H. Roma



18 feb 12

¡La historia de la antigua Roma está de moda¡

Julio César fue asesinado a los pies de la estatua de Pompeyo, su gran rival, el la Curia que llevaba el nombre de éste.


“Cesare deve morire” de los hermanos Taviani se ha llevado el Oso de Oro a la mejor película gracias al veredicto del Jurado presidido por Mike Leigh.

La cinta narra la historia de un grupo de presos que son elegidos para poner en marcha una versión de Julio César de William Shakespeare y durante los preparativos los reclusos se meterán tanto en el texto que aflorarán los remordimientos por el pasado y las rencillas del presente. El film está protagonizado por actores no profesionales y surgió después de que los veteranos hermanos vieran a unos presos interpretar “La divina comedia”. Los realizadores de “Padre padrone” (1977) y “La noche de San Lorenzo” (1982) resucitan cinematográficamente con este proyecto.

William Shakespeare - Julio César

La tragedia de Julio César es una obra trágica escrita por William Shakespeare, probablemente en 1599. Recrea la conspiración en contra del dictador romano Julio César, su homicidio y las secuelas de este hecho. Constituye uno de las tantos trabajos shakespearianos basados en hechos históricos.

A diferencia de muchos personajes principales en otras obras del género (e.j. Hamlet, Enrique V), César no es el centro de la acción, apareciendo tan sólo en tres escenas y muriendo al comienzo del tercer acto. La figura más relevante de la historia es Bruto y la trama gira en torno a la lucha psicológica entre las demandas en conflicto sobre el honor, el patriotismo y la amistad.

Narra el asesinato de César, siendo los verdaderos protagonistas de la obra por un lado Bruto y Casio y por otro Marco Antonio, personajes romanos de la época de César.

Su argumento se basa en la biografía de César de las Vidas paralelas de Plutarco, historiador griego del siglo I. Esta obra también es la fuente principal de CoriolanoAntonio y CleopatraTimón de Atenas. El texto trata  de la ambición y las artimañas que llevan al poder, así como de la amistad.

Los personajes no son ni buenos ni malos absolutamente: son humanos.Es también una fascinante inmersión en la época romana. Pero, como siempre, lo importante es el tratamiento psicológico de los personajes: sus luchas internas, sus miedos, su sentido de la ética, sus traiciones y sus relaciones de amistad…

Julio César fue el político romano (Roma, 100-44 a.C.) que sentó las bases del  poder del Principado. Tras la última batalla contra sus enemigos , en Hispania (Munda, 45 a.C.) comienza la trama de la obra, que termina con la muerte de Bruto (42 a.C.).

César llega a Roma victorioso desde la Bética (actual Andalucía, Hispania). El pueblo le recibe alborozado. Pero un adivino le dice: “Guárdate de los idus de marzo” (15 de marzo en el calendario romano; los idus eran días de buenos augurios).

Casio (Cayo Casio Longino, senador romano) conversa con su cuñado Bruto (Marco Junio Bruto, también senador,  al que se atribuyó la posibilidad de ser hijo de César). Casio sondea a Bruto acerca de su opinión sobre el peligro del poder absoluto que está acaparando César. Bruto se muestra interesado. Casio decide que lo convencerá. Mientras, César sufre un ataque de epilepsia en el Foro, ante el pueblo que le aclama, acompañado de su esposa Calpurnia y su mano derecha Antonio (Marco Antonio).

Bruto tiene la confianza de César y del pueblo. Por eso, Casio necesita que esté con él y los que pretenden acabar con César. Casio y los demás conjurados visitan a Bruto, que se une a ellos. Casio propone matar también a Marco Antonio, pero Bruto alega que sería demasiado. Porcia, esposa de Bruto, está preocupada por su marido, al que ve agitado.

Archivo:Tumba Julio César..jpg

El lugar del Foro romano donde se quemó el cadáver de César. Siempre hay flores frescas. El pueblo romano no le ha olvidado, más de dos mil años después.

LOS IDUS DE MARZO

“Lo que es más extraordinario aún es que un vidente le había advertido del grave peligro que le amenazaba en los idus de marzo, y ese día cuando iba al Senado, [Julio César] llamó al vidente y riendo le dijo: «Los idus de marzo ya han llegado»; a lo que el vidente contestó compasivamente: «Sí, pero aún no han acabado»”.

Plutarco

Tras una noche de tormenta y de fenómenos extraordinarios tomados por malos presagios, los augures y Calpurnia (que ha soñado que la estatua de César sangraba) aconsejan a César que no acuda a la reunión del Senado, en la Curia de Pompeyo. Veamos una lista de esos fenómenos:

- Truenos y relámpagos
- Se estremecen los cimientos de la tierra
- Brotan llamas de las manos
- Aparece un león encolerizado frente al Capitolio
- Caminan hombres en llamas
- Grazna el ave de las tinieblas de día en el Foro
- Ancianos, locos y niños, profetizan
- Se abren las tumbas, vomitando a los difuntos
- Una leona pare en medio de la calle
- Guerreros combaten en las nubes haciendo llover sangre
- Los espectros lanzan alaridos en las calles

Es ya el día de los idus de marzo. Al final, César se deja convencer y dispone enviar a Marco Antonio en su lugar. Pero se le anuncia que está prevista su coronación y acude. Una vez allí, los conjurados le matan.

Marco Antonio manda decir a Bruto que se pondrá de su lado. Acude a la Curia de Pompeyo  y  estrecha las manos ensangrentadas de Bruto, Casio, Decio, Metelo, Cina, Casca y Trebonio. Bruto autoriza a Antonio a hacer un discurso fúnebre al pueblo tras hablar él. Cuando Antonio queda solo ante el cadáver de César, le pide disculpas por fingir que apoya a los rebeldes y augura terribles matanzas. Octavio (hijo adoptivo de César y futuro César Augusto) está en camino hacia Roma.

Bruto hace su discurso ante el pueblo: ha matado a César por ambicioso y para salvar a Roma. Los ciudadanos le vitorean. Turno de Antonio. Utiliza su discurso para enaltecer a César y poner al pueblo en contra de Bruto y los conspiradores. Bruto y Casio escapan de Roma.

Los ciudadanos están encolerizados y en una escena cómica se ve a cuatro de ellos dispuestos a asesinar al poeta Cina sólo por llamarse como uno de los golpistas.

Ahora el Segundo Triunvirato, compuesto por Antonio, Octavio y Lépido,  gobierna Roma, Antonio le comenta a Octavio que Lépido es un majadero. Luego añade que Bruto y Casio están preparando un ejército para volver a la ciudad.

Bruto se encuentra con Casio. Mantienen una agria discusión, en la que Bruto acusa a Casio de corrupto, pero luego se reconcilian. Bruto cuenta a Casio que Porcia se ha suicidado tragando brasas de carbón, angustiada por la situación política. Ya de noche, se aparece el espíritu de César a Bruto y le dice: “Me verás en Filipos”.

Campo de batalla: las llanuras de Filipos (Macedonia, 42 a.C.). Por un lado, Bruto y su ejército, con Casio. Por otro, Octavio y el suyo, con Antonio. Casio se suicida al creer que ha perdido una batalla. En un segundo combate, el ejército de Octavio va ganando. Bruto pide a uno de sus soldados que lo mate porque esa noche ha vuelto a ver el fantasma de César. Al final se suicida cayendo sobre su propia espada, sujeta por su criado. El triunvirato ha ganado.

Antonio elogia a Bruto ante su cadáver: “Todos los conspiradores, menos él, obraron por envidia al gran César”. Octavio se une a los elogios y se acaba la obra.

La indiscutible versión cinematográfica de esta obra es la dirigida por Joseph L. Mankiewicz en 1953, con Marlon Brando como Antonio, James Mason como Bruto y John Gielgud como Casio.

Algunas de las sentencias que contiene la obra:

“Los hombres pueden interpretar las cosas a su manera, en sentido contrario al de las cosas mismas”.

“Cada esclavo tiene en su mano el poder para cancelar su autoridad”.

“Los unicornios pueden capturarse burlándolos con árboles; los osos, con espejos; los elefantes, con hoyos; los leones, con trampas, y los hombres, con aduladores”.

“Cuando la amistad comienza a debilitarse y decaer, afecta ceremonias forzadas”.


La obra destaca por ser la primera de las cinco mejores tragedias escritas por el dramaturgo (las otras siendo Hamlet, Otelo, Rey Lear y Macbeth).

REFLEJO DE UNA ÉPOCA

La gran mayoría de los críticos e historiadores de Shakespeare concuerdan en que la obra refleja la ansiedad general de la Inglaterra de su época, a causa de los temores sobre la sucesión del liderazgo. En el momento de su creación y primera representación, el poder de la fuerte reina Isabel I se encontraba desgastado y se había negado a nombrar a un sucesor, llegándose a entrever una posible guerra civil, similar a la que se organizó en Roma tras la muerte de César.

Calpurnia previene a su esposo, JulioCésar, para que no vaya a la reunión del Senado.

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,Arte Antiguo,ARTÍCULOS,CITAS,Curiosidades,Europa,General,H. Roma,HISTORIA ANTIGUA,Hombres de la Historia,Leyendas,Mujeres de la Historia,Noticias de actualidad,novela historica,PERSONAJES

Trackback Uri






8 ene 12


Vía: LiveScience | Owen Jaurus | 21 de diciembre de 2011 (Traducción: G. C. C para Terrae Antiqvae).

Arreglo de la Dra.Vázquez Hoys

Fotos: cortesía profesor Alexander Hollmann.


Los investigadores han encontrado una vehemente maldición antigua, inscrita en las dos caras de una delgada lámina de plomo, destinada a afligir, a un simple verdulero que vendía frutas y vegetales hace cerca de 1.700 años en la ciudad de Antioquía.Se trata de lo que los investigadores denominan tabella defixionum.

Escrita en griego, la tablilla fue lanzada a un pozo en Antioquía, entonces una de las mayores ciudades en la zona oriental del Imperio Romano, situada en el sureste de Turquía, cerca de la frontera con Siria.

La maldición hace un llamamiento a Iao, el nombre griego de Yahvé, el dios del Antiguo Testamento, para afligir a un hombre llamado Babylas, al que que se identifica como verdulero.

La tablilla proporciona en una lista el nombre de su madre como Dionisia,“también conocida como Hesykhia”, según se lee.

El texto fue traducido por Alexander Hollmann de la Universidad de Washington.

El artefacto, que ahora está en el Princeton University Art Museum, fue descubierto en la década de 1930 por un equipo arqueológico, pero no había sido previamente traducida en su totalidad.

La traducción se detalla en la edición más reciente de la revista  Zeitschrift für Papyrologie und Epigraphik.

Lectura de una maldición


“Truenos y relámpagos lanzados por Iao golpean unidos,

unidos contra Babylas, el verdulero”, se lee al comienzo en

uno de los lados de la maldición de la tablilla.

“Tal como tú golpeas el carro del faraón, así atacas

sus ofensas (las de Babylas)”.

Hollmann dijo a LiveScience que él había visto maldiciones

dirigidas contra gladiadores y conductores de cuádrigas,

entre otras ocupaciones, pero nunca contra un verdulero.

“Hay otras personas que son nombradas por su ocupación

en algunas maldiciones hechas en tablillas, pero no me he

encontrado nunca con un verdulero”, dijo.

La persona que da la maldición no se nombra, por lo que los científicos

sólo pueden especular sobre cuáles fueron los motivos.

“Hay maldiciones que se refieren a las relaciones amorosas”,

dijo Hollmann. Sin embargo, “esta no tiene ese tipo de lenguaje”.

Es posible que la maldición fuera el resultado de una rivalidad comercial

o de negocio de algún tipo.

“No es una mala sugerencia que pudiera estar relacionada

con un negocio o una relación comercial”, dijo Hollmann,

añadiendo que la persona que realiza la maldición podría haber sido un verdulero él mismo.

Si ese es el caso, ello podría sugerir que la venta de vegetales en el

mundo antiguo pudo haber sido profundamente competitiva.

“Algunos tipos de comerciantes tenían su propia parcela,

su propio territorio y eran susceptibles a la rivalidad empresarial”.


El nombre de Babylas, utilizado por un obispo de Antioquía del siglo III d. C.,

y que fue asesinado por sus creencias cristianas, indica que el verdulero puede haber sido un cristiano.

“Hay un obispo muy importante de Antioquía, llamado Babylas,

que fue uno de los primeros mártires”, dijo Hollmann.

Metáforas bíblicas

El uso de metáforas del Antiguo Testamento sugirió inicialmente a Hollmann

que la maldición fue escrita por un judío. Después de estudiar otros antiguos

hechizos mágicos, que hacen uso de metáforas, se dio cuenta de que esto

no podía ser el caso.

No creo que haya necesariamente una relación con la comunidad judía”, dijo.

“La magia griega y romana incorporaba, a veces, textos judíos,

sin comprederlos muy bien”.


Además de la utilización de Iao (Yahvé), y la referencia a la historia del Éxodo,

la tablilla con la maldición también menciona la historia de los primogénitos de Egipto.

“Con truenos y relámpagos lanzandos por Iao, tal como tú reduces

a los primogénitos de Egipto,

reduce su [¿ganado?] tanto como …”

(La siguiente parte se ha perdido).

“Podría ser simplemente que esto [el Antiguo Testamento]


fuera un texto potente, pues a la magia le gusta tratar con


textos enérgicos y nombres poderosos”, dijo Hollmann.

“Eso es lo que hace funcionar a la magia o hacer que la gente

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,Arte Antiguo,ARTÍCULOS,Costumbres,Curiosidades,General,H. Roma,HISTORIA ANTIGUA,Leyendas,Noticias de actualidad,PERSONAJES,R. Próximo Oriente,R. Roma,RELIGIONES ANTIGUAS,Roma,Supersticiones-creencias

Trackback Uri






19 nov 11

Jean Louis Burckhardt.

Petra fue descubierta al mundo occidental en 1812 por Jean Louis Burckhardt, un viajero suizodisfrazado de árabe, llamando Sheikh Ibrahim. Siguió la ruta entre DamascoEgipto, pasando por Jordania. Escuchó decir que a las afueras del pueblo de Wadi Moussa, existían en medio de una fortaleza natural , unas ruinas extraordinarias. En esta región, que entonces pertenecía alImperio otomano, se desconfiaba de las personas que curioseaban en las antigüedades consideradas como “obras de los infieles”; porque en ese momento la situación política y religiosa era tensa. Burckhardt se presentó como un peregrino que deseaba sacrificar una cabra al Profeta Aarón, cuya tumba, construida en el siglo XIII, se suponía que estaba más allá de las ruinas, en la parte superior de Jebel Haroun. Acompañado de su guía, cruzó la ciudad antigua en agosto de 1812, sin poder por un momento pararse a tomar notas o dibujos, pero consciente de la importancia de tales restos y del hecho de que esas ruinas cercanas a Wadi Moussa eran las de Petra. Entusiasmado, propaga la noticia entre los occidentales instalados en Oriente y en Egipto y expondrá sus conclusiones en el libroTravels in Syria and the Holy Land, que se publicará en 1823, cinco años después de su muerte.

Se llevaron a cabo otros intentos de exploraciones de Petra, a pesar de la desconfianza de la gente.

En mayo de 1818, (seis años después de la expedición Burckhardt), una docena de personas de Jerusalén, John William Bankes el drogman Giovanni Finati y los oficiales navales C. L. Irby y J. Mangles, logran mantenerse algún tiempo en la ciudad, por desgracia, no más de dos días, porque las rivalidades entre los jefes de las tribus les obligaron a abandonar antes de lo previsto.

A partir de 1828 se inician las verdaderas primeras misiones arqueológicas. Y desde 1830, el asentamiento se convierte en un lugar para visitar, complementadas por peregrinaciones religiosas y en una fuente de beneficios para muchos jefes de las tribus de los alrededores.

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,Arte Antiguo,ARTÍCULOS,Ciudades,Costumbres,Curiosidades,General,H. Próximo Oriente,H. Roma,HISTORIA ANTIGUA,Leyendas,Noticias de actualidad,OPINIONES,PERSONALÍSIMO

Trackback Uri