13 dic 09

By admin • Enero 22, 2009

Las lluvias torrenciales caídas el domingo sobre esta región peruana han dañado cinco de las figuras, pertenecientes a culturas preincaicas y solo visibles desde el aire. Entre ellas están dos de las más conocidas: Las Manos y La Garza. Los desperfectos, apuntan los arqueólogos del Instituto Nacional de Cultura (INC) de Perú, son “reparables y reversibles”. El arqueólogo del INC Mario Olaechea señaló que las intensas lluvias, conocidas en la zona como huaicos, generaron un deslizamiento de barro que alcanzó a las figuras, produciendo una alteración que, sin embargo, es remediable. “El agua ha dejado depositada una capa de tierra blanquecina arcillosa, que le da otro color a las figuras”, agregó a France Presse.

Imagen de las manos de Nazca atravesada por las aguas

Emma Susana Arce, responsable del INC en la región de Ica, donde están situados los geoglifos, uno de los mayores enigmas arqueológicos en el mundo, viajó el martes a la zona con un grupo de expertos para realizar un primer informe. Aunque aseguró que es pronto para saber cuánto tiempo y cuánto dinero costará reparar los daños causados por “uno de los huaicos más graves” registrados en la región, Arce se mostró convencida de que la reparación de las figuras es posible.

Imagen de otra de las famosas figuras de Nazca

Convertidas en uno de los principales atractivos turísticos del sur de Perú y declaradas por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1994, las Líneas de Nazca se atribuyen a los pobladores de la cultura Nazca que habitaron esta región entre el año 200 antes de Cristo y el 700 después de Cristo. Todavía hoy es un enigma saber cómo aquellos pueblos lograron trazar esos dibujos de gran tamaño con tal precisión. La profundidad de las líneas nunca excede los 30 centímetros; técnicamente son perfectas y son testimonio de un gran conocimiento geométrico de los antiguos habitantes de la zona.

Las Líneas de Nazca, redescubiertas para el mundo científico por Toribio Mejia Xesspe en 1927, están compuestas por varios cientos de dibujos que abarcan diseños tan simples como líneas y triángulos hasta complejas figuras zoomorfas, fitomorfas y geométricas que aparecen trazadas en la superficie.

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,ARTÍCULOS,Hispanoamerica

Trackback Uri