18 mar 10

Quiza el más famoso diamante de la Historia sea el Cullinan: encontrado en Transvaal (Sudáfrica), y denominado así en honor al propietario de la mina donde fue hallado, Sir Thomas Cullinan, esta gema en bruto pesaba 3196 quilates.

http://www.aboutromania.com/London25.jpg

Como regalo de cumpleaños, el Cullinan pasó a manos de Eduardo VII de Inglaterra, que lo entregó a la firma holandesa Asscher para ser tallado: allí fue dividido incialmente en tres partes.

http://www.oro-diamantes.net/wp-content/uploads/muchos-diamantes.jpg

Las nueve partes de Cullinan

Finalmente, del Cullinan se extrajeron 9 grandes gemas y 96 piezas más pequeñas: las nueve mayores pasaron a formar parte de la historia de la joyeria como Las Nueve Estrellas de África, y actualmente pertenecen a la familia real inglesa, o al tesoro de la Corona. Estos nueve diamantes tallados son:

Cullinan I

Cullinan I (Estrella de África, Gran Estrella Imperial de África): posee 74 facetas, pesa 53o,20 quilates, y es el mayor diamante tallado existente en el mundo. Se guarda en la Torre de Londres, formando parte del cetro del rey Eduado VII.

istharaurora.blogspot.com/…/httpmundolujo.htm

Cullinan II

Cullinan II (Estrella Menor de África): se guarda en la Torre de Londres, insertado en la parte frontal de la Corona Imperial; es el segundo diamante facetado mayor del mundo, con un peso de 317,40 quilates.

Cullinan III & IV

Cullinan III y Cullinan IV: el Cullinan III posee cierta forma de pera, y ambos se conservan en la Torre de Londres, formando parte de la corona de la Reina Maria; pueden sacarse con facilidad de la corona y ser usados independientemente como broches; se les denomina “los cristalitos de la abuela”, y pesan respectivamente 94, 4 y 63, 60 quilates.

.


diamente Tiffany

Tiffany: diamante tallado de 90 facetas, cuya piedra en bruto pesaba 287,42 quilates, y que fue adquirido por la joyeria Tiffany de Nueva York; pesa 128,51 quilates.

Centenary: debe su nombre a la conmemoración del centenario de la empresa De Beers, y esta considerado uno de los diamantes de mejor color hallados nunca. La piedra en bruto pesaba 599 quilates, y tras ser tallado en 247 facetas y en forma de corazón por el gran tallador Tolkowsky, su peso es de 273 quilates, siendo así el cuarto diamante tallado mayor del mundo tras los Cullinan y el Gran Mogol.

Jubilee

Jubilee (Diamante Reitz): fue obsequiado a la Reina Victoria con motivo de la celebración de su 16º año de reinado; la piedra en bruto pesaba 650,80 quilates, y el diamante resultante tras el tallado pesa 245,35 quilates. Se exhibe en el Pabellón De Beers, en Johannesburg

—————-

diamante Sancy

Sancy: posee forma de pera, y su nombre procede del Señor de Sancy, plenipotenciario de Francia en Turquía; desaparecido en la Revolución Francesa, aparecio de nuevo en 1906 siendo propiedad de la familia Astor; su peso es de 55 quilates.

———–

http://www.oro-diamantes.net/wp-content/uploads/diamante-mitico.jpg

Kohinoor: otro de los diamantes más famosos del mundo es esta bellísima gema de talla oval, cuyo peso en bruto era de 186 quilates; fue el Sha de Persia el que lo denomino Koh-i-noor (Montaña de la Luz) hacia 1739. Más tarde pasó a pertenecer a la reina Victoria, y, tras ser tallado, formó parte de la corona de la reina María, y en la actualidad se halla en la corona de Isabel II; pesa 108,93 quilates.

——–

http://3.bp.blogspot.com/_n7-oqMPP-pA/ShfnuW7QTjI/AAAAAAAAAKg/Y2NMDRSiHo8/s400/diamante+hope+tama%C3%B1o+natural.jpg

El diamante maldito,el Hope, a tamaño natural.

Hope (Hope Azul, Diamante Azul de la Corona): perteneció a Luis XIV, fue robado durante la Revolución Francesa, y fue adquirido a principios del siglo XIX por el banquero Henry Hope. Posteriormente, toda la familia Hope terminó su vida en la miseria, dando comienzo así a la leyenda de la “maldición del Hope”. Posee un color azul profundo, pesa 42,52 quilates, y en la actualidad se encuentra en el Smithsonian Institut de Washington.

Dresden: se halla en la Grünen Gewölbe de Dresden, posee un color verde intenso y pesa 41 quilates. Su origen se desconoce con certeza, siendo probablemente hindú. Entró en la historia de la joyeria al ser comprado por Augusto el Fuerte.

Florentino (Toscano): se sabe que en 1697 este diamante pasó a pertenecer a la familia Medici, pero su origen es desconocido. Posteriormente fue utilizado como broche por la Casa Real de Hagsburgo. Su actual propietario es desconocido. Su peso es de 137,27 quilates.

diamante Sha

Sha: uno de sus poseedores fue el Sha de Persia, cuyo nombre, junto con el de otros dos propietarios, aparece tallado en la gema. A principios del siglo XIX pasó a pertencer al Zar Nicolás de Todas las Rusias. No está pulido en su totalidad, y pesa 88,70 quilates.

Jonker: hallado por el hijo del minero Jacobus Jonker, de la piedra original 726,60 quilates se extrajeron doce gemas, siendo la más importante el Jonker I, con un peso de 125,65 quilates.

Orlov: numerosas leyendas rodean el origen de esta famosa gema; se dice que pertenecio a Nader Sha, y que fue robada tras el asesinato de éste y adquirida por un armenio llamado Zafras; otra leyenda afirma que fue hurtada por un francés del templo hindi de Sri Rangen, donde se hallaba en el ojo de una estatua de Brahma, dios supremo del panteón hindú. Actualmente se encuentra formando parte del Tesoro de Diamantes de Moscú, y su peso es de 189,60 quilates.

Taylor-Burton (Diamante Cartier): la historia de este diamante está unida a la de una de las parejas más emblemáticas y controvertidas del cine mundial: Elizabeth Taylor y Richard Burton. Fue adquirido por la casa Cartier, y al día siguiente de su adquisición fue comprado por Burton para su esposa Elizabeth, pasando a denominarse con el nombre que posee actualmente. Posteriormente fue subastado para destinar los beneficios a un hospital de Bostwana, y su propietario actual es desconocido. Tiene forma de pera y pesa 69,42 quilates.

Regent

Regente (diamante Pitt): el diamante en bruto original pesaba 400 quilates y es de origen hindú, encontrada por un esclavo en las proximidades de Golconda en 1901; fue el ministro británico William Pitt el que la hizo tallar, pasando mas tarde a manos del Duque de Orleans, Regente de Francia bajo Luis XV, y siendo engastado en la corona de este rey. Napoleon Bonaparte lo llevó en la empuñadura de su espada, y en la actualidad se exhibe en el Museo del Louvre. Es de forma abombada y pesa 140,50 quilates.

Ojo del ídolo: se supone que se encontraba engastado en la misma estatua de Brahma de la que fue sustraído el Orlov; cuentan las cronicas que fue entregado al Sultan de Turquía como pago del rescate por la princesa Rasheetah. Es del tamaño de un huevo de gallina, forma aplanada y un peso de 70,20 quilates.

Filed under: General

Trackback Uri


4 Comentarios.

  • saraurquia dice:

    hola,son preciosos pero soy tan pobre que nunca podre tener uno.y si lo tuviera lo venderia y me compraria una casa que no tengo y lo demas lo mandaria a los niños de etiopia.chau.

  • Ana Vázquez Hoys dice:

    Pues si.Son bonitos.Pero sin alma. Vale más una sonrisa de un niño.Tienes razón.
    Un saludo



Dejar un comentario

Debe identificarse para escribir un comentario.