Etiqueta: cesar



18 feb 12

¡La historia de la antigua Roma está de moda¡

Julio César fue asesinado a los pies de la estatua de Pompeyo, su gran rival, el la Curia que llevaba el nombre de éste.


“Cesare deve morire” de los hermanos Taviani se ha llevado el Oso de Oro a la mejor película gracias al veredicto del Jurado presidido por Mike Leigh.

La cinta narra la historia de un grupo de presos que son elegidos para poner en marcha una versión de Julio César de William Shakespeare y durante los preparativos los reclusos se meterán tanto en el texto que aflorarán los remordimientos por el pasado y las rencillas del presente. El film está protagonizado por actores no profesionales y surgió después de que los veteranos hermanos vieran a unos presos interpretar “La divina comedia”. Los realizadores de “Padre padrone” (1977) y “La noche de San Lorenzo” (1982) resucitan cinematográficamente con este proyecto.

William Shakespeare - Julio César

La tragedia de Julio César es una obra trágica escrita por William Shakespeare, probablemente en 1599. Recrea la conspiración en contra del dictador romano Julio César, su homicidio y las secuelas de este hecho. Constituye uno de las tantos trabajos shakespearianos basados en hechos históricos.

A diferencia de muchos personajes principales en otras obras del género (e.j. Hamlet, Enrique V), César no es el centro de la acción, apareciendo tan sólo en tres escenas y muriendo al comienzo del tercer acto. La figura más relevante de la historia es Bruto y la trama gira en torno a la lucha psicológica entre las demandas en conflicto sobre el honor, el patriotismo y la amistad.

Narra el asesinato de César, siendo los verdaderos protagonistas de la obra por un lado Bruto y Casio y por otro Marco Antonio, personajes romanos de la época de César.

Su argumento se basa en la biografía de César de las Vidas paralelas de Plutarco, historiador griego del siglo I. Esta obra también es la fuente principal de CoriolanoAntonio y CleopatraTimón de Atenas. El texto trata  de la ambición y las artimañas que llevan al poder, así como de la amistad.

Los personajes no son ni buenos ni malos absolutamente: son humanos.Es también una fascinante inmersión en la época romana. Pero, como siempre, lo importante es el tratamiento psicológico de los personajes: sus luchas internas, sus miedos, su sentido de la ética, sus traiciones y sus relaciones de amistad…

Julio César fue el político romano (Roma, 100-44 a.C.) que sentó las bases del  poder del Principado. Tras la última batalla contra sus enemigos , en Hispania (Munda, 45 a.C.) comienza la trama de la obra, que termina con la muerte de Bruto (42 a.C.).

César llega a Roma victorioso desde la Bética (actual Andalucía, Hispania). El pueblo le recibe alborozado. Pero un adivino le dice: “Guárdate de los idus de marzo” (15 de marzo en el calendario romano; los idus eran días de buenos augurios).

Casio (Cayo Casio Longino, senador romano) conversa con su cuñado Bruto (Marco Junio Bruto, también senador,  al que se atribuyó la posibilidad de ser hijo de César). Casio sondea a Bruto acerca de su opinión sobre el peligro del poder absoluto que está acaparando César. Bruto se muestra interesado. Casio decide que lo convencerá. Mientras, César sufre un ataque de epilepsia en el Foro, ante el pueblo que le aclama, acompañado de su esposa Calpurnia y su mano derecha Antonio (Marco Antonio).

Bruto tiene la confianza de César y del pueblo. Por eso, Casio necesita que esté con él y los que pretenden acabar con César. Casio y los demás conjurados visitan a Bruto, que se une a ellos. Casio propone matar también a Marco Antonio, pero Bruto alega que sería demasiado. Porcia, esposa de Bruto, está preocupada por su marido, al que ve agitado.

Archivo:Tumba Julio César..jpg

El lugar del Foro romano donde se quemó el cadáver de César. Siempre hay flores frescas. El pueblo romano no le ha olvidado, más de dos mil años después.

LOS IDUS DE MARZO

“Lo que es más extraordinario aún es que un vidente le había advertido del grave peligro que le amenazaba en los idus de marzo, y ese día cuando iba al Senado, [Julio César] llamó al vidente y riendo le dijo: «Los idus de marzo ya han llegado»; a lo que el vidente contestó compasivamente: «Sí, pero aún no han acabado»”.

Plutarco

Tras una noche de tormenta y de fenómenos extraordinarios tomados por malos presagios, los augures y Calpurnia (que ha soñado que la estatua de César sangraba) aconsejan a César que no acuda a la reunión del Senado, en la Curia de Pompeyo. Veamos una lista de esos fenómenos:

- Truenos y relámpagos
- Se estremecen los cimientos de la tierra
- Brotan llamas de las manos
- Aparece un león encolerizado frente al Capitolio
- Caminan hombres en llamas
- Grazna el ave de las tinieblas de día en el Foro
- Ancianos, locos y niños, profetizan
- Se abren las tumbas, vomitando a los difuntos
- Una leona pare en medio de la calle
- Guerreros combaten en las nubes haciendo llover sangre
- Los espectros lanzan alaridos en las calles

Es ya el día de los idus de marzo. Al final, César se deja convencer y dispone enviar a Marco Antonio en su lugar. Pero se le anuncia que está prevista su coronación y acude. Una vez allí, los conjurados le matan.

Marco Antonio manda decir a Bruto que se pondrá de su lado. Acude a la Curia de Pompeyo  y  estrecha las manos ensangrentadas de Bruto, Casio, Decio, Metelo, Cina, Casca y Trebonio. Bruto autoriza a Antonio a hacer un discurso fúnebre al pueblo tras hablar él. Cuando Antonio queda solo ante el cadáver de César, le pide disculpas por fingir que apoya a los rebeldes y augura terribles matanzas. Octavio (hijo adoptivo de César y futuro César Augusto) está en camino hacia Roma.

Bruto hace su discurso ante el pueblo: ha matado a César por ambicioso y para salvar a Roma. Los ciudadanos le vitorean. Turno de Antonio. Utiliza su discurso para enaltecer a César y poner al pueblo en contra de Bruto y los conspiradores. Bruto y Casio escapan de Roma.

Los ciudadanos están encolerizados y en una escena cómica se ve a cuatro de ellos dispuestos a asesinar al poeta Cina sólo por llamarse como uno de los golpistas.

Ahora el Segundo Triunvirato, compuesto por Antonio, Octavio y Lépido,  gobierna Roma, Antonio le comenta a Octavio que Lépido es un majadero. Luego añade que Bruto y Casio están preparando un ejército para volver a la ciudad.

Bruto se encuentra con Casio. Mantienen una agria discusión, en la que Bruto acusa a Casio de corrupto, pero luego se reconcilian. Bruto cuenta a Casio que Porcia se ha suicidado tragando brasas de carbón, angustiada por la situación política. Ya de noche, se aparece el espíritu de César a Bruto y le dice: “Me verás en Filipos”.

Campo de batalla: las llanuras de Filipos (Macedonia, 42 a.C.). Por un lado, Bruto y su ejército, con Casio. Por otro, Octavio y el suyo, con Antonio. Casio se suicida al creer que ha perdido una batalla. En un segundo combate, el ejército de Octavio va ganando. Bruto pide a uno de sus soldados que lo mate porque esa noche ha vuelto a ver el fantasma de César. Al final se suicida cayendo sobre su propia espada, sujeta por su criado. El triunvirato ha ganado.

Antonio elogia a Bruto ante su cadáver: “Todos los conspiradores, menos él, obraron por envidia al gran César”. Octavio se une a los elogios y se acaba la obra.

La indiscutible versión cinematográfica de esta obra es la dirigida por Joseph L. Mankiewicz en 1953, con Marlon Brando como Antonio, James Mason como Bruto y John Gielgud como Casio.

Algunas de las sentencias que contiene la obra:

“Los hombres pueden interpretar las cosas a su manera, en sentido contrario al de las cosas mismas”.

“Cada esclavo tiene en su mano el poder para cancelar su autoridad”.

“Los unicornios pueden capturarse burlándolos con árboles; los osos, con espejos; los elefantes, con hoyos; los leones, con trampas, y los hombres, con aduladores”.

“Cuando la amistad comienza a debilitarse y decaer, afecta ceremonias forzadas”.


La obra destaca por ser la primera de las cinco mejores tragedias escritas por el dramaturgo (las otras siendo Hamlet, Otelo, Rey Lear y Macbeth).

REFLEJO DE UNA ÉPOCA

La gran mayoría de los críticos e historiadores de Shakespeare concuerdan en que la obra refleja la ansiedad general de la Inglaterra de su época, a causa de los temores sobre la sucesión del liderazgo. En el momento de su creación y primera representación, el poder de la fuerte reina Isabel I se encontraba desgastado y se había negado a nombrar a un sucesor, llegándose a entrever una posible guerra civil, similar a la que se organizó en Roma tras la muerte de César.

Calpurnia previene a su esposo, JulioCésar, para que no vaya a la reunión del Senado.

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,Arte Antiguo,ARTÍCULOS,CITAS,Curiosidades,Europa,General,H. Roma,HISTORIA ANTIGUA,Hombres de la Historia,Leyendas,Mujeres de la Historia,Noticias de actualidad,novela historica,PERSONAJES

Trackback Uri






19 may 11

La rebelión de las masas (publicado por primera vez en  1931,  en la Revista de Occidente) es uno de los libros más valiosos y conocidos del filósofo español José Ortega y Gasset, algo más que una calle de Madrid…

en el conocimiento de muchos.

El libro se analizan diversos fenómenos  sociales ,  como la llegada de las masas al pleno poder social, el “lleno”, las aglomeraciones de gente y a partir de estos hechos, analiza y describe la idea de lo que llama hombre-masa.


Leer más…

Filed under: ACTUALIDAD,ARTÍCULOS,CITAS,Ciudades,Curiosidades,General,Hombres de la Historia,Mujeres de la Historia,Noticias de actualidad,OPINIONES,PERSONAJES,PERSONALÍSIMO

Trackback Uri






24 abr 10

 

 

 

Por aquello de que no conviene juntar las churras con las merinas que decía yo ayer, resulta que tampoco es convieniente juntar el pollo con la polla ni los estrógenos con la calvicie.

Veamos por qué.

Se toma un pollo boliviano, se le da de comer a Julio César y le sale pelo.

¿Que no tienen nada que ver?. Ya lo se.Primero porque en Época de Julio Cesar, que murió en el 44 a.C. ,  no habia Bolivia.Y por tanto su pollo tampoco.

Pero César tenia polla.Y hacía a pelo y a pluma.Es decir: A pollo y señora, que no estoy diciendo un taco, sino que, como dice Suetonio, era “”el marido de todas las mujeres y la mujer de todos los maridos”.Y si no , que se lo pregunten a Cleopatra y al rey de Bitinia, que fueron sus compañeros de cama.

EL EPISODIO QUE CÉSAR SIEMPRE NEGÓ

Al percatarse de que el perdón de Sila podía ser revocado en cualquier momento, César juzgó que lo más seguro era alejarse de Roma durante un tiempo y decidió viajar a Oriente para participar en la guerra contra Mitrídates VI del Ponto bajo las órdenes del cónsul Marco Minucio Termo. Durante el sitio de Mitilene se le ordenó ir a Bitinia para solicitar a Nicomedes IV la cesión de una pequeña flota a fin de asaltar la ciudad rebelde. Al parecer, el rey asiático quedó tan deslumbrado con la belleza del joven mensajero romano que lo invitó a descansar en su habitación y a participar en un festín donde sirvió de copero real durante el banquete. La aventura de César en Asia llegó muy pronto a oídos de los ciudadanos de Roma. En la política romana, acusar a alguien de mantener relaciones homosexuales pasivas era una estrategia común, pues la homosexualidad pasiva, a diferencia de la activa, era considerada una práctica vergonzosa. Sus enemigos políticos proclamaron que se había prostituido con un rey bárbaro y le apodaron «la reina de Bitinia», causando un gran daño a su reputación. Sin embargo, César siempre desmintió este hecho. El resto de la campaña le valió una mejor reputación, mostrando gran capacidad de mando y un arrojo y valor personal encomiables, por los que Minucio Termo, tras la toma de Mitilene le concedería la corona cívica, la condecoración al valor más alta que se otorgaba en la República Romana.

—————-

La teoría de los pollos, la hombría y los calvos le ha fallado al Presidente Evo Morales:

-César se tiraba a todo lo que se le ponia por delante ( y por detrás). y ERA CALVO CUAL BOLA DE BILLAR

EN LA ROMA ANTIGUA NO HABÍA POLLOS TRASGÉNICOS.

Y  a César sus soldados le saludaban a gritos con este piropo: “Traemos un adúltero calvo”.

César conservaba su corona para taparse la calvicie

César el seductor

      1.Las mujeres de la alta sociedad romana eran sus amantes

Según el historiador latino Suetonio, César sedujo a numerosas mujeres a lo largo de su vida y sobre todo a aquellas pertenecientes a la alta sociedad romana.

¡Jolín con el pollo del calvo¡

Según el autor, César habría seducido a

1.Postumia, esposa de Servio Sulpicio Rufo,

 2.A  Lollia, esposa de Aulo Gabinio

3. Y Tertulla, esposa de Marco Licinio Craso.

4.También parece haber frecuentado a Mucia, esposa de Pompeyo.

5. Asimismo, César mantuvo relaciones con Servilia Cepionis, madre de Bruto, a la que parecía apreciar especialmente. Así, Suetonio refiere los distintos regalos y beneficios que ofreció a su amada, de los cuales destaca una magnífica perla con un valor de seis millones de sestercios.El amor de Servilia hacia César era conocido públicamente en Roma.

Cleopatra ejerció una profunda fascinación sobre César. Cuadro Cleopatra ensaya venenos en condenados a muerte de Alexandre Cabanel.

 

Las reinas

César mantuvo relaciones amorosas con Eunoë, esposa de Bogud, rey de Mauritania.

Sin embargo, su relación más famosa fue con Cleopatra VII.

Suetonio cuenta que César remontó el Nilo con la reina egipcia en una nave provista de cabinas; y habría atravesado así todo Egipto y llegado hasta Etiopía, si el ejército no se hubiese negado a seguirlos.

La hizo ir a Roma colmándola de honores y de presentes.Para él era un buen modo de sujetar Egipto, donde quedaban presentes tres legiones, y cuyo papel en el aprovisionamiento de cereales para Italia empezaba a ser preponderante. Sea como fuere, Cleopatra estuvo presente en Roma en el momento del asesinato de César y volvió rápidamente a su país después del crimen.

La inclinación de César hacia los placeres del amor también ha sido confirmada por los versos cantados por sus soldados con ocasión de su triunfo en Roma por las campañas en la Galia, referidos por Suetonio:

Ciudadanos, vigilad a vuestras mujeres: traemos a un adúltero calvo
Has fornicado en Galia con el oro que tomaste prestado en Roma.
Suetonio, Vida de los doce Césares, César, 51

HAY QUE SABER HISTORIA

Hay que saber Historia. Y no juntar las churras con las merinas. Porque calvicie =macho=testosterona.

Y mucho pelo…al revés(“¿presuntamente”?).Obviamente tan presunto lo uno como lo otro.

Es decir: Que para ser macho o no, el pelo no es indicativo de nada….Ni el pollo. “Su señora”  a lo mejor si. Y a veces ni eso….;)

Con todo mi respeto, permitidme  que  enseñe Historia , que es lo mío. Y  quiero recordar la calvicie del mayor amante de la Historia Antigua.

Ya lo decía Su Majestad el Rey (calvo ilustre y  Borbón…) en otra ocasión:

Filed under: General

Trackback Uri