19 jun 09

1.INTRODUCCIÓN

2.LAS FUENTES

I. Libro de los Reyes

II. Tartessos es la India

III. Duración del viaje

3.TEORÍAS sobre TARTESSOS

4.ÁMBITO GEOGRÁFICO

5.ESCRITURA

TARTESSOS_BIBLIOGRAFIA

.

.2. RELACIONES DE TARTESSOS  CON LOS GRIEGOS

Olimpia(Grecia)


 La riqueza en metales de Tartessos queda confirmada 
   por  Pausanias, que escribió una guía de Grecia,
    hacia el año  180,"Periégesis tes Hellados", 
     en la que escribió:
      "En Olimpia hay un tesoro
     de los de Sición, ofrenda de Mirón,tirano de Sición. La ofreció cuando
     en la Olimpiada XXXIII venció en las carreras de carros.
En el tesoro, hay dos cámaras, una de orden jónico y otra dórico. Yo mismo vi que están hechas de bronce y no sé si precisamente tartésico, como afirman los eleos."

Isla  de Samos

Samos - Heraio

Heraio de Samos

Este texto ha sido valorado por A. García y Bellido.
Según este autor, se trataba de dos cámaras forradas de planchas de

bronce    para defender los tesoros allí depositadosSegún Pausanias, pesaban

500 talentos de bronce, es decir, más de 13 toneladas.

Pausanias le Périégète

Pausanias

La duda
del escritor griego de si el bronce uti-
lizado es tartésico o no, tiene poca
importancia. Lo fundamental es que
los eleos admitieran la posibilidad de
que podía ser tartésico, lo que pro-
baría la exportación a Grecia de los
metales de Tartessos hacia el año
600 a. C. en el que se sitúa la tiranía
de Mirón.


Capitel. Heraio de Samos

En fecha algo anterior, hacia el
año 630 a. C., los griegos ya se
habían puesto en contacto directo
con Tartesos y traían de allí metales.
E l suceso ha sido narrado por el historiador Heródoto (4.152), que cuenta

el    hecho en los siguientes términos:

"Los samnios partieron de la isla y se hicieron a la mar,

ansiosos por llegar a Egipto, pero se vieron desviados de

su ruta por causa del viento de levante. Y como el aire no amainó,

atravesaron las Columnas de Hércules y bajo el amparo divino llegaron a Tartessos.

samos.gif (7178 octets)

Situación de la isla de Samos

El mundo de Herodoto

Por aquel entonces, ese emporio comercial estaba sin explorar, de

manera   que a su regreso a la patria, los samnios, con el producto

de su flete, obtuvieron, que nosotros sepamos positivamente, más

benéficios que cualquier otro griego, después, eso si, del egineta Sóstrato,

hijo de Laodamente, pues con este último no puede rivalizar nadie.


Capitel con cabezas de carneros

Los samnios apartaron el diezmo de sus ganancias, seis talentos (unos

155,5      kg. de plata), mandaron hacer una vasija de bronce, del tipo de las

cráteras de Argos, alrededor de la cual hay unas cabezas de grifos en

relieve. Esta vasija la consagraron en el Heraio (el templo de Hera) sobre

un pedestal compuesto por tres colosos de bronce de siete codos, hincados

de hinojos" (traducción de C. Schrader).

Este texto es importante por varios conceptos. Se afirma en él que los

griegos no comerciaban directamente con Tartesos antes de este viaje, en

el que el patrón se llamaba Colaio.


DANZARINES.jpg (21260 bytes)

Cerámica griega procedente de Huelva

COLEO DE SAMOS

EN TARTESSOS

A finales del III milenio a.C. marinos que procedían del Egeo debieron arribar

a las costas de la Península Ibérica atraídos por la riqueza de metales de

nuestras tierras. El impulso que las sociedades indígenas registraron en

su desarrollo en esos tiempos hubo de estar relacionado según algunos

autores, con esa temprana  presencia griega en las costas de

Iberia, que lamentablemente, no se     puede probar, ya que no existen

asentamientos griegos al sur del rio Ebro

Necrópolis de Barranquete(Almería), donde se han excavado once enterramientos comunales en tholos, datados en el 2330 a. d. C.


Las culturas metalúrgicas de Los Millares y el Argar, en el Calcolítico y el Bronce, reflejan claramente esa influencia de los hombres del Egeo (Creta, las islas Cícladas y el mundo micénico). En tiempos tardíos los autores grecorromanos habrían de recoger en sus obras múltiples referencias a las andanzas en nuestra Península de los héroes aqueos, Ulises entre ellos, que tras la destrucción y saqueo de Troya vivieron intensas aventuras en el Mediterráneo en el transcurso de los Nostoi, es decir, los regresos de esos personajes a sus respectivos reinos. Esas noticias podrían reflejar literariamente los ecos de los primeros viajes griegos a España


En tiempos de la mítica civilización de Tartessos la presencia  de elementos griegos en el mediodía hispano se incrementó de manera importante. Los autores clásicos supieron recoger en su obra diversas referencias que nos hablan, por ejemplo, de los negocios que hombres como Coleo o Colaio  de Samos llevaron a cabo en Tartessos, o que acreditan la presencia aquí, en tiempos del rey tartésico  Argantonio, de comerciantes procedentes de Focea, ciudad griega que desempeñó una intensa labor colonizadora en el extremo Occidente del Mediterráneo.



Filed under: Arqueologia,ARTÍCULOS,General,H. Grecia,HISTORIA ANTIGUA

Trackback Uri



Dejar un comentario

Debe identificarse para escribir un comentario.