9 abr 10

Se trata una nueva especie de homínido encontrado en Suráfrica

El cráneo hallado en Sudáfrica del Australopitheco Sediba. - Ciences

NUÑO DOMÍNGUEZ – Madrid – 08/04/2010 16:18

Un grupo de científicos cree haber encontrado la especie de la que surgió el género humano. Se trata una nueva especie de homínido encontrado en Suráfrica y cuya anatomía le convierte en el mejor candidato a ser el precursor de los primeros humanos. Vivió hace unos dos millones de años en un momento clave de la evolución en el que se produjo el salto entre homínidos, un linaje que incluye al hombre y a simios, y el nuevo género humano del que se saldría el homo sapiens que hoy domina el Planeta.

La nueva especie, Australopithecus sediba, se ha descrito en base a dos fósiles, uno de un joven y otro de una mujer adulta, cuyos restos quedaron encerrados en un ataúd de rocas clásticas donde se han conservado hasta la actualidad. Yacían en una cueva cerca de la Cuna de la Humanidad, una región a 50 kilómetros de Johannesburgo donde se han encontrado cientos de fósiles claves para dibujar el árbol de la evolución humana.

“Este fósil es como una máquina del tiempo para viajar a la evolución humana”, dijo el paleontropólogo Lee Berger, de la Universidad de Witwatersrand (Suráfrica). Berger es el autor principal de la descripción de la nueva especie, que publica hoy Science. Presenta una mezcla de rasgos primitivos y modernos nunca vista. El ejemplar modelo ha sido el del joven, pues incluye su cráneo casi completo. Tenía unos 13 años y medía unos 1,4 metros. Su pelvis era casi como la de los primeros humanos e indica que era capaz de andar erguido, su nariz se proyecta hacia adelante como la de los humanos y sus piernas son más largas que las de los otros australopitecos que pasaban la mayor parte del tiempo en los árboles.

Al menos otros dos ejemplares se están desterrando para su estudio

Sin embargo, su cráneo es mucho menor que el de los humanos, sus brazos son tan largos como los de un orangután y sus pies y manos son aún “primitivos”, explicó Berger durante un teleconferencia. Esta coctelera de rasgos hace del Sediba un ejemplar único para explicar cómo los australopitecos bajaron de los árboles para adoptar una nueva vida sobre el suelo y moviéndose sobre dos piernas como aún lo hace el Homo sapiens, único superviviente del género homo.

Los fósiles fueron hallados en una fosa entre restos de animales coetáneos como antílopes y tigres dientes de sable. Los responsables de la excavación creen que el joven sediba y su acompañante adulta cayeron por una grieta del terreno a un foso desde el que fueron luego arrastrados por corrientes de agua junto a otros animales a un depósito más profundo. Los expertos comenzaron a desenterrar los primeros fósiles en 2008. El yacimiento seguirá dando frutos, ya que ya hay al menos otros dos ejemplares que se están desenterrando en estos momentos, explicó Berger. “Pronto seremos capaces de ofrecer una reconstrucción detallada de cómo era el rostro de esta especie”, dijo Berger.

Los responsables del hallazgo creen que sediba es desciendiente directo del Australopithecus Africanus, que vivió en el continente hasta hace unos 2,9 millones de años. Sus avanzados rasgos pre-humanos indican que puede ser el ancestro directo del Homo habilis, primer miembro del género homo, o incluso del Homo erectus, que salió de África hacia Asia hace unos 1,8 millones de años.

Los expertos barajan una tercera hipótesis. El Sediba pudo ser una rama evolutiva independiente del árbol evolutivo que “imitaba” a la los primeros humanos.

F:http://www.publico.es/ciencias/304994/fosil/desvela/origen/genero/humano

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,ARTÍCULOS,CITAS,Curiosidades,OPINIONES,Prehistoria general

Trackback Uri



Dejar un comentario

Debe identificarse para escribir un comentario.