22 oct 09

ANTIGÜEDAD DE LA CULTURA MOCHICA

El Señor de Sipán provenía de la cultura Mochica, un reino guerrero que se formó mas o menos en la época del mayor apogeo del Imperio romano,y que se desarrollò en la costa Norte del Perú entre los siglos I y VII d.C sus pobladores eran las mochicas.
Descubierta en 1899 por el estudioso alemán Max Uhle, la civilización Mochica es una de las más importantes de la historia peruana.
Los miembros de esta cultura, además de eximios orfebres, fueron excelentes ingenieros hidráulicos, guerreros incansables que batallaban por mar y tierra, artistas de la cerámica y dedicados agricultores.

Ellos conformaron una sociedad sofisticada y jerarquizada, donde los integrantes de la aristocracia que habitaban en los valles desde Piura hasta Nepeña fueron tratados como realeza. En esa estructura social, el Ciequich o Soberano Gran Señor ,el Señor de Sipán, por ejemplo era el personaje más importante, seguido por los sacerdotes que habitaban los templos dedicados al culto del dios Ai-apaec. Los reyes vencidos durante la guerra, también ocupaban un lugar dentro de esta cultura.

En todo el territorio ocupado por los mochicas, los arqueólogos han descubierto más de 350 tumbas que reflejan el modo de ser de esta sociedad.

Los entierros más complejos se realizaban en los asentamientos mochicas más importantes, con grandes estructuras en forma piramidal, como las pirámides truncadas de Huaca Rajada. Fue en una plataforma construida con adobe, a través de seis etapas o fases, donde se encontraron las tres principales tumbas mochicas: la del Señor de Sipán, el Sacerdote y el Viejo Señor de Sipán, complejas cámaras funerarias llenas de riquísimas ofrendas.

Aunque en su periodo de mayor influencia no llegaron a ocupar un terreno muy extenso, los mochicas nos legaron a los peruanos ,uno de los más grandes tesoros del mundo antiguo: las Tumbas Reales de Sipán.
Estos impresionantes sepulcros fueron encontrados sobre la zona meridional del valle de Lambayeque, a este importante sitio arqueológico se lo conoce con el nombre de Complejo de Huaca Rajada-Sipán.
Las tumbas encontradas en Sipán son un testimonio de la veneración del pueblo mochica hacia sus gobernantes, considerados por sus súbditos también como semi divinidades.

HUACA RAJADA, LA TIERRA DEL SEÑOR DE SIPAN
Photobucket

DESCUBRIMIENTO DE LAS TUMBAS REALES

Cuando, en 1987, el arqueólogo Walter Alva (Cajamarca, 1951) fue llamado para desentrañar el misterio de un robo en las ruinas de Sipán, jamás imaginó que estaba por descubrir el tesoro más valioso de los últimos tiempos en América.
Al ver el impresionante botín rescatado por la policía, Alva -que
se desempeñaba como director del Museo Brunning de Lambayeque- no perdió tiempo: fue a Sipán, desalojó a los saqueadores y comenzó casi de inmediato a salvar lo que quedaba de las ruinas. Junto a los arqueólogos Luis Chero Zurita y Susana Meneses inició inmediatamente un proyecto de rescate arqueológico que duraría unos tres meses.

http://www.edufuturo.com/getIm.php?s=32185.sipan.jpg&x=480&y=350

Máscara del Señor de Sipán

Y entonces, luego de un trabajo de reconstrucción incansable. Alva se topó con un tesoro incalculable por su belleza, majestuosidad y valor histórico: la tumba del Señor de Sipán. El proyecto temporal se convirtió en investigación permanente, y en los años siguientes él y su equipo descubrieron dos tumbas más, protegieron y recuperaron el sitio arqueológico y dieron a conocer al mundo la riqueza de la cultura peruana.
Actualmente el Dr.Alva es director del moderno Museo Tumbas Reales de Sipán, del que fue el gestor.

LA TUMBA
Photobucket

En la tumba del Señor de Sipán -monarca que gobernó entre los siglos II Y III d. C., además de encontrar hermosas piezas de orfebrería en oro, plata y cobre, los arqueólogos hallaron también los restos de ocho personas, entre esposas, militares y sirvientes, y el esqueleto de un perro, dispuestos simbólicamente como un cortejo. Así, el tipo de sepultura encontrada en Sipán nos revela, miles de años más tarde, la alta jerarquía de estos personajes.

Su tumba tenía doce capas que contenían fastuosas joyas de oro, plata, cobre y turquesa, tejidos y las ceremoniales conchas de Spondylus.

TESOROS DEL SEÑOR DE SIPAN

Photobucket

La tumba del Señor de Sipán es el principal sepulcro encontrado en el Sitio Arqueológico de Huaca Rajada. Antes de su descubrimiento se pensaba que las representaciones del arte mochica en especial de sus rituales de sacrificios humanos, eran producto de la imaginación de sus artesanos, pero tras el hallazgo se confirmó que muchos de los atuendos y ornamentos que ilustraban sus cerámicas que habían sido fabricados por sus expertos orfebres reflejaban fielmente sus costumbres guerreras.
Photobucket

PECTORALES

Photobucket

Su función era cubrir el cuerpo -pecho y hombros- del dignatario.cuando fueron retirados de los sepulcros representaron todo un reto para los arqueólogos, pues los hilos que mantenían unidas las cuentas se desintegraron con el paso del tiempo y muchos estaban superpuestos. Hoy, plenamente reconstruidos, nos deslumbran con su refinada elegancia.

Protector Coxal del Señor de Sipan

Protector coxal del Señor de Sipán

OREJERAS DE GUERRERO

Photobucket

Representa la figura de un pequeño jefe guerrero hecho en oro laminado y martillado, vestido con una túnica de turquesas .Estas orejeras son una de las mas bellas e impresionantes joyas que acompañaron la tumba del Señor de Sipán . Es una miniatua perfecta con piezas colgantes y removibles.Es tan perfecta que cada nudillo del guerrero es visible. Mide 9.4 cm de diámetro.

CETRO CEREMONIAL

Photobucket

Entre los impresionantes objetos encontrados en la tumba del Señor de Sipán se encontró un cetro ceremonial ubicado en la mano derecha del gobernante.El cetro finamente trabajado poseee una empuñadura de plata y en la parte superior del ornamento una pirámide trunca elaborada con oro.Este elemento simboliza el poder y la supremacía del poder que ejercía este personaje.

elheraldodelasalmitas.blogspot.com/2008/08/el..

Debajo de la tumba del Señor de Sipán, se encontraron otras dos tumbas:

la del sacerdote y más abajo, la del Viejo Señor de Sipán.

En aquella del sacerdote, se hallaron piezas que indicarían que sería uno de los principales personajes en la jerarquía religiosa de la cultura Mochica. Este sacerdote, por los análisis de ADN efectuados, fue contemporáneo al Señor de Sipán. En las piezas que le acompañaban destacan como símbolos religiosos, la copa o el cuenco destinados a los sacrificios, una corona de metal adornada con un búho con sus alas extendidas y otros elementos para el culto a la luna.

El Viejo Señor de Sipán

Sin embargo, por los mismos análisis de ADN, se ha probado que con diferencia de cuatro generaciones, el Viejo Señor de Sipán era un antepasado directo del mismo Señor de Sipán, por lo que se podría pensar en una alta jerarquía hereditaria. En su tumba se hallaron los restos de una mujer joven y una llama y los suntuosos atuendos llenos de oro y plata.

En base a los exámenes realizados de ADN, se ha podido reconstruir el color de la piel del Señor de Sipán, el del pelo, sus pestañas, sus ojos y todos los rasgos que se encuentran representados en las esculturas. Igualmente, se pudo establecer su edad, por lo que la reconstrucción realizada corresponde a aquella de este gobernante tal cual fue.

Filed under: General

Trackback Uri


29 Comentarios.



Dejar un comentario


7 + tres =