28 jul 09

Hallados los restos de cinco barcos de época romana frente a la costa de Nápoles

Varios equipos de arqueólogos encontraron frente a las costas de Nápoles (sur de Italia) los restos de cinco barcos romanos datados entre el siglo I antes de Cristo y el IV después de Cristo y con cargamentos de ánforas, anunciaron el sábado los medios locales. Seguir leyendo el arículo

Los “excepcionales” hallazgos se realizaron cerca de la pequeña isla de Ventotene (que tiene una superficie de sólo 1,54 km2) y demuestran que esa isla era un importante punto de cruce en las rutas marítimas de los antiguos barcos, “además de un auténtico museo submarino” actualmente, afirmó Annalisa Zarattini, una de las arqueólogas que participó en los hallazgos.

Los restos fueron descubiertos en un banco de arena, a un centenar de metros de profundidad, por equipos especializados en arqueología submarina que empezaron a trabajar en agosto de 2008. El barco más antiguo, de 18 metros de largo, data del siglo I antes de Cristo, según las estimaciones de los arqueólogos. Las otras naves, de entre 13 y 25 metros de longitud, contienen aún restos de ánforas españolas, itálicas y africanas.

Italia: encuentran restos de 5 naufragios

Arqueólogos han encontrado cinco embarcaciones que naufragaron en la época del imperio romano, cerca de una pequeña isla en el Mediterráneo, con su carga de jarrones, cuencos y otros objetos, en buena parte intactos, dijeron fuentes oficiales el viernes. Seguir leyendo el arículo

Las embarcaciones se hallaban sumergidas a entre 100 y 150 metros cerca de Ventotene, una pequeña isla que forma parte de un archipiélago en la costa occidental de Italia, entre Roma y Nápoles.

–En tiempos romanos, Ventotene, conocida como Pandataria, era utilizada como destino para mujeres nobles romanas caídas en desgracia. El emperador Augusto envió a su hija Julia a la isla por su adulterio. Durante el siglo XX, el dictador italiano Benito Mussolini usó también esta remota localidad como una prisión para opositores políticos.-

http://www.fotografiaeviaggi.com/interno/workshop/ventotene/img/cartinaItalia.jpg-

–http://www.fotografiaeviaggi.com/interno/workshop/ventotene/img/cartinaItalia.jpg-

-http://www.romaeterna.org/deambulo/pandataria1/f1.jpg

www.romaeterna.org/deambulo/pandataria1



PAGINA 1 – IL PORTO ROMANO

1) Pianta – 2) L’isola vista da Nord-Nord-Est – 3) L’imboccatura del porto romano, scavato nel tufo
4) Il porto visto dalla strada – 5) Il porto visto dal molo frangiflutti – 6) Particolare delle botteghe.
L’isola, a 28 miglia da Formia e situata nella parte più orientale dell’Arcipelago Pontino,fra Ponza e Ischia), proprio a metà strada tra le Isole di Ponza e di Ischia, ospita varie specie protette che vi nidificano, fra cui il Falco pellegrino mediterraneo (Falco peregrinus brooke), la Berta minore (Puffinus yelkouan) e la Berta maggiore (Calonectris diomedea), ma durante la migrazione si possono fotografare decine e decine di specie.
Visiteremo l’isola con la collaborazione di guide locali e fotograferemo gli uccelli e il loro comportamento dopo il lungo volo dalle coste africane. La maggiore confidenza che i volatili devono concedere, per il recupero delle forze, ci avvantaggerà nella realizzazione degli scatti. Il workshop prevede momenti dedicati alla teoria della fotografia naturalistica seguiti da sessioni pratiche che porteranno alla realizzazione di scatti ricchi di suggestione. Vi sarà la possibilità di apprendere la costruzione dei posatoi, come si attrezzano per il miglior rendimento fotografico otre che conoscere a pieno molti trucchi della fotografia naturalistica, ai volatili ma non solo. I partecipanti impareranno a conoscere pienamente le possibilità dell’attrezzatura fotografica posseduta per sfruttarla il più possibile e affineranno, nel rispetto della natura, le conoscenze delle abitudini degli animali e le tecniche di miglior approccio per lo scopo fotografico. Un week end ricco di emozioni.


Las villas  de  los  primeros césares

www.romaeterna.org/deambulo/pandataria1Las embarcaciones, que datan de entre el siglo  I  antes de Cristo y el siglo IV  d.C. , transportaban ánforas de vino, aceite de oliva y otros productos, así como enseres de cocina y objetos de vidrio y de metal que aún no han sido identificados, dijo el ministerio de Cultura de Italia. El área era muy transitada y afectada por frecuentes tormentas y peligrosas corrientes marinas.

Los descubrimientos de embarcaciones hundidas no son infrecuentes en el Mediterráneo, pero la mayoría de esos navíos se encuentran mejor preservados que el resto, dijo Annalisa Zarattini, directora de la oficina de arqueología submarina del ministerio. Debido a que los navíos se hundieron a niveles más profundos que la mayoría de las embarcaciones que naufragaron en el área, no quedaron tan expuestos a corrientes submarinas, dijo.

Las embarcaciones también se hundieron sin volcarse, y eso ha permitido a los investigadores observar su carga tal como había sido estibada, dijo Zarattini.

“Es como un museo submarino”, señaló la funcionaria.

Los cazadores de tesoros generalmente se sumergen unos 30 metros (unos 100 pies) bajo el agua. Pero la nueva tecnología permite buscar embarcaciones a mayor profundidad, dijo Zarattini.

Los navíos fueron encontrados durante exploraciones realizadas hace algunas semanas por el ministerio y por la Fundación AURORA, un grupo estadounidense que proporciona equipos para explorar el mar.

El más antiguo de los barcos tenía una carga de ánforas de vino proveniente del sur de Italia. Algunas ánforas se hallaban en su posición original, dijo AURORA. Otro llevaba moratoria, grandes cuencos usados para moler granos.

Filed under: ACTUALIDAD,Arqueologia,ARTÍCULOS,General,H. Roma

Trackback Uri



Dejar un comentario

Debe identificarse para escribir un comentario.