19 jun 09

La circunnavegación fenicia de África en época de Necao II es el relato egipcio de dicho viaje, recogido por el historiador griego Heródoto.

No existe la  seguridad científica que este viaje se llagara a realizar, pero  incluso llegó a ser recogida por el historiador griego Heródoto, en la que se relata que, durante el reinado de Necao II (616 a.C.) se emprendió una expedición por mandato del propio faraón, y en la que se empleó a los más expertos marineros de aquellos tiempos, los fenicios. Durante un periodo de dos años, una flota fenicia armada por Necao II realizó un viaje de más de 20.000 kilómetros alrededor del continente africano.

http://elistas.egrupos.net/lista/terraeantiqvae/archivo/indice/1376/msg/3852/cid/002d01c396ed$2a484220$0301a8c0@SMO

No se dispone de documentación de la época que avale la historicidad de este viaje, pero la ausencia de datos contemporáneos no implica que no haya ocurrido. Curiosamente, los datos que aporta Heródoto como posiblemente inciertos, son los que pudieran dar veradicidad al relato:

«La posición del Sol a la derecha cuando éste era contemplado desde el hemisferio austral»

At some point during his Syrian campaign, over the next three years, Necho II initiated the ambitious project of cutting a navigable canal from the Pelusiac branch of the Nile to the Red Sea, the earliest precursor of the Suez Canal.[3]—

^ Herodotus 2.158; Pliny N.H. 6.165ff; Diodorus Siculus 3.43-

http://www.digitalegypt.ucl.ac.uk/chronology/ucarchivechronology/uc38081.gif

UC 38081 posiblemente de Menfis,Museo Petrie,Londres

http://www.digitalegypt.ucl.ac.uk/chronology/ucarchivechronology/uc38081.gif

A canal was cut along the Wadi Tumilat thereby linking the Pelusiac branch of the Nile with the northern end of the Red Sea.[4] It was in connection with this new activity that Necho founded the new entrepot city of Per-Temu Tjeku which translates as ‘The House of Atum of Tjeku’ at the site now known as Tell el-Maskhuta[5], about 15 km west of Ismailia. The waterway was intended to facilitate trade between the Mediterranean Sea and the Indian Ocean; Necho also formed an Egyptian navy by recruiting displaced Ionian Greeks. This was an unprecedented act by the pharaoh since most Egyptians had traditionally harboured an inherent distaste for and fear of the sea.[6] The navy which Necho created served to operate along both the Mediterranean and Red Sea coasts.[7]

Herodotus (4.42) also reports that Necho sent out an expedition of Phoenicians, who in three years sailed from the Red Sea around Africa back to the mouth of the Nile.[8] Many current historians tend to believe Herodotus’ account, primarily because he stated with disbelief that the Phoenicians had the sun on their right hand all the time — in Herodotus’ time it was not known that Africa extended south past the equator. However, Egyptologists also point out that it would have been extremely unusual for an Egyptian Pharaoh to carry out such an expedition. For instance, Alan Lloyd wrote “Given the context of Egyptian thought, economic life, and military interests, it is impossible for one to imagine what stimulus could have motivated Necho in such a scheme and if we cannot provide a reason which is sound within Egyptian terms of reference, then we have good reason to doubt the historicity of the entire episode.” [9](Wikipedia en inglés)

El relato de Heródoto

Según Heródoto (nacido en 484 a. C.), una expedición fenicia auspiciada por el faraón Necao II (proclamado rey en 610 a. C.) circunnavegó el continente africano por primera vez. El faraón quería buscar un paso hacia occidente desde el mar Rojo. Tras fracasar en el intento de construir un canal que uniese el mar Rojo con el Mediterráneo a través del Nilo, decidió buscar un paso hacia occidente por el Sur. Cuenta Heródoto que varias naves fenicias circunnavegaron el continente africano, denominado entonces Libia, en una expedición penosa que efectuó dos largas paradas para conseguir provisiones, y que tardó tres años en llegar a las columnas de Hércules (estrecho de Gibraltar).

http://elistas.egrupos.net/lista/terraeantiqvae/archivo/indice/1376/msg/3852/cid/002e01c396ed$2a484220$0301a8c0@SMO

Barco fenicio en relieve.

<En ese sentido, es evidente que Libia está rodeada de agua por todas partes, salvo por el lado en que confina con Asia; que nosotros sepamos, el rey de Egipto Neco fue el primero que lo demostró, ya que, tras interrumpir la excavación del canal que, desde el Nilo, se dirigía al golfo arábigo, envió en unos navíos a ciertos fenicios, con la orden de que, a su regreso, atravesaran las Columnas de Heracles hasta alcanzar el mar del norte y llegar de esta manera a Egipto. Los fenicios, pues, partieron del mar Eritreo y navegaron por el mar del sur. Y cuando llegaba el final del otoño, atracaban en el lugar de Libia en que, en el curso de su travesía, a la sazón se encontraran, sembraban la tierra y aguardaban hasta la siega. Y, una vez recogida la cosecha, reemprendían la navegación, de manera que, cuando habían transcurrido dos años, en el tercer año de travesía, doblaron las Columnas de Heracles y arribaron a Egipto. Y contaban -cosa que, a mi juicio, no es digna de crédito, aunque puede que lo sea para alguna otra persona- que, al contornear Libia, habían tenido el sol a mano derecha. Así fue como se conoció por vez primera el contorno de Libia; y posteriormente han sido los cartagineses quienes lo han confirmado.>>
HERÓDOTO, Historia, IV 42, 2 – 43, 1, traducción de C. Schrader, Biblioteca Clásica Gredos, Madrid, 1979.

La Libia se presenta a los ojos en verdad como rodeada de mar, menos por aquel trecho por donde linda con el Asia. Este descubrimiento se debe a Neco, rey de Egipto, que fue el primero, a lo que yo sepa, en mandar hacer la averiguación, pues habiendo alzado mano de aquel canal que empezó a abrirse desde el Nilo hasta el seno arábigo, despachó en unas naves a ciertos fenicios, dándoles orden que volviesen por las columnas de Hércules al mar Boreal o Mediterráneo hasta llegar al Egipto. Saliendo, pues, los fenicios del mar Eritreo, iban navegando por el mar del Noto: durante el tiempo de su navegación, así que venía el otoño salían a tierra en cualquier costa de Libia que les cogiese, y allí hacían sus sementeras y esperaban hasta la siega. Recogida su cosecha, navegaban otra vez; de suerte que, pasados así dos años, al tercero, doblando por las columnas de Hércules, llegaron al Egipto, y referían lo que a mí no se me hará creíble, aunque acaso lo sea para algún otro, a saber, que navegando alrededor de la Libia tenían el sol a mano derecha. Este fue el modo como la primera vez se hizo tal descubrimiento“.

Heródoto Los nueve libros de la Historia, IV, XLII.[1]

http://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/images2/herodot_mapa.jpg

http://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/images2/herodot_mapa.jpg

Reconstrucción de la Oikoumene (tierra habitada) basada en la descripción de Heródoto Siglo V a. C., con África rodeada de mar.

Esta hazaña ha sido cuestionada como real durante mucho tiempo, pero curiosamente, lo que más extraño parecía en una época en que se concebía una Tierra plana, es lo que ha dado finalmente credibilidad al relato: En la obra de Heródoto se transcribe el testimonio de que los marineros fenicios, tras rolar al Oeste (cabo de Buena Esperanza) veían el sol de mediodía a la derecha, es decir, al Norte, y esto sólo podía comprenderse a partir del mapa planetario de Copérnico del siglo XVI.

Es posible que la expedición no pudiese completar el periplo por mar más allá del cabo Bojador por la persistencia de los vientos alisios contrarios a su rumbo, pero también lo es que pudieran completar la expedición por tierra, siguiendo rutas comerciales fenicias a través del África noroccidental, hasta alguna de sus colonias en el Norte de África y desde allí embarcar de nuevo hasta Egipto.
-
¿Quién era Necao?

File:Necho-KnellingStatue BrooklynMuseum.png

Estatuilla de Necao II, Museo de Brookling(Wikipedia)

Nombre de Sa-Ra:
G39 N5

Image:Hiero_Ca1.svg
n
E1
G43
Image:Hiero_Ca2.svg
n k3 u (Nekau)

Uahemibra Nekau o Necao II, fue un faraón de la dinastía XXVI que gobernó en el antiguo Egipto de 610 a 595 a. C.

Apoyó a los asirios contra Babilonia. Como consecuencia de una expedición, mandada personalmente por Nekau en 609 adC, el rey de Judá, Josiash, fue derrotado en Megido; en su lugar Nekau puso a su hijo Joakhaz, restaurando así la supremacía egipcia sobre Palestina.

Después de ser derrotado por ejército babilonio en la célebre batalla de Karkemish, en 605 adC, el ejército de Nekau se retiró a Egipto y sólo la repentina muerte de Nabopolasar, el padre de Nabucodonosor II, salvó Egipto del su ataque. En 601 adC Nekau repelió el ataque babilonio y según Herodoto, capturó Gaza al perseguir al enemigo. Esto aseguró a Egipto la posesión de las provincias fenicias del imperio neo-asirio, incluyendo parte de Palestina.

Ordenó construir un canal, según el texto de Herodoto, para comunicar el brazo oriental de río Nilo, desde el norte de Bubastis, con el mar Rojo, que solo fue acabado posteriormente por Darío I.

Creó la flota egipcia, ejecutada por artesanos corintios. Envió una expedición marítima para circunnavegar el continente africano, siendo los barcos y sus tripulaciones fenicias, controladas por los egipcios, ya que dominaban la navegación de la zona. No obstante, en los mapas de Claudio Ptolomeo, que vivió siete siglos después, no hay referencias a un posible estrecho que comunique el Atlántico con el Índico.

Nekao II murió en 595 adC, sucediéndole en el trono su hijo, Psamético II.

Filed under: General,H. Egipto,H. Grecia,HISTORIA ANTIGUA

Trackback Uri



Dejar un comentario

Debe identificarse para escribir un comentario.