21 oct 09

“Descubriendo la tumba más rica del Nuevo Mundo” National Geographic Society –Octubre 1998

“El Rey Tutankamon del Nuevo Mundo” Newsweek –Septiembre 1998

“Secretos de una tumba milenaria” Reader’s Digest –Selecciones –Octubre 1993

http://www.centrocultural-quito.com/ccmq.php?c=97

Señora de Cao , comparable con momias de Egipto

Los trabajos que vienen realizando desde 1990 el equipo de arqueólogos del Proyecto Arqueológico Complejo El Brujo han hecho posible el hallazgo de un impresionante contexto funerario perteneciente a una mujer de la élite Mochica. La “Señora de Cao”, como ha sido denominada, muestra su importancia en todos los elementos que componen su entierro. El patio donde fue depositada tenía paredes pintadas con diseños geométricos y un ser sobrenatural de rasgos felínicos rodeado de cóndores y serpientes. De igual modo, como parte de su ajuar funerario se hallaron diversas ofrendas de vasijas de cerámica, artefactos para la textilería y ornamentos (narigueras, collares, brazaletes, tocados, etc.) de plata y cobre dorado. Además, junto a ella fueron hallados cuatro individuos, dos de los cuales fueron mujeres adolescentes sacrificadas.

Estos elementos, en conjunto, señalan que “La Señora de Cao” fue un personaje de suma importancia para la sociedad Mochica, y se especula que pudo haber desempeñado un rol político, el cual hasta la fecha los investigadores pensaban que era únicamente desarrollado por los hombres. Dentro de este contexto, también ha llamado la atención de los arqueólogos el hallazgo de 23 estólicas y 2 porras de madera recubiertas en cobre dorado que fueron halladas al interior del fardo, debido a que estos artefactos suelen aparecer asociados a los hombres.

El buen estado de conservación de “La Señora de Cao” ha permitido a los especialistas proporcionar información preliminar acerca de la vida de este personaje. Hasta la fecha, sabemos que su edad al momento de la muerte oscilaba entre los 25 y 30 años de edad y que tuvo un hijo. La buena preservación de su piel ha permitido apreciar una serie de tatuajes en sus antebrazos, tobillos y dedos con representaciones de serpientes y arañas. Además, los especialistas realizaran los análisis correspondientes a los otros individuos hallados junto al entierro principal, con la finalidad de conocer las características de la vida (en cuanto a dieta, filiación genética, actividades que realizaron, etc.) y las causas de la muerte de estos individuos. Al respecto, conversamos con el antropólogo forense John Verano, quien nos proporcionó valiosa información acerca de los estudios que el proyecto piensa realizar en este hallazgo:

MUSEO DE SITIO DEL SEÑOR DE SIPAN

COMPLEJO ARQUEOLOGICO DE HUACA RAJADA
SEÑOR DE SIPAN


Se ubica en los limites de la ex-Hacienda Pomalca. Alli, en 1987 se descubrio la tumba de un Señor Mochica, el Señor de Sipán.


El Museo de Sitio del Señor de Sipán presenta una serie de replicas de los tesoros descubiertos en la camara funeraria de un importante gobernante del antiguo Per&uacute.



museo de sitio de sipan 00 MUSEO DE SITIO DEL SEÑOR DE SIPAN



museo de sitio de sipan 01 MUSEO DE SITIO DEL SEÑOR DE SIPAN



museo de sitio de sipan 02 MUSEO DE SITIO DEL SEÑOR DE SIPAN



museo de sitio de sipan 03 MUSEO DE SITIO DEL SEÑOR DE SIPAN



museo de sitio de sipan 04 MUSEO DE SITIO DEL SEÑOR DE SIPAN



museo de sitio de sipan 05 MUSEO DE SITIO DEL SEÑOR DE SIPAN



museo de sitio de sipan 06 MUSEO DE SITIO DEL SEÑOR DE SIPAN

www.perutoptours.com/index13lamssipan.htm

Collar con piezas de oro y plata

Figura humana con rasgos felinos

Orejera principal del Señor, limpia y restaurada
donde exponer los tesoros hallados, a modo de museo-mausoleo, hasta que el 8 de noviembre de 2002, y después de que concluyeron los trabajos de restauración en Alemania, fue inaugurado el Museo Tumbas Reales de Sipán, gracias al respaldo económico de los más representativos museos de Estados Unidos.

Por el inmenso interés que despertó el hallazgo de Sipán en la comunidad científica internacional, surgió la necesidad de mostrarle al mundo la importancia del mismo a través del diseño de una exposición itinerante que pudiera ser exhibida fuera del Perú.

Esta muestra itinerante fue presentada por primera vez en el Museo Fowler, de la Universidad de California, Los Ángeles, al amparo de un convenio internacional suscrito en agosto de 1993. Permaneció en este centro hasta enero de 1994, y luego se trasladó al Museo de Bellas Artes de Houston.

Más adelante, y con una gran expectativa, la exposición de las Tumbas Reales de Sipán fue inaugurada en el Museo de Historia Natural de New York con 2000 asistentes y con un extraordinario despliegue informativo en la prensa mundial.
Desde entonces, la exposición itinerante ha recorrido varios países del mundo como Chile, Japón, Alemania, Polonia, Bulgaria, Checoslovaquia, Yugoslavia, Finlandia, Israel, Corea del Sur, entre otros, y ahora llega al Ecuador.

Como consecuencia de este trascendental hallazgo, el equipo de investigadores de Alva encontró los mecanismos adecuados para proseguir con los trabajos de campo y para proveerse de recursos técnicos y humanos a largo plazo con el fin de dar continuidad a las excavaciones. Este empeño dio su fruto cuando, meses después, se descubrieron las tumbas del Sacerdote y del Viejo Señor de Sipán.

El encuentro de las osamentas de numerosos nobles, de sus vestimentas y ornamentos, permitió una reconstrucción mucho más precisa de la impresionante historia de la cultura Mochica preincaica.

El valor de las piezas encontradas por este grupo de científicos peruanos adquiere, por su importancia, una trascendencia similar a la de los tesoros arqueológicos hallados con las excavaciones de la tumba de Tutankamon, en Egipto; o las realizadas en la tumba del emperador maya Pacal, en los años 50.

LA CULTURA MOCHICA

La cultura Moche o Mochica se asentó en la franja costera del norte del Perú, aproximadamente desde el siglo I, hasta el siglo IV de nuestra era, es decir, más de un milenio antes de que se conformara la cultura Inca.

Según las investigaciones realizadas, su compleja y jerarquizada organización política se extendió, por el norte, hasta la región de Piura, y por el sur, hasta Huarmey, en una zona que comprende cerca de 600 kilómetros de desérticas tierras que fueron fertilizadas mediante un complejo mecanismo de irrigación artificial, que consistía en desviar los cauces de los ríos que nacen en las cumbres andinas. Esta magnífica ingeniería hidráulica les permitió gozar de excedentes productivos que fueron la base de su desarrollo.

La creatividad del pueblo Mochica se refleja hoy en los innumerables vestigios hallados por Walter Alva y su equipo de investigadores, en los que se puede apreciar un elevado nivel artístico en la elaboración de piezas en cerámica y pictograbados que reproducen escenas de su vida cotidiana.

Así mismo, fueron capaces de innovar la tecnología de tratamiento de los metales, y fomentaron el uso intensivo del cobre y del oro para la elaboración de piezas ornamentales de gran valor artístico.

La avanzada producción textil fue otra de las características de la cultura Mochica, con la confección de vestimentas, mantos y diversos artículos de ornamento, principalmente en algodón. Además, establecieron talleres textiles organizados de tal modo que se asegure una producción controlada que les permita la redistribución y el almacenamiento de los productos.

Dr. Verano, ¿Qué análisis forenses se le van a practicar o se le están practicando a los individuos hallados, teniendo en cuenta su estado de conservación?, ¿se contempla algún estudio para determinar la relación entre la mujer adulta y las adolescentes sacrificadas?

JV: En colaboración con el Proyecto Arqueológico Complejo El Brujo estoy planificando para el futuro cercano algunos análisis de laboratorio sobre los entierros del patio ceremonial. Esperamos extraer muestras pequeñas de hueso, dientes y cabello para realizar análisis de ADN mitocondrial, isótopos estables de carbón, nitrógeno, estroncio y oxígeno, con el objetivo de examinar las relaciones genéticas entre el entierro principal (la “Señora de Cao”) y los otros individuos enterrados en el mismo lugar. A la vez, el análisis de isótopos estables nos puede proporcionar información acerca de la dieta y la historia de vida de los individuos; por ejemplo, si todos son locales o si alguno de ellos es de otro lugar.

Hallazgo de la "Señora de Cao" (Foto: Reuters)

Sobre la base de sus impresiones preliminares, ¿cuál habría sido la causa de la muerte de los individuos hallados?

JV: Hasta el momento, se puede determinar la causa de muerte de sólo dos de los cuerpos enterrados en el patio, es decir, de las dos adolescentes sacrificadas enterradas en las Tumbas 1 y 3 (la de la “Señora de Cao”). Las dos sacrificadas fueron ahorcadas con sogas de fibra vegetal, las cuales han sido halladas in situ. Hasta la fecha, no hay indicios de la causa de muerte de los otros individuos.

inmortalsu.spaces.live.com

El impresionante desarrollo cultural de los
Mochicas hace de ellos uno de los pueblos
más fascinantes de la era precolombina.

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,ARTÍCULOS,Exposiciones,General,Hispanoamerica

Trackback Uri



Dejar un comentario


uno × 4 =