Babilonia según Plinio el Viejo (siglo I d.C.)
Babilón, la capital de las naciones caldaicas, consiguió una gran celebridad entre las ciudades del mundo entero, a causa de lo cual el resto de Mesopotamia y de Asiria recibió el nombre de Babilonia. Estaba rodeada por dos muros de sesenta mil pasos, con una altura de doscientos pies y una anchura de cincuenta, siendo la medida de cada pie mayor que la nuestra en tres dedos; por el centro corría el Éufrates con admirables construcciones en uno y otro lado; todavía se conserva allí el templo de Júpiter Belo; él fue el descubridor de la ciencia de las estrellas. Con todo, esta ciudad se ha transformado en un paraje deshabitado, absorbida por la proximidad de Seleucia , fundada a tal fin por Nicátor a menos de cuarenta millas de distancia, en la confluencia del Éufrates, desviado por un canal, y del Tigris. Seleucia, sin embargo, recibe el sobrenombre de Babilonia y hoy es una ciudad libre e independiente, y además con las costumbres de los macedones. Dicen que la ciudad tiene seiscientos mil habitantes y, en cuanto a la configuración de sus murallas, que es la de un águila extendiendo las alas, y que sus campos son los más fértiles de todo el oriente. A su vez los partos, para despoblarla, a tres millas de distancia, en Calonítide, fundaron Ctesifonte , que es ahora la capital de sus reinos, y, al no conseguir ningún resultado, el rey Vologeso fundó no hace mucho otra ciudad, Vologesocerta, en sus proximidades.
Plinio el Viejo, Historia natural, VI 30, 121-122, traducción de María Luisa Arribas, Biblioteca Clásica Gredos, Madrid, 1998.

Filed under: Arqueologia,Arte Antiguo,ARTÍCULOS,Ciudades,General,H. Próximo Oriente,HISTORIA ANTIGUA,Hombres de la Historia,Mujeres de la Historia,PERSONAJES,PERSONALÍSIMO

Trackback Uri






2 ago 09

http://www.bloganavazquez.com/wp-content/uploads/2008/12/ana_vazquez_entrada_palacio_nabucodonosor_ii_babilonia1.jpg

Dra.Vázquez Hoys en la puerta del palacio de Verano de Nabucodonosor II  Babilonia, reconstruido por Saddam Hussein.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b8/Babylon_Map.svg/692px-Babylon_Map.svg.png

Plano de Babilonia en tiempos de Nabucodonosor II

commons.wikimedia.org/wiki/File:Babylon_Map.svg

http://www.studyspanish.ru/lib/txts/img/babilonia1_large.jpg

Recontrucción ideal del itema defensivo de Babiloni y la Puerta de Ishtar

Babilonia

Babilonia era una  de las ciudades más importantes de la antigüedad, cuya localización está hoy en día marcada por una amplia zona de ruinas al este del río Éufrates, a 90 km al sur de Bagdad, en Iraq. Babilonia fue la capital del Imperio babilónico durante los milenios II y I a.C. En la antigüedad, la ciudad se beneficiaba de su posición en la importante ruta comercial por vía fluvial(río Eufrates)  y terrestre que conectaba el golfo Pérsico y el Mediterráneo, desde Mari a Ebla y Ugarit.

http://farm1.static.flickr.com/191/512212815_53878dbf07_o.jpg

Reconstrucción ideal de Babilonia

http://farm1.static.flickr.com/191/512212815_53878dbf07_o.jpg

http://encontrarte.aporrea.org/imagenes/9/babilonia.gif

Soldados USA en Babilonia

http://encontrarte.aporrea.org/imagenes/9/babilonia.gif

http://2.bp.blogspot.com/_z82zjJA8XAw/RoHZigDQXyI/AAAAAAAAA2Y/uLz4ByGTu1E/s320/babilonia02.jpg

El zigurat del templo (Esagila) de Marduk (Etemenanki) en Babilonia

León de Babilonia

León,Babilonia

http://www.studyspanish.ru/lib/txts/img/babilonia2_large.jpg

Reconstrucción posible del sistema hidraúlico  utilizado para elevar el agua del Eufrates a la terraza superior de los jardines colgantes de Babilonia.

El inglés D. J. Wiseman, gran estudioso de la Asiria antigua, ha formulado recientemente una hipótesis completamente diferente: los jardines colgantes no se encontraban en el Palacio Meridional sino en el Septentrional, en el exterior del la muralla. Según Wiseman, la pendiente entre la colina donde se alzaba el palacio y la depresión del río éufrates estaba recubierta de terrazas que formaban un único y gran parque que debía ser los famosos jardines.

http://www.studyspanish.ru/lib/txts/img/babilonia2_large.jpg

Jardines artificiales creados de la nada, efectos ópticos que proyectaban al observador hacia un paisaje de fábula, sistemas de irrigación geniales. Sin embargo, en la época de la conquista de Babilonia por Alejandro Magno (331 a. C.) los célebres jardines colgantes no estaban considerados como una de las “Siete Maravillas”. Ni siquiera lo estaban el fastuoso palacio de Nabucodonosor II, rey de Babilonia desde el 601 al 562 a. C, o la legendaria torre babilónica, el Etemenanki.

La  muralla de la ciudad y especialmente al “Muro Oriental” hecho construi por Nabucodonosor  II al este de la ciudad y que para los macedonios y griegos que acompañaban a Alejandro Magno debió ser una gran sorpresa. Y como decía Kodewey, para cualquiera que llegase de Grecia.

http://www.nrw.qld.gov.au/museum/articles_complete/images/babylon_tablet.jpg

Este  es el únio mapamundi babilónico  conocido , del siglo VII a.C. muestra  Babilonia como centro del mundo, rodeada del gran río Eufrates.Más llá del gran cículo del “Mar de Sal”, hay una zona “onde el mar no se ve”. El Eufrates fluye por el centro del mapa, en el que aparecen Sañalada Babilonia(centro del mapa , casilla rectangular ), las montañas en las fuentes del río (actual Armenia)  y, al sur, en su desembocadura, el país de los Bit-Yakin y los pantanos.Sg.Oates,J. p. 8 fig.16.

http://www.theodora.com/wfb/photos/iraq/processional_way_ancient_babylon_iraq_photo_ezida-com.jpg

Pavimento de la antigua Vía Procesional, Babilonia

http://www.pasaporteblog.com/wp-content/uploads/2008/04/maqueta-puertas-babilonia.jpg

http://www.pasaporteblog.com/wp-content/uploads/2008/04/maqueta-puertas-babilonia.jpg

Maqueta de la Vía Procesional,Babilonia

http://www.radiogranada.es/blog/gallery/22/01%20puertas%20de%20babilonia%20en%20el%20museo%20de%20pergamo.jpg

Puerta de Ithar reconstruida, Pergamomuseum,Berlin

El “Muro Oriental”, de una longitud de 1.650 metros, parte integrante de los ocho kilómetros de la muralla urbana, estaba en realidad formado por dos muros, uno interior y otro exterior. La distancia entre ambos, de cerca de 12 metros, estaba rellena de tierra prensada. Se formaba así un amplio camino que, considerando también el espesor de los muros, podía alcanzar una anchura de 24 metros, permitiendo el paso de dos carros tirados por caballos al mismo tiempo. En la muralla, presidida por grandes torres de planta cuadrada, se abrían ocho enormes puertas llamadas como otras tantas divinidades babilónicas; en el Museo de Berlín se puede admirar la reconstrucción de la  Puerta de Ishtar, con sus magníficas decoraciones en ladrillos policromos esmaltados sobre figuras de dragones  de Marduk y los toros de Adad, mientras que los leones de Ishtar protegían l Via Procesional.

http://www.imperioromano.com/blog/img/babilonia.jpg

http://www.arquiperu.com/images/newslet02/babilonia08.jpg

Los restos actuales

http://www.arquiperu.com/images/newslet02/babilonia08.jpg

http://www.clublatercera.cl/vgn/images/portal/FOTO042005/150080529babilonia88kb.gif

http://www.clublatercera.cl/vgn/images/portal/FOTO042005/150080529babilonia88kb.gif

http://www.celtiberia.net/imagftp/im163488314-3-Demarcacion-de-Babilonia.gif

Esta lápida de basalto negro, lleva incrita una cónica de la restauración de las urallas y templos de Babilonia.Altura 21,5 cm.Museo Británico. Sg. Oates, J.:Babilonia, auge y declive.Martínez Roa Barcelona 1979  fig.81, p.167

Fig de www.celtiberia.net/verimg.asp?id=2594 con pie de la figura mal.

http://www.dearqueologia.com/kadingir/babilonia_templo.jpg

Ruinas  de Babilonia

Ka-ingir-ra

La torre de Babel NO SE CREE QUE ERA LA ZIGURAT DE BABILONIA, SINO LA  DE BORSIPPA

untitled0xb.png

http://img23.imageshack.us/i/untitled0xb.png/

La Vía de las Procesiones egún Oates, que Nabucodonodor II había hecho contruir en honor de Mrduk, pasaba por delante del castillo o Kar, hecho construir por Nabucodonosor II ampliando un palaio ya eistente e dimeniones menores y donde el 16 de marzo e 1899 comenzaron las excavaciones  de Babilonia, con “66 hombres en el frente oriental(Andrae).

http://www.fortunecity.es/imaginapoder/artes/154/E35_Relleu_dels_Lleons_Babilonia.jpg

León de la Vía Procesional

Pasado el castillo, cruzaba la Puerta de Isthar y llevaba al Esagila, el templo de Marduk, y la zigurat o Esagila.De 16 mts. de ancho, era la arteria principal de la ciudad.estaba pavimentada con planchas de breccia, roca sedimentaria de grano grueso. Cada plancha llevaba una incripción:

“Yo soy Nabucodonosor, rey de Babilonia, hijo de Nabopalasar, rey de Babilonia.Las calles de Babel la he mandado pavimentar con estas planchas de piedra para la proceión del Gran Señor Marduk, ¡Señor de vida eterna¡.Oates p. 97-98.

http://pr.kalipedia.com/kalipediamedia/matematicas/media/200709/26/aritmetica/20070926klpmatari_23.Ies.SCO.jpg

Reconstrucción de la Puerta de Isthar, Babilonia, como entrada al “parque temático”que intentó Sadam Hussein

pr.kalipedia.com/fotos/puerta-ishtar-babiloni

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,ARTÍCULOS,General,HISTORIA ANTIGUA

Trackback Uri