Etiqueta: agamenon



27 nov 10

En La Odisea se hace referencia al “sombrío megarón”[1] del Palacio de Odiseo Leatrída. Es en ese lugar donde se reúnen los pretendientes de Penélope y a donde llega Odiseo haciéndose pasar por un forastero ante todos, para consumar su venganza.

http://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/new%20website/ARQUEOLOGIA/plantas_templos_1.htm

Este lugar, sin duda, formaba una parte muy importante de la vida en el palacio. Homero menciona también el megaron del palacio de la hechicera Circe,[2] y el del palacio del “héroe Alcínoo”.

Nausícaa, dirigiéndose a Odiseo, describe el megaron de este último:

Y una vez que te cobijen la casa y el patio, cruza rápidamente el megaron….. para llegar hasta mi madre; ella está sentada en el hogar a la luz del fuego, hilando copos purpúreos … apoyada en la columna.
Y sus esclavas se sientan detrás de ella. Allí también está el trono de mi padre, apoyado contra la columna, en el que se sienta a beber su vino como un dios inmortal.
Odisea, Canto VI

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/f/f7/MiceneMegaron.jpg

Sala central del megarón del palacio de Micenas,

El megaron del complejo de Micenas, visto desde el fondo hacia la entrada (la estructura circular del centro(2)  es visible). Al fondo  se observa la antesala (3) y el porche(4).

http://www.arthistory.upenn.edu/smr04/101910/Slide3.22.jpg(3

Megaron y Megaron precedido de un pórtico. 226 bytes.
Megarón y Megarón precedido de un pórtico.
El megaron micénico es el antecedente de los templos griegos. En sus orígenes era el lugar de reunión de los jefes de los genos (la más antigua estructura social, un clan con gente de la misma familia, donde el trabajo, hogar y descanso era común y donde sólo existía una autoridad, el más viejo de los varones).En estas estructuras primitivas había bancos alrededor de las paredes interiores del templo, y en el centro estaba el hogar, en el que ardía el fuego

http://www.greek-thesaurus.gr/Mycenaean-Pylos-Palace.html

Pero en Creta lo usaban las señoras

Megarón de la Reina, Cnossos. Reconstrucción.

http://www.interkriti.org/knossos/en105.htm

Mycenaean civilization
• The Acropolis at Mycenae
• The Tholos tombs of Mycenae
• Mycenae’s Grave Circle A
• Grave Circle B
• Funerary Assemblages from Grave Circle B
• The Pylos Palace
• The Tiryns Acropolis
• Linear B Tablets
• The Mycenaean world between East and the West
• The Development of Mycenaean Pottery
• Mycenaean Attica
• Mycenaean civilization
Photo Gallery
• Mycenaean weapons
• Mycenaean Pottery
• Mycenaean Figurines
• Mycenaean Jewellery
• Mycenaean Painting


La Sala del Trono con forma de “megarón”….O el megarón sólo es una forma de construir una sala…a la que se llamó megarón.

HISTORIA DEL MUNDO ANTIGUO: GRECIA. Tema I.Mundo Minoico.Tema II. Micenas.

Autor: VÁZQUEZ HOYS ANA Mª, editorial Sanz y Torres


Carrera: HISTORIA
Asignatura: HISTORIA ANTIGUA UNIVERSAL
Curso: PRIMER CURSO  GRADO


Tipo: TEXTOS BÁSICOS
Edición: 1ª – 2007
Páginas: 750 páginas.
ISBN: 9788496808003
Tamaño: 28×22
Idioma: ESPAÑOL

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,Arte Antiguo,ARTÍCULOS,Ciudades,Cultura clasica,Curiosidades,Europa,H. Grecia,HISTORIA ANTIGUA,Hombres de la Historia,MITOLOGÍA,Noticias de actualidad,OPINIONES,PERSONAJES,PERSONALÍSIMO

Trackback Uri






7 jul 10

http://1.bp.blogspot.com/_1o2f9bOfYR4/S1SZsIUqTvI/AAAAAAAAGaY/Fe7ymd4lYHQ/s400/coordinador_general_IU_Gaspar_Llamazares.jpg

Llamazares: “El aborto es un derecho, lo diga Agamenón o su porquero”

El diputado nacional de Izquierda recalcó a la Iglesia que si el Congreso de los Diputados acaba decidiendo que la interrupción voluntaria del embarazo es un derecho así lo será, “lo diga Agamenón o su porquero”.

L D (Europa Press) En declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Cámara Baja, Llamazares se pronunció en estos términos tras conocer el último comunicado de la Conferencia Episcopal, en el que asegura que ningún católico coherente con su fe podrá aprobar ni dar su voto a la futura Ley del aborto.

El parlamentario de IU cree que la Iglesia tiene “todo el derecho a decidir” sobre la moralidad de sus fieles, pero no lo tiene para hacerlo sobre la ética civil y los derechos ciudadanos, una tarea que corresponde, según destacó, al Congreso de los Diputados como representante de los ciudadanos.

Moral católica y ética civil

Y, en este punto, Llamazares se mostró “convencido” de que la Cámara Baja decidirá que el aborto es “un derecho en nuestro país y un derecho de las mujeres” y que las instituciones tienen la obligación garantizarlo.

“Por una parte va la moral católica, que obliga únicamente a sus fieles, y por otro lado muy distinto va la ética civil, que se expresa en nuestra Constitución y en nuestras leyes”, sostuvo el diputado de la federación de izquierdas.

Llamazares considera que la Iglesia tiene derecho a proponer una determinada orientación a sus fieles, pero no tiene “ninguno” para “desmerecer” las decisiones que adopta la Cámara Baja y que se realizan por mayoría. “Si el Congreso decide por mayoría que la interrupción voluntaria del embarazo es un derecho, es un derecho lo diga Agamenón o su porquero”, subrayó.

Iglesia situada “en el Medievo”

El representante de IU admitió no sentirse sorprendido por esta actitud de una jerarquía eclesiástica que, a su juicio, se sitúa “en el Medievo” y que tiene una visión “tremendista” de la vida, como tampoco su “amenaza de excomunión”.

“La Iglesia orienta a quien se deja orientar, que son los católicos militantes, y el resto de los ciudadanos no se va a dejar atemorizar por esa amenaza, sino que actuarán según lo que determina su conciencia y las leyes”, concluyó.

Don Antonio Machado comienza su “Juan de Mairena: Sentencias, donaires, y recuerdos de un profesor apócrifo”

on la siguiente sentencia dialogada:

La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero.

Agamenón.- Conforme.

El porquero.- No me convence.

Con ella expresa que la verdad tiene su propia voz por encima de lo que piense y diga alguien tan sublime como el rey de Micenas y jefe de las fuerzas griegas en la guerra de Troya o alguien tan humilde, e incluso abyecto, como pueda ser considerado el cuidador de sus cerdos.

Llamazares trajo a colación el texto  en el Congreso de los Diputados:

“El aborto es un derecho, lo diga Agamenón o su porquero”.

Lla verdad es que el aborto es un crimen, un drama social para las mujeres y un delito.

No lo digo yo. Lo dice el mismo Machado al que cita Llamazares:

¿Tu verdad? No, la Verdad,

y ven conmigo a buscarla.

La tuya, guárdatela.

Y aunque no lo dijera.

http://batiscafo.wordpress.com/2009/06/19/la-verdad-es-la-verdad-lo-diga-llamazares-o-su-partido/

Agamenón y su porquero

La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero.

Agamenón: —Conforme.

El porquero: —No me convence.

Antonio MACHADO / Juan DE MAIRENA

En el Juan de Mairena de Antonio Machazo, alguien afirma: “La verdad es la verdad dígala Agamenón o su porquero”. Al oír la frase,  Agamenón dice: “Conforme”, mientras que el porquero, que comparte con El Principito de Saint Exupéry, la idea de no es lo mismo contar una verdad vestido de turco tradicional que vestido de occidental, declara: “no me convence”

http://web.usal.es/~anisi/RU/05-06/Imagenes/lepetitprince2.gif

Quizá, en esa misma línea, podríamos decir que la necedad es la necedad, dígala un vagabundo o el Presidente del Gobierno o un político del color que sea.

Más abajo, Antonio Machado establece la diferencia entre “verdad de razón” y “verdad de hecho”, a partir del principio de que toda regla tiene su excepción, y realiza un ejercicio de sofística donde al final propone: “Continuar por razonamientos encadenados, hasta alcanzar el vórtice de la estupidez”. Y Mairena hace referencia de nuevo a la verdad al explicar que un filósofo nunca renegaría de ella si la oyera de labios de su porquero , porque en eso consiste el privilegio de los grandes filósofos, sin embargo, afirma, “la mayoría de los hombres preferirá, a la verdad vulgarizada…, la mentira ingeniosa o la tontería sutil”.

En el fondo,lo que yo quería decir aquí es que mi porquero preferido…es el de Ulises.Con perdón.No es que tenga nada contra Agamenón, pero me cae mal.

Eumeo, el porquero y confidente de Ulises, dice cómo nació, hijo del rey de la isla de Siría, y fue raptado por fenicios que navegaban y comerciaban ( Odisea XV 415), siempre ávidos de lucro, que lo vendieron, luego, en Itaca…

A Siría “llegaron un día por allá unos fenicios rapaces, famosos marinos con su negro bajel, portadores de mil baratijas. Una sierva, fenicia también, en mi casa teníamos, alta, linda, experta en preciosas labores. Tal moza se dejó seducir por aquellos taiumados fenicios; uno de éstos hallóla lavando y unióse con ella al amparo del barco, en yacija de amor, que es ruina de las pobres mujeres por buenas que sean, y tras ello preguntóla aquel hombre quién era y de dónde venía. Ella al punto mostróle la excelsa mansión de mi padre y le dijo: “Me ufano de ser de Sidón, rica en bronce; de Aribante soy hija, varón de cuantiosa fortuna; pero un día, volviendo del campo, unos tafios piratas me raptaron; trayéndome aquí por mar me vendieron al señor de la casa que ahí ves, en altísimo precio.”
La sirvienta pacta con ellos que les entregará al hijo de su dueño. Éste será vendido en un atraque en ´Itaca: es Eumeo, el porquero de Ulises.

http://1.bp.blogspot.com/_P42yaym-xFw/SW49mqKeJRI/AAAAAAAAA9g/q8Vpzwvq5LE/s200/Eumeo.jpg

Ulises disfrazado.

¿Por qué me gusta Eumeo?….Porque descubrió la verdad.Algo que nuestros políticos tenían que empezar a saber: A ser listos como el porquero de Ulises y dejarse de chorradas como el de Agamenón.

Y además hizo otra cosa que no aplaudo(ayudó a matar a los pretendientes de Penélope) ,pero que en su contexto estuvo bien : Ayudó a Ulises-Odiseo a deshacerse de sus enemigos.

En fin:Voto por el porquero de Ulises. Y a ver si (veamos) cambiamos de temas( es decir espero ver que se cambia o  HABER SI  o cambiemos de tema, es decir “hayamos/ tengamos un cambio ) .Con ambos verbos expreso el mismo deseo:Luz y cambio.Que no es el mismo verbo. Ni lo mismo.Pero es que ya no hay quien aguante tanto bipartidiotas, bipartimemeces,bipartihisteria,bipartincultura….

[desierto.jpg]

¡ Así nos vamos a quedar,amigos¡….con la lucha de los pretendientes. Un buen porquero y todos al mar ….que sea, porque ya sabeis:

Hay dudas acerca de que la isla llamada Ítaca en la actualidad sea la patria legendaria de Odiseo (Ulises), el protagonista de la Odisea de Homero. El autor describe 26 lugares específicos de Ítaca y ninguno de ellos parece corresponderse con la moderna Ítaca. Existen varias teorías para explicar por qué esto es así, ninguna de las cuales es concluyente. Por otro lado, algunos estudiosos creen que puede que se trate del lugar donde habitara el mismo Homero. Lo cual es otr IDIOTEZ,PORQUE HOMERO NO EXISTIÓ.  ¡Vaya racha de idioteces¡

Archivo:Ithaki-Vathy.jpg

La isla de Ítaca, en el mar Jónico, tal vez la patria de Ulises.Wikipedia

Pero las descripciones que hace Homero en la Odisea sobre la patria de Odiseo no se corresponden con la actual Ítaca:

Soy Odiseo, el hijo de Laertes, el que está en boca de todos los hombres por toda clase de trampas, y mi fama llega hasta el cielo. Habito en Ítaca, hermosa al atardecer. Hay en ella un monte, el Nérito de agitado follaje, muy sobresaliente, y a su alrededor hay muchas islas habitadas cercanas unas de otras, Duliquio y Same, y la poblada de bosques Zante. Ítaca se recuesta sobre el mar con poca altura, la más remota hacia el Occidente, y las otras están más lejos, hacia Eos y Helios. Es áspera, pero buena criadora de mozos.[2]

Esto ha llevado a los investigadores a realizar otras hipótesis basándose en sus estudios. Una de ellas, defendida desde 2005 por el británico Robert Bittlestone sitúa la patria de Odiseo en la península de Paliki. Según esta teoría, esta península que se asemeja en gran medida a las descripciones de Homero, habría constituido una isla en tiempos antiguos al estar dividida la isla de Cefalonia (de la que forma parte), por un canal marino, que con el tiempo se habría cerrado. Según esta hipótesis, la actual Ítaca podría haber correspondido en realidad a la homérica isla de Duliquio.

Está en el país de Itaca el puerto de Forcis, el anciano del mar, formado por dos orillas prominentes y escarpadas que convergen hacia las puntas y protegen exteriormente las grandes olas contra los vientos de funesto soplo, y en el interior las corvas naves, de muchos bancos, permanecen sin amarras así que llegan al fondeadero.

¿Llegará Kavafis?

Konstantínos Kaváfis.

ÍTACA.

Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca/ debes rogar que el viaje sea largo,/lleno de peripecias, lleno de experiencias./No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,

ni la cólera del airado Posidón.

Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta/ si tu pensamiento es elevado, si una exquisita/emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.

Los lestrigones y los cíclopes / y el feroz Posidón no podrán encontrarte/si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,/si tu alma no los conjura ante ti.

Debes rogar que el viaje sea largo,/que sean muchos los días de verano;/que te vean arribar con gozo, alegremente,/a puertos que tú antes ignorabas.

Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,/y comprar unas bellas mercancías:/madreperlas, coral, ébano, y ámbar,/y perfumes placenteros de mil clases.

Acude a muchas ciudades del Egipto/para aprender, y aprender de quienes saben./Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:/llegar allí, he aquí tu destino.

Mas no hagas con prisas tu camino;/mejor será que dure muchos años,/y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,/rico de cuanto habrás ganado en el camino.

No has de esperar que Ítaca te enriquezca:/Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje./Sin ellas, jamás habrías partido;/mas no tiene otra cosa que ofrecerte.

Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado./Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,/sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.

Gracias al porquerovolví  al poema.Algo que tengo que agradecer a Llamazares.

———————–

File:MaskeAgamemnon.JPG

La célebre máscara de Agamenón  hallada en Micenas que no es de Agamenón,entre otras cosas porque AGAMENÓN NO EXISTIÓ

Y otro texto clásico:

Pido a los dioses que me libren de este penoso trabajo, de esta guardia sin fin que estoy haciendo en lo alto del palacio de los Atridas, todo el año alerta como un perro, contemplando las varias constelaciones de los astros de la noche… Siempre esperando… Llega la noche, mas no viene con ella el reposo a mi lecho húmedo de rocío. Jamás le visitan los sueños; en vez del sueño, es el temor quien se sienta a mi cabecera y no me deja cerrar los ojos al descanso. …¡Venga por fin el dichoso instante que me vea libre de esta fatiga! ¡Aparezca en medio de la noche el fuego de la buena nueva!
(…)
Ah condición de las cosas humanas! Prósperas, una sombra puede darles la vuelta; si viene el infortunio, una esponja mojada, arrojada contra ellas, borra el dibujo. Es esto mucho más que aquello, lo que me mueve a la piedad.

Esquilo
de Agamenón

en: www.rel-uita.org/…/la_verdad_por_encima.htm

Ya que vamos a usar los clásicos, al menos sacaremos algo de estas tontas discusiones de los políticos españoles.

El diálogo de Agamenón y el porquero merece algún comentario. Quien dispone del poder, sea monarca, patricio o capitalista, está de acuerdo en que su verdad es “la verdad”. No duda del predominio de su clase en la opinión.

Marx observa que el pensamiento de una época es el pensamiento de la clase dominante. Los que forman parte de sectores heridos por la adversidad (El Porquero, en el caso que comentamos) saben que quien maneja el poder tiene más posibilidades de que su opinión predomine. Tienen claro que esa es la lógica de la sociedad de clases.

http://cms7.blogia.com/blogs/i/iu/iua/iualmunecar/upload/20090619211930-110306iu8demarzo.jpg

Eso se puede apreciar hasta en detalles. Por ejemplo: La Romana, personaje de Alberto Moravia en la novela del mismo nombre, viste ropa de lujo para concurrir a una comisaría, porque sabe qué valores respetan los funcionarios que están al servicio del orden de los ricos.

Aunque las injustas divisiones en clases sociales han sido lúcidamente criticadas por grandes pensadores y hoy nadie puede aceptar con fundadas razones los abismos sociales de las sociedades capitalistas, en la práctica cada clase social se empeña en la defensa de sus intereses. Y quizá muchos hechos de esa lucha surjan de la inmadurez humana.


“La Verdad es la Verdad, dígala Agamenón o su porquero”, con esta ingeniosa frase despacha Mairena-Machado uno de los temas controvertidos desde la más remota antigüedad: la autoridad proviene exclusivamente de la verdad.

Partiendo del derecho a la Verdad que todos tenemos, la diga quien la diga, el correlativo es el derecho a rechazar lo que no sea Verdad, aunque la diga un porquero, o un zapatero.


-rinconaufrago.blogspot.com/2010/02/agamenon-y..

Más abajo Mairena, hablando de la verdad decía a sus alumnos de Retórica. “Señores, la verdad del hombre empieza donde acaba su propia tontería. Pero la tontería del hombre es inagotable. Dicho de otro modo, el orador, nace, el poeta se hace, con el auxilio de los dioses”.

Y entre nosotros:Yo creo que Don Antonio quiso decir

“Odiseo”, no “Agamenón”. Y como todos nos equivocamos…Ahí queda la frase: Para la historia y los políticos .

-http://1.bp.blogspot.com/_RbcHwhHyNUU/SU4LtzadIdI/AAAAAAAAAJg/Iq-JeNSsXX4/s400/untitled.bmp

Ji ji ji…del gorrino hasta los andares…

-http://es.globedia.com/imagenes/redimensionadas/avatares/2/9/2949puercos2.jpg

Filed under: ACTUALIDAD,ARTÍCULOS,Curiosidades,General,Hombres de la Historia,PERSONAJES

Trackback Uri






12 dic 09

Archivo:Louvre2004 134 cor.jpgHomero, por Philippe-Laurent Roland, Museo del Louvre.

Datos biográficos recogidos por la tradición(Wikipedia)

El Himno homérico a Apolo delio menciona «que es un ciego que reside en Quíos, la rocosa».[1] El poeta lírico Simónides de Amorgos atribuye al «hombre de Quíos el siguiente verso de la ‘Iliada, «¿Por qué me preguntas mi linaje? Como el linaje de las hojas soy», convertido en proverbio en la época clásica.[2] Luciano de Samósata dice que fue un babilonio enviado a Grecia como rehén, (griego antiguo ὅμηρος, homêros), y de ahí su nombre.[3]

Pausanias transmite una tradición de los chipriotas, quienes también reclamaban para sí a Homero:

Dicen que Temisto, una mujer del lugar, era su madre, y que Euclo profetizó el nacimiento de Homero en estos versos:
Y entonces en la costera Chipre existirá un gran cantor,
al que dará a luz Temisto en el campo,[4] divina entre las mujeres,
un cantor muy ilustre lejos de la muy rica Salamina.[5]
Dejando Chipre mojado y llevado por las olas,
Cantando él solo el primero las glorias de la espaciosa Hélade
Será inmortal por siempre y no conocerá la vejez

Pausanias, Descripción de Grecia x.24.3.

Sin embargo, también se conserva el siguiente epigrama, atribuido al poeta helenístico Alceo de Mesene, en el que Homero protesta sobre su origen salaminio, y niega que se erigiera una estatua suya en esta ciudad y que su padre fuera un tal Demágoras:

Ni aunque el martillo surgir como Homero de oro me hiciera entre rayos flameantes de Zeus, soy ni seré salaminio ni el hijo de Meles lo será de Demágoras; ¡tal la Hélade lo vea! Con otro poeta probad; y mis versos vosotros a los Helenos, Musas y Quíos, cantadlos.[6]

Acerca del lugar donde murió, existe una tradición atestiguada al menos desde el siglo V a. C. de que se produjo en la isla de Íos.

Pausanias recoge esta tradición y habla sobre una estatua de Homero que vio y un oráculo que leyó, en el Templo de Apolo en Delfos:

Puedes ver también [en el pronaos del Templo de Apolo de Delfos] una estatua de bronce de Homero sobre una estela y en ella leerás el oráculo que dicen que tuvo Homero:
Dichoso e infortunado, pues naciste para cambiar cosas,
Buscas una patria. Tienes una tierra natal, pero no una patria.
La isla de Íos es la patria de tu madre, que cuando mueras te recibirá. Pero vigila el enigma de :los jóvenes muchachos.

Pausanias, op. cit.. x. 24.

Además señala que:

Los de Íos enseñan también un sepulcro de Homero en la isla y en otro lugar uno de Clímene, y dicen que Clímene era la madre de Homero.[7]
http://4.bp.blogspot.com/_ayGy5faROqI/SZzGENAltpI/AAAAAAAAAfQ/iugCDgIezlg/s320/H%C3%A9cuba+-3.jpg
Hécuba,reina de Troya,esposa de Príamo

Y por último, el geógrafo lidio revela que no le agrada escribir sobre la época en que vivieron Homero y Hesíodo:

Sobre la época de Hesíodo y de Homero he indagado cuidadosamente y no me es agradable escribir sobre ello, porque conozco el afán de censura de otros, sobre todo de los que en mi tiempo se ocupan sobre la composición de poemas épicos.

Pausanias, op. cit. ix.30.3.

Aunque ya en la época de la Grecia clásica no se conocía nada concreto y seguro acerca de Homero, a partir del periodo helenístico empezaron a surgir una serie de biografías acerca de él que recogían tradiciones muy diversas y a menudo datos de contenido fabuloso. En estos relatos se mencionaba que antes de llamarse Homero se había llamado Meles, Melesígenes, Altes o Meón, así como datos muy diversos y con numerosas variantes acerca de su ascendencia.

http://josetorregrosa.files.wordpress.com/2009/04/casandra.jpg

Casandra,princesa de Troya

Existe una tradición en la que se dice que la Pitia dio una respuesta al emperador Adriano acerca de la procedencia de Homero y su ascendencia:

Me preguntas por la ascendencia y la tierra patria de una inmortal sirena. Por su residencia es itacense; Telémaco es su padre y la nestórea Epicasta su madre, la que le alumbró con mucho al varón más sabio de los mortales.[8

La cuestión homérica

Moneda griega de 50 dracmas con una nave en el anverso y la efigie de Homero en el reverso (1986).

Se denomina cuestión homérica a una serie de incógnitas planteadas en torno a los poemas homéricos. Entre los interrogantes más debatidos se encuentran quién o quiénes fueron sus autores y de qué modo fueron elaborados.

Los investigadores están generalmente de acuerdo en que la Ilíada y la Odisea sufrieron un proceso de estandarización y refinamiento a partir de material más antiguo en el siglo VIII a. C. Un papel importante en esta estandarización parece que correspondió al tirano ateniense Hiparco, quien reformó la recitación de la poesía homérica en la festividad Panatenea. Muchos clasicistas sostienen que esta reforma implicó la confección de una versión canónica escrita.

Controversia en torno a la unidad de los poemas

TEORIA ANALISTA

La escuela de los Anales ha tratado de demostrar la falta de unidad existente en los poemas homéricos. Fue iniciada por el abad François Hédelin d'Aubignac en su obra póstuma Conjeturas académicas, en 1715 y sobre todo a partir de la obra Prolegomena ad Homerum de Friedrich August Wolf en 1795.

Los analistas defienden la intervención de varias manos distintas en la elaboración de cada uno de los poemas homéricos, que además serían producto de la recopilación de pequeñas composiciones populares preexistentes.

TEORÍA NEOANALISTA

Posteriormente, una escuela denominada neoanalítica ha interpretado los poemas homéricos como resultado de la obra de un poeta a la vez recopilador y creador.

TEORIA UNITARIA

Frente a ellos se halla un punto de vista unitario que sostiene que cada uno de los poemas homéricos tiene una concepción global y una inspiración creativa que impide que puedan ser resultado de una compilación de poemas menores.

Algunos de los defensores del punto de vista unitario, sin embargo, señalan que las diferencias existentes entre ambos poemas sugieren la presencia de un autor distinto para cada uno de los dos poemas. El investigador clásico Richmond Lattimore escribió un ensayo titulado Homero: ¿Quién era ella? (Homer: Who Was She?). Samuel Butler era más específico, teorizando que una joven mujer siciliana habría sido la autora de la Odisea (pero no de la Ilíada), una idea sobre la que especuló Robert Graves en su novela La hija de Homero.

No obstante, prevalece la postura que defiende que un único poeta genial fue el autor tanto de la Ilíada como de la Odisea.

http://www.profesorenlinea.cl/ImagenBiblioteca/IliadaaquilesPriamo.jpg

Príamo suplicando a Aquiles

Modo en que fueron elaborados los poemas

Es objeto de debate el modo en el que los poemas homéricos fueron elaborados y cuándo podrían haber tomado una forma escrita fija.

PRODUCTO DE UNA TRADICIÓN ORAL

La mayoría de los clasicistas están de acuerdo en que independientemente de que hubiera un Homero individual o no, los poemas homéricos son el producto de una tradición oral transmitida a través de varias generaciones, que era la herencia colectiva de muchos cantantes-poetas, aoidoi.

Un análisis de la estructura y el vocabulario de ambas obras muestra que los poemas contienen frases repetidas regularmente, incluyendo la repetición de versos completos. Milman Parry y Albert Lord señalaron que una tradición oral tan elaborada, ajena a las culturas literarias actuales, es típica de la poesía épica en una cultura exclusivamente oral. Parry afirmó que los trozos de lenguaje repetitivo fueron heredados por el cantante-poeta de sus predecesores y eran útiles para el poeta al componer. Parry llamó «fórmulas» a estos trozos de lenguaje repetitivo.

REDACTADOS POR ESCRITO

Sin embargo existe una serie de investigadores (Wolfgang Schadewaldt, Vicenzo di Benedetto, Keith Stanley, Wolfgang Kullmann) que defiende que los poemas homéricos fueron originalmente redactados por escrito. Como argumentos a favor de esta postura señalan la complejidad de la estructura de estos poemas, los reenvíos internos a pasajes que se encuentran situados a considerable distancia o la creatividad en el uso de las fórmulas.

DICTADOS A UN ESCRIBA

La solución propuesta por algunos autores como Albert Lord y posteriormente por Minna Skafte Jensen es la «hipótesis de la transcripción», en la que un «Homero» iletrado dicta su poema a un escriba en el siglo VI a. C. o antes.

HOMERISTAS RADICALES

Homeristas más radicales, como Gregory Nagy, objetan que un texto canónico de los poemas homéricos como «escritura» no existió hasta el período helenístico.

Geografía homérica

Homero concebía un mundo que estaba completamente rodeado por Océano, el cual era considerado padre de todos los ríos, mares, fuentes y pozos.[18]

El estudio de las menciones geográficas en la Ilíada desvela que el autor conocía detalles muy precisos de la actual costa turca y, en particular, Samotracia y el río Caístro, cerca de Éfeso. En cambio las referencias a la península griega, con excepción de la pormenorizada enumeración de lugares del catálogo de naves, son escasas y ambiguas. Todo esto indicaría que, de haber sido Homero una persona concreta, se trataría de un autor griego natural de la zona occidental de Asia Menor o de alguna de las islas próximas a ella.

El mencionado Catálogo de naves, que es la enumeración de los ejércitos de la coalición aquea, recoge un total de 178 nombres de lugar agrupados en 29 contingentes distintos. Se trata de un catálogo en el que muchos de los lugares geográficos mencionados ya no podían ser reconocidos por los geógrafos griegos posteriores a Homero, pero en el que no se ha podido demostrar ninguna localización errónea.

El catálogo de naves es una sección que se encuentra en el canto II de la Ilíada de Homero, que consiste en una enumeración de los contingentes de naves de la coalición de los aqueos que componían la expedición militar contra Troya.

El esquema de cada uno de los 29 contingentes de atacantes es bastante similar en todos los casos, y consta de:

  • Nombre de la región y de las ciudades principales que envían tropas.
  • Nombres de los caudillos de cada región.
  • Número de naves enviadas.

El total de las naves suma una cantidad de 1186.

Región Caudillos Ciudades Número de naves
Beocia Peneleo, Leito, Arcesilao, Protoénor, Clonio Hiria, Áulide, Esceno, Escolo, Eteono, Tespea, Grea, Micaleso, Harma, Ilesio, Eritras, Eleone, Hila, Peteón, Ocálea, Medeón, Copas, Eutresis, Tisba, Coronea, Haliarto, Platea, Glisante, Hipotebas, Onquesto, Arne, Midea, Nisa, Antedón 50
Beocia Ascálafo, Yálmeno Aspledón, Orcómeno 30
Fócide Esquedio, Epístrofo Cipariso, Pitón, Crisa, Dáulide, Panopeo, Anemorea, Yámpolis, Lilea 40
Lócrida Áyax el Menor Cino, Opunte, Calíaro, Besa, Escarfa, Augías, Tarfa, Tronio 40
Eubea Elefénor Calcis, Eretria, Histiea, Cerinto, Dío, Caristo, Estira 40
Ática Menesteo Atenas 50
Golfo Sarónico Áyax el Grande Salamina 12
Argólida Diomedes, Esténelo, Euríalo Argos, Tirinto, Hermíone, Ásina, Trecén, Éyones, Epidauro, Egina, Masete 80
Argólida Agamenón Micenas, Corinto, Cleonas, Ornías, Aretírea, Sición, Hiperesía, Gonoesa, Pelene, Egio, Egíalo, Hélica 100
Lacedemonia Menelao Faris, Esparta, Mesa, Brisías, Augías, Amiclas, Helos, Laa, Étilo 60
Mesenia Néstor Pilos, Arena, Trío, Épi, Ciparesente, Anfigenía, Pteleo, Helos, Dorio 90
Arcadia Agapénor Féneo, Orcómeno, Ripa, Estratia, Enispa, Tegea, Mantinea, Estínfalo, Parrasia 60
Élide Anfímaco, Talpio, Diores, Polixino Buprasio, Hirmina, Mírsino, Alesio 40
Mar Jónico Meges Duliquio, islas Equinas 40
Mar Jónico Odiseo Ítaca, Crocilea, Egílipe, Zacinto, Samo 12
Etolia Toante Pleurón, Oleno, Pilene, Cálcide, Calidón 40
Creta Idomeneo, Meríones Cnosos, Gortina, Licto, Mileto, Licasto, Festo, Ritio 80
Rodas Tlepólemo Lindo, Yáliso, Camiro 9
Dodecaneso Nireo Sime 3
Dodecaneso Fidipo, Ántifo Nísiros, Crápatos, Casos, Cos, islas Calidnas 30
Ftía Aquiles Alo, Álope, Trequine 50
Tesalia Protesilao, Podarces Fílace, Píraso 40
Tesalia Eumelo Feras, Beba, Gláfiras, Yolco 11
Tesalia Filoctetes, Medonte Metona, Taumacia, Melibea, Olizón 7
Tesalia Podalirio, Macaón Trica, Itome, Ecalia 30
Tesalia Eurípilo Ormenio, Asterio 40
Tesalia Polipetes, Leonteo Argisa, Girtona, Orta, Elona, Olosón 40
Tesalia Guneo Cifo, Dodona 22
Tesalia Prótoo Magnetes (rivera del Peneo y cercanías del monte Pelión) 40

En la Odisea, Homero menciona una serie de lugares en la parte que trata de las aventuras marinas de Odiseo de los que la mayoría de los historiadores sostiene que se trata de lugares puramente fabulosos, a pesar de que la tradición posterior trató de encontrar una localización precisa de ellos. En la Biblioteca mitológica de Apolodoro se señala que:

Odiseo, según dicen algunos, vagó errante por Libia, según otros por Sicilia y, según el resto, por el Océano o por el mar Tirreno.

Otro aspecto controvertido de la geografía homérica ha sido la localización de la isla de Ítaca, patria de Odiseo, puesto que algunas de las descripciones de ella que aparecen en la Odisea no parecen corresponderse con la isla de Ítaca actual.

Aspectos históricos de los poemas homéricos


Rasgos de la sociedad descritos por Homero

Homero describe una sociedad basada en el caudillaje; se trata de una sociedad guerrera en la que cada región tenía una autoridad suprema que habitualmente es hereditaria. Cada caudillo tenía un séquito personal formado por personas que guardaban un alto grado de lealtad. Disfrutaban de una serie de privilegios: las mejores partes en la distribución de botines y la propiedad de un dominio. Tenían una única esposa, pero podían tener numerosas concubinas, aunque hay un caso en el que Homero menciona una situación de poligamia: la del rey troyano Príamo. Las decisiones políticas eran discutidas en un consejo formado por el caudillo y los jefes locales y luego eran explicadas en la asamblea del pueblo. Los caudillos también tenían la función de presidir los sacrificios ofrecidos a los dioses.

Homero describe un tribunal de justicia que juzgaba los delitos, aunque a veces las familias de los implicados podían llegar a un acuerdo privado que sirviera como compensación por el delito cometido, incluso en caso de asesinato.

En las relaciones exteriores era importante la hospitalidad, que era una relación en la que los caudillos o embajadores estaban obligados a ofrecerse mutuamente alojamiento y ayuda cuando uno viajara al territorio del otro.

Entre los hombres libres citados se encuentran los thètes o siervos, que eran trabajadores libres cuya supervivencia dependía de un escaso salario. También se mencionan los demiurgos, que eran profesionales que tenían una función pública, tales como artesanos, heraldos, adivinos o aedos.

La esclavitud también era práctica aceptada en la sociedad descrita por Homero. Los esclavos solían tomarse entre prisioneros de guerra, o bien en expediciones de pillaje. Se citan ejemplos de compraventa de esclavos y de personas que ya habían nacido siendo esclavos. Los amos a veces recompensaban a sus esclavos concediéndoles tierras o una casa. Se cita la posibilidad de que una esclava pueda acabar convirtiéndose en la legítima esposa de su señor.

En cuanto a los valores éticos descritos, se incluyen el honrar debidamente a los dioses; respetar a mujeres, ancianos, mendigos y suplicantes extranjeros y no deshonrar el cadáver de un enemigo muerto. La incineración es el uso funerario que aparece en los poemas homéricos.

La religión era politeísta. Los dioses tenían características antropomórficas y decidían el destino de los mortales. Se realizaban numerosos ritos tales como sacrificios y plegarias para tratar de conseguir su ayuda y protección.

Aunque se conocía el hierro, la mayor parte de las armas eran de bronce. Homero describe también el uso del carro de guerra como medio de transporte empleado por los caudillos durante las batallas.

Controversia sobre los aspectoshistóricos descritos

Desde el siglo VI a. C., Hecateo de Mileto y otros pensadores debatieron acerca del trasfondo histórico de los poemas cantados por Homero. Los comentarios escritos sobre ellos en el período helenístico exploraron las inconsistencias textuales de los poemas.

Las excavaciones realizadas por Heinrich Schliemann a finales del siglo XIX, así como el estudio de documentos de los archivos reales del Imperio Hitita comenzaron a convencer a los investigadores de que podía haber un fundamento histórico en la Guerra de Troya. Sin embargo, aunque la identidad de Troya como escenario histórico cuenta con el acuerdo de la mayoría de los investigadores, no se ha podido demostrar que haya existido una expedición de guerra contra la ciudad comandada por atacantes micénicos.

La investigación (encabezada por los antes mencionados Parry y Lord) de las épicas orales en serbocroata y en lenguas turcas demostraron que largos poemas podían ser preservados con consistencia por culturas orales hasta que alguien se tomase la molestia de ponerlos por escrito. El desciframiento del lineal B en los años 1950 por Michael Ventris y otros constató una continuidad lingüística entre la lengua notada por la escritura micénica del siglo XIII a. C. y la lengua de los poemas atribuidos a Homero.

OPINION DE CHADWICK:NO REFLEJA LA ÉPOCA DE HOMERO NI LA ANTERIOR

Por otra parte, la cuestión de saber a qué época histórica se pueden referir los testimonios de Homero y en qué medida pueden ser usados como fuentes históricas ha constituido el objeto de un largo debate, que se encuentra lejos de haber concluido. Algunos estudiosos como John Chadwick sostenían que la Grecia descrita por Homero no se parecía ni a la de su época ni a la de los cuatro siglos anteriores.

OPINIONES CONTRARIA A LA DE CHADWICK

a) Al contrario,  Luigia Achillea Stella destaca que hay un importante legado micénico en los poemas homéricos.

b) Joachim Latacz insiste en que el catálogo de naves del canto II de la Ilíada recoge la situación de la época del siglo XIII a. C., es decir, de la civilización micénica.

TEORIA DE FINLEY:REFLEJA LA EDAD OSCURA

En cambio, Moses I. Finley arguye que lo descrito por Homero no era ni el mundo micénico ni su propia época, sino la Edad Oscura de los siglos X y IX a. C., en todo caso una época anterior al desarrollo de las poleis en el siglo VIII a. C.

Los descubrimientos arqueológicos han aportado ciertos elementos desaparecidos con la caída de dicha civilización, pero cuyo recuerdo (topónimos, objetos, costumbres, etc.) guardó Homero. De gran insignificancia, comparado con lo que Homero olvida decir del mundo micénico en el ámbito de las instituciones y de los acontecimientos, aunque los poemas homéricos pretendan ser una descripción de ese mundo desaparecido.

Por otro lado, en base a los datos aportados por las tablillas micénicas en lineal B, se da concordancia entre muchas de las armas mencionadas en los poemas homéricos y armas de la época micénica. El desciframiento de dichas tabillas ha puesto de manifiesto la diferencia entre el mundo micénico y la sociedad homérica. Los palacios micénicos, con su minuciosa burocracia, eran muy diferentes de los de los reyes homéricos, que tenían una organización mucho menos compleja y en los que no existe la escritura, según Vidal-Naquet, Pierre, “Homére et le monde mycénien, á propos d’un livre et d’une polémique ancienne”, Annales 18, París, 1963, p . 703-719.

Homero sólo alude en una ocasión a los dorios y no nombra la migración griega a Asia Menor durante la Edad Oscura.

LOS TRES NIVELES HISTÓRICOS DE LA OBRA HOMÉRICA

Lo anterior, ha sido esquematizado por Michel Austin y Pierre Vidal-Naquet, afirmando que: «existen tres niveles históricos en Homero: el mundo micénico que el poeta trata de evocar, la Edad Oscura y la época en la que vivió; y no siempre resultará fácil distinguir con claridad lo que pertenece a uno otro nivel».[


  1. « En griego antiguo: «τυφλὸς ἀνήρ, οἰκεῖ δὲ Χίῳ ἔνι παιπαλοέσσῃ», verso 172. El himno está datado entre mediados del siglo VII y principios del VI a. C.
  2. IliadaVI, 146; citado por Simónides, Kirk, p. 2.
  3. Luciano de Samósata, Historia verdadera o Sobre la muerte de Peregrino II, 20.
  4. Clímene y Temisto son ejemplos de la utilización de nombres de mujeres en tiempos míticos e históricos.
  5. Se sobrentiende que hace referencia a la ciudad de Salamina de Chipre.
  6. Alceo de Mesene, Epigrama 555, recogido en Antología Palatina
  7. Es presumible que dicha estatua es la que reprodujo en el relieve de la Apoteosis de Homero, obra del escultor Arquelao de Priene. Cf.Hitzig-Blümner, III.2, pág. 749.
  8. Certamen de Homero y Hesíodo, 37, según la traducción de Aurelio Pérez Jiménez y Alfonso Martínez Díez. Madrid: Gredos, 2000. ISBN 84-249-2462-2.
  9. Joachim Latacz. Troya y Homero, página 212.

BIBLIOGRAFIA

Austin, Michel y Vidal-Naquet-Pierre (1986 [1ª ed.]). Economía y sociedad en la antigua Grecia. Buenos Aires: Ediciones Paidós Ibérica, pp. 47.

  • Alsina, José (1991). Teoría literaria griega. Madrid: Gredos. ISBN 84-249-1457-0.
  • Carlier, Pierre (2005). Homero. Madrid: Ediciones Akal S.A. ISBN 978-84-460-2151-3.
  • Dalby, Andrew (2008). Ls reinvención de Homero. Madrid: Gredos. ISBN 978-84-249-3574-0.
  • Latacz, Joachim (2003). Troya y Homero. Barcelona: Ediciones Destino.
  • Pomeroy, Sarah B. & Stanley M. Burstein, Walter Donlan y Jennifer Tolbert Roberts (2001). La Antigua Grecia. Barcelona: Crítica. ISBN 84-8432-302-1.
  • Rodríguez Adrados, Francisco & Fernández-Galiano, Manuel & Gil, Luis & Lasso de la Vega, J. S. (1984). Introducción a Homero. Madrid: Labor Editorial.
  • Signes Codoñer, Juan (2004). Escritura y literatura en la Grecia arcaica. Madrid: Ediciones Akal. ISBN 84-460-1748-2.
  • Wernher, Gretel & Páramo, Jorge (1995). Micenas y Homero (A propósito de Ilíada XV 187-193). Santafé de Bogotá: Instituto Caro y Cuervo.
  • Juan Signes Codoñer. Escritura y literatura en la Grecia arcaica, páginas 165-166.
  • Homero, Ilíada xiv, 200; xviii, 606; xxi, 196.
  • Joachim Latacz. Troya y Homero, página 303. Barcelona, 2003; E. Visser. Homers Katalog der Schiffe. Sttutgart/Leipzig 1997.
  • Finley, Moses I. (1980). El mundo de Odiseo. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica, pp. 46. ISBN 84-7509-395-7.
  • Austin, Michel y Vidal-Naquet-Pierre (1986 [1ª ed.]). Economía y sociedad en la antigua Grecia. Buenos Aires: Ediciones Paidós Ibérica, pp. p . 46. ISBN 84-7509-395-7.
  • Vidal-Naquet, Pierre, Homére et le monde mycénien, á propos d’un livre et d’une polémique ancienne, Annales 18, París, 1963, p . 703-719.
  • Austin, Michel y Vidal-Naquet-Pierre (1986 [1ª ed.]). Economía y sociedad en la antigua Grecia. Buenos Aires: Ediciones Paidós Ibérica, pp. 47. ISBN 84-7509-395-7.

Filed under: Arqueologia,Arte Antiguo,ARTÍCULOS,Europa,General,H. Grecia,HISTORIA ANTIGUA,Hombres de la Historia,MITOLOGÍA,Mujeres de la Historia,PERSONAJES

Trackback Uri