20 jun 10

http://www.ugr.es/~pwlac/G25_13-imagen19-Noche-de-san-Juan.jpg

El espíritu de las aguas hace fecundas a la mujeres

-Rito de amor para la noche de San Juan

Materiales:

Una vela rosa
Incienso, preferiblemente de canela o rosa.
Perfume aroma de Verbena o perfume de amor.
Un saquito rosa
Cordoncillo rojo para atar el saquito.
Un cordoncillo verde
Verbena
Purpurina roja
Un pedacito de imán
Una rosa seca (opcional)
Ceniza de una hoguera de San Juan.

Ritual

Encender la vela rosa la Noche de San Juan (preferiblemente usando alguna madera de la hoguera) y luego, a solas, encenderemos el incienso.
Coge ahora el cordón verde y haz siete nudos en él, mirando la vela y visualizando, al realizar este acto, que atraemos amor hacia nosotros. Es recomendable no pensar en alguien específico, porque podríamos entrar en líneas de magia manipulativa o magia negra. Dejemos que las fuerzas de los hados traigan hacia nosotros aquello que necesitamos y que más nos convenga. Al tensar cada nudo se dirá:
“Por las fuerzas de esta noche mágica, ato el amor hacia mí”.
La hoguera de San Juan se hace para purificarnos. Nueva Acrópolis
Realizado esto, tomaremos la mitad de la purpurina y la arrojaremos al aire, de modo que parte de ella nos caiga encima. A continuación, meteremos en el saquito el cordón con los nudos, una bolita con cera de la vela (mejor si la amasamos en forma de corazón), parte de la purpurina que queda y un poco de ceniza de la hoguera. A continuación recitar:
“Símbolos del amor y de los poderes de esta noche mágica, rellenad mi saquito de amor para atraer hacia mí el amor que me está destinado, para llenar mi vida de amor y felicidad por el poder de este saquito de San Juan. Que así sea”.
La vela se dejará arder hasta el final y guardaremos el saquito sin cerrar así como la purpurina restante y el cordoncillo rojo.
Recita: “Que este polvo brillante ilumine y guíe el camino del amor hacia mí”.
Tras esto, puedes cerrar el saquito con el cordoncillo rojo. Antes de hacerlo se añadirá a la bolsa un pedacito de imán, la verbena y, si se desea, una rosa seca.

Quizás también le interese:

Pequeños sortilegios para una noche llena de magia

La noche de San Juan es una noche llena de magia y misterio. Una fecha en el que los cuentos de viejas toman forma y apetece dejarse llevar por la seducción de la superstición. Hay muchas historias de San Juan y muchos sortilegios, sobre todo de amor, que despiertan la imaginación, la risa fácil y, por qué no, la curiosidad. El rito más tradicional en Canarias es el de las 3 papas, a saber: Se cogen tres papas, se pela una, otra se deja a medio pelar y la tercera se pela completamente y luego se tiran sin mirar debajo la cama. Por la mañana y con los ojos cerrados se coge una al azar. Pelada, marido pobre; a medio pelar, normal y sin pelar, marido rico. No vale hacer trampa.

Otra opción es coger una rosa en la mañana de San Juan y quitarle los pétalos que se tirarán sin miramientos en una palangana llena de agua limpia. Los pétalos se irán moviendo y cuando paren conformarán la inicial del futuro marido.

Si además quieres saber su profesión a las 12 del mediodía del 24 de junio derrite en un caldero viejo bolitas de plomo de las que usan en sastrería o para pescar. Se saca del fuego y luego se vierte en un vaso transparente con agua cristalina y el plomo formará el dibujo del material de trabajo del futuro esposo.

Pero no todo va a ser casarse. Averiguar qué pretendientes beben los vientos por una o uno también tiene su ritual sanjuanero. En la noche de San Juan se escriben los nombres de tus supuestos enamorados en papeles cuadrados que se deben doblar dos veces. A continuación, se colocan en una palangana de agua limpia y se dejan al sereno para que la noche mágica haga de las suyas. Los que aparezcan abiertos a la mañana siguiente son aquellos que están enamorados. ¿Quién se atreve con la magia de San Juan?

Celebraciones Canarias

Tenerife

Puerto de la Cruz:
En la Playa del Charcón y en la del Muelle esperan la salida del sol para asistir al famoso baño de las cabras, en recuerdo de la fiesta aborigen que celebraban los guanches para festejar la llegada del solsticio de verano. Esta celebración en el muelle recuerda rituales de fertilidad. Los cabreros ofrecen queso y leche; muchos se dan un chapuzón y todos bailan la llegada del día de San Juan.

San Miguel de Abona:

San Juan Bautista es el patrón de la Juventud de San Miguel. Se hacen hogueras

Icod de los Vinos:
En la noche de San Juan, 23 de junio, en Icod se construyen hileras que unen una loma con la Plaza y por la que se deslizan bolas de fuego. Las hogueras son comunes en el casco urbano y los barrios. Aquí se encienden los Hachitos de San Juan. Son una antiquísima tradición, desde la época aborigen y única en Canarias. . En la actualidad los hachitos son una especie de candelabros de 2 o 3 metros de altura, están confeccionados con madera, rematados sus extremos con cacharras con paños mojados en petróleo para hacer las antorchas. Estos son decorados con ramas, flores y cintas.

Los Realejos:
El valle de la Orotava acoge durante la noche de San Juan el recorrido por el que circulan los mechones en dirección a Los Realejos, donde se celebra la fiesta de la Cruz de la Corona, en concreto en el barrio de Icod el Alto.

También se celebran fiestas en Arico.


Gran Canaria

Las Palmas de Gran Canaria:
En la capital de la Isla, las Fiestas en Honor a San Juan coinciden con las Fiestas Fundacionales de la ciudad. Se hacen hogueras que se encienden en los barrios de la ciudad, destaca sobre todas ellas, la gran exhibición de fuegos artificiales en la Playa de Las Canteras. El baño “purificador” es muy habitual entre los grancanarios que, además, se reúnen para tirar flores, fruta y monedas al mar.

Arucas:

Famosa ha sido desde siempre la fiesta de San Juan, enraizada desde el siglo XVI. Durante la noche del 23, no faltará, como cada año, el concurso de hogueras, decoradas sobre todo con monigotes y brujas, la verbena y el volcán de fuegos artificiales en la víspera.

Telde:

En Telde está considerada la ciudad bruja por excelencia, tanto por la enorme influencia de la población aborigen, esclavos que practicaban la magia negra y la medicina natural, como por el asentamiento de castellanos de origen judaico y árabe. En la actualidad, estas prácticas siguen siendo comunes entre la población y existen todavía numerosas personas que realizan brujería, sanación o videncia.

Tenteniguada (Valsequillo).

Desde mucho antes de las celebraciones de las Fiestas en Honor a San Juan en Tenteniguada, ya se venían celebrando en el pueblo unas enramadas a San Juan.
Al parecer, la víspera se enramaba una imagen en las casas particulares, luego venían las hogueras tradicionales y brindis entre los vecinos.

leer completo:
http://www.canarias7.es/especiales/sanjuan07/lugares_tf.cfm

Un fenómeno especial
Un fenómeno especial que sólo es posible ver en este día en algunas Islas Canarias es el de los maxios. Serían, básicamente, los espíritus de los ancestros guanches que vagan por los mares, corporeizándose en forma de nubecillas blancas durante algunas fiestas importantes y, sobre todo, en el día mágico de San Juan, que por aquellas épocas remotas recibía otro nombre. Lo que es seguro es que los guanches conocían la fecha del inicio del solsticio de verano y lo celebraban. El faican de la isla de Gran Canaria (especie de sumo sacerdote y adivino guanche) o el guañameñe, en la isla de Tenerife, eran los intermediarios que ponían en contacto a la Comunidad de Iniciados con los maxios. Leamos lo que nos cuenta el historiador Gómez Escudero sobre ellos:

«Dicen que llamaban a los maxios (o magos) que eran espíritus de sus antepasados que andaban por los mares y venían allí a darles aviso cuando los llamaban… y dicen que los veían en forma de nubecitas a las orillas del mar; los días mayores del año, cuando hacían grandes fiestas… Veíanlos a la madrugada el día de mayor apartamento del sol en signo de Cáncer, que a nosotros corresponde el día de San Juan Bautista».

Ahora bien, si en ese día y esa noche hay costumbre de que surjan seres luminosos, objetos esféricos,
luces erráticas o fauna de la más diversa calaña, también se produce el fenómeno inverso, es decir, desaparecen cosas y personas… Esta noche las fuerzas de la Luz y las de las Tinieblas están muy activas. En el culto al fuego celebrado por los antiguos astures, en el solsticio de verano, se ofrecían sacrificios para ayudar al dios de la Luz a vencer al dios de las Tinieblas.


costumbres en las islas

Facundo. El municipio de Haría celebra su tradicional quema del Facundo acompañado de un sancocho popular.

Baile de las brujas. En La Palma, el barrio de Puerto de Naos, en los Llanos de Aridane, celebra el Baile de las Brujas en torno de la hoguera de San Juan.

Pescado. En el pueblo de La Restinga en El Hierro, los pescadores organizan un enorme comida para todos los vecinos

Piedras en Garajonay. En La Gomera se celebraba un baile de brujas alrededor de unas piedras en La Laguna Grande, justo en el corazón del parque de Garajonay.

Bailarines. Las procesiones de San Juan en El Hierro se hacen al ritmo de los bailarines que recorren las calles de Tamaduste, Las Puntas y La Restinga.

Concurso de hogueras. En Arucas, Gran Canaria, llevan ya once años celebrando un concurso de hogueras en el que se implican todos los barrios del municipio.

San Juan bendito. En el barrio de Tenteniguada, Valsequillo, tiene lugar el teatro callejero La Noche de San Juan Bendito.
Sortilegios canarios para una noche llena de magia

La noche de San Juan es una noche llena de magia y misterio. Una fecha en el que los antiguos cuentos de viejas toman forma y apetece dejarse llevar por la seducción de la superstición. Hay muchas historias de San Juan y muchos sortilegios, sobre todo de amor, que despiertan la imaginación, la risa fácil y, por qué no, la curiosidad. El rito más tradicional en Canarias es el de las 3 papas, a saber:

Se cogen tres papas, se pela una, otra se deja a medio pelar y la tercera se pela completamente y luego se tiran sin mirar debajo la cama. Por la mañana y con los ojos cerrados se coge una al azar. Pelada, marido pobre; a medio pelar, normal y sin pelar, marido rico. No vale hacer trampa.

Otra opción es coger una rosa en la mañana de San Juan y quitarle los pétalos que se tirarán sin miramientos en una palangana llena de agua limpia. Los pétalos se irán moviendo y cuando paren conformarán la inicial del futuro marido.

Si además quieres saber su profesión a las 12 del mediodía del 24 de junio derrite en un caldero viejo bolitas de plomo de las que usan en sastrería o para pescar. Se saca del fuego y luego se vierte en un vaso transparente con agua cristalina y el plomo formará el dibujo del material de trabajo del futuro esposo.

Pero no todo va a ser casarse. Averiguar qué pretendientes beben los vientos por una o uno también tiene su ritual sanjuanero. En la noche de San Juan se escriben los nombres de tus supuestos enamorados en papeles cuadrados que se deben doblar dos veces. A continuación, se colocan en una palangana de agua limpia y se dejan al sereno para que la noche mágica haga de las suyas. Los que aparezcan abiertos a la mañana siguiente son aquellos que están enamorados. ¿Quién no se atreve con la magia de San Juan?

Quizás también le interese:

Filed under: General

Trackback Uri



Dejar un comentario


− 7 = dos