20 ene 09

ZOROASTRO Y EL MONOTEÍSMO

Según la opinión de muchos especialistas en Historia de las Religiones , la primera religión monoteísta fue el Mazdeísmo.Un religión revelada a Zoroastro o Zaratustra.En realidad el término Zoroastro deriva del hebreo y significa   “Estrella que resplandece en el horizonte”. En la web inglesa de Wikipedia hay una información bastante más seria en principio, según el antiguo iranio y luego la forma griega.

 

            Ahura Mazda

Una mayor información de esta religión aún practicada, puede obtenerse del portal

http://en.wikipedia.org/wiki/Portal:Zoroastrianism

Parsi Jashan ceremony (in this case, a house blessing)

y sobre la comunidad Parsi  que vive en India

http://en.wikipedia.org/wiki/Parsi_people

 

  1. ^ “Growth of Parsi Population in India”, T.K. Roy & S. Unisa, 2004. Accessed July 14, 2008.
  2. ^ The Economist on Parsi demographics, 2008-04-18

Parsi Navjote ceremony (rites of admission into the Zoroastrian faith)

Avestan Zarathushtra

Avestan Zaraθuštra is generally accepted to derive from an Old Iranian *zarat-uštra-, which is in turn “perhaps”[1] a zero-grade form of *zarant-uštra-. This is supported by reconstructions from later Iranian languages – in particular from Middle Persian Zartosht, which is the form the name has in the ninth- to twelfth-century Zoroastrian texts.

The interpretation of the -θ- in Avestan zaraθuštra was for a time itself subject to heated debate because the -θ- is an irregular development: As a rule, *zarat- (a first element that ends in a dental consonant) should have Avestan zarat- or zarat̰- as a development from it. Why this is not so for zaraθuštra has not yet been determined. Notwithstanding the phonetic irregularity, that Avestan zaraθuštra “with its -θ- was linguistically an actual form, [is] shown by later attestations reflecting the same basis.”[1] All present-day Iranian language variants of his name derive from the Middle Iranian variants of Zarθošt, which in turn all reflect Avestan’s fricative -θ-.

The second half of the name – i.e. -uštra- is universally accepted to mean ‘camel’.[1][a] The first half of the name does not otherwise appear in Avestan, which makes it necessary to seek a meaning in the etymology of the name. Subject then to whether Zaraθuštra derives from *zarant-uštra- or from *zarat-uštra-, several interpretations have been proposed:[b]

Following *zarant-uštra- are

  • “with old/aging camels,” related to Vedic járant- and Ossetic zœrond.[2] (cf. Pashto zorr, “old”)
  • “with yellow camels” with a parallel to Younger Avestan zairi-.[3]
  • “with angry camels,” from Avestan *zarant- “angry, furious.”[4]

Following *zarat-uštra- are

  • “moving camels” or “driving camels,” and related to Avestan zarš- “to drag.”[5]
  • “desiring camels” or “longing for camels” and related to Vedic har- “to like” and perhaps (though ambiguous) also to Avestan zara-.[4]

“Several more etymologies have been proposed, some quite fanciful, but none is scientifically based.”[1]

 

 

Greek Zoroaster

Greek Zōroástrēs appears[2] to have arisen from an association of ástra “stars” with the leading zōrós meaning “undiluted.” This is the oldest attested Greek form of the name, attested in the mid-fifth century BCE Lydiaka of Xanthus (frag. 32) and in (Pseudo-)Plato’s Alcibiades Maior (122a1). This old form appears subsequently as Latin Zoroastres and – as a secondary development – Greek Zōroástris.

RESPECTO A LA FECHA DE LA EXISTENCIA DE ZOROASTRO

Ahura Mazda corona a Ardashir II. Relieve en la roca.

1.FECHA TRADICIONAL:S.VI a.C.

Until the late 1600s, Zoroaster was generally dated to about the sixth century BCE, which coincided with both the “Traditional date” (see details below) and historiographic accounts (Ammianus Marcellinus xxiii.6.32, fourth c. CE).

2.DESDE EL SIGLO XIX: o en el 100 a.C. o hacia el 6.000 a.C.

However, already at the time (late nineteenth century), the issue was far from settled, with James Darmesteter pleading for a later date (c. 100 BCE) and others pleading for dates as early as 6000 BCE.[e]

The “Traditional date” originates in the period immediately following Alexander’s conquest of the Achaemenid Empire in 330 BCE. The Seleucid kings who gained power following Alexander’s death instituted an “Age of Alexander” as the new calendrical epoch. This did not appeal to the Zoroastrian priesthood who then attempted to establish an “Age of Zoroaster.” To do so, they needed to establish when Zoroaster had lived, which they accomplished by counting back the length of successive generations[6] until they concluded that Zoroaster must have lived “258 years before Alexander.” This estimate then re-appeared in the ninth- to twelfth-century texts of Zoroastrian tradition,[c] which in turn gave the date doctrinal legitimacy. In the early part of the twentieth century, this remained the accepted date (subject to the uncertainties of the ‘Age of Alexander’[d]) for a number of reputable scholars, among them Hasan Taqizadeh, a recognized authority on the various Iranian calendars and hence became the date cited by Henning and others.

 

                  

La llamada Kaaba de Zoroastro, cerca de Persépolis. Se desconoce la finalidad de este edificio.

 En él se han encontrado numerosas inscripciones en persa Medio de la época sasánida. Fot. de oi.chicago.edu

By the late nineteenth century, scholars such as Bartholomea and Christensen noted problems with the “Traditional date,” namely in the linguistic difficulties that it presented. Since the Old Avestan language of Gathas (that are attributed to the prophet himself) is still very close to the Sanskrit of the Rigveda, it seemed implausible that the Gathas and Rigveda could be more than a few centuries apart.

Iranists have in recent decades found that the social customs described in the Gāthās roughly coincides with what is known of other pre-historical peoples of that period. Supported by this historical evidence, the “Traditional date” can be conclusively ruled out, and the discreditation can to some extent be supported by the texts themselves: The Gathas describe a society of bipartite (priests and herdsmen/farmers) nomadic pastoralists with tribal structures organized at most as small kingdoms. This contrasts sharply with the view of Zoroaster having lived in an empire, at which time society is attested to have had a tripartite structure (nobility/soldiers, priests, and farmers).

 

Although a slightly earlier date (a century or two) has been proposed on the grounds that the texts do not reflect the migration onto the Iranian Plateau, it is also possible that Zoroaster lived in one of the rural societies that remained where they were.

 “Soy Zaratustra, el gran enemigo de la mentira y de la opresión”. Esta frase ya constituye la presentación del que está considerado como el creador de la primera religión monoteísta. Nadie habla o escribe de Zaratustra sin citar esa grandilocuente presentación.
Zaratustra es un personaje histórico y, a la vez, legendario. Apenas se sabe nada con certeza absoluta de su vida.
Hace mas de 3700 años, en las llanuras de Asia Central, Dios llamó a un hombre para proclamar Su “Mantra” (el Mensaje Provocador del Pensamiento) a la humanidad. El hombre era Zaratustra Spitaman. Él era El “Manthran” – el heraldo de Dios y el Provocador del Pensamiento.

in this picture ahura mazda “in the middle” is giving the kingship ring to King Khosrow Parviz “The woman is Anahita” one of the persian divinities

EL MENSAJE DE ZARATUSTRA
http://www.zoroastrianism.cc/spanish/la_vida_de_zaratustra.html

El mundo esta endeudado para siempre con este único pensador, por su mensaje a la humanidad. La religión que él fundó ha influido en todas las religiones más tardías. Este hombre y la religión que él dio a la Humanidad son PRIMEROS de muchas maneras.
Zaratustra fue el primer fundador de una religión en la historia. Él fue el primero en predicar el Monoteísmo.
Él fue el primero en proclamar un mensaje para TODOS los mortales – un mensaje universal. Él fue el primero en predicar igualdad de todos sin tener en cuenta la raza, género, clase o nacionalidad. ¡En un momento cuando la humanidad apenas estaba saliendo de la Edad de la Piedra, cuando la fuerza determinaba lo correcto, Zaratustra proclamó que un líder debe de elegirse a causa de su rectitud, siendo por eso el primero en la historia, sembrando las semillas de la democracia!

Zaratustra proclamó haber recibido una visión de su dios, un dios al que él llamó Mazda Ahura, el “Dios Sabio” u Ormuz.
Su dios es uno que quiere a toda su creación viviente y desea promover su frescura y preservarla. ¡Él quiere que los mortales lo ayuden activamente y trabajen como Sus colaboradores en esta tarea de promoción y preservación de Su “Buena Creación”. Este “Mantran” fue así el primero en presentarnos hace unos 3700 años al concepto de “ecología!”

En los Gazas, el mensaje sublime de Zaratustra a la Humanidad es tan simple que se contiene en un libro pequeño de 17 canciones llamado “Los Gazas de Zaratustra”. La palabra “Gaza” quiere decir canciones o himnos. Aun así, este libro pequeño contiene muchas verdades profundas y únicas Para comprenderlos es importante entender ciertos conceptos Gazicos.

De entrada, es obligado reseñar que Zaratustra es la catellanización del nombre griego por el que este filósofo asiático fue inicialmente conocido en Europa: Zoroastro.
Y en segundo lugar, conviene advertir que el personaje central de “Así habló Zaratustra!, una de las obras más conocidas de Friedrich Nietzsche, apenas tiene nada que ver con el Zaratustra-Zoroastro que hilvanó los principios éticos del mazdeísmo, cuerpo teórico que desde el siglo V a. C. hasta el VII d. C. arraigó en los pueblos que habitaban el suroeste de Asia, desde las riberas del Indo hasta las del mar Muerto.
[Mazdeísmo o zoroastrismo, según la RAE: Religión de los antiguos persas, que creían en la existencia de dos principios divinos: uno bueno, Ormuz, creador del mundo, y otro malo, Ahrimán, destructor]

La primera religión que tuvo rango institucional.

Pese a la definición que hace la Academia del castellano (RAE), la tesis más sólida y extendida es que el territorio donde se inició y donde más caló el mazdeísmo fue el actual Afganistán. El rey Gutasp, monarca de una de las tribus más poderosas de esa región, conoció personalmente a Zoroastro y adoptó sus principios como religión oficial.
Ese episodio ocurrió en torno al siglo V o IV antes de Cristo, aunque hay quienes afirman que fue con anterioridad; de modo que cabría afirmar que el mazdeísmo ha sido la primera concepción filosófica del mundo estructurada como religión que alcanzó rango institucional.
La preeminencia del zoroastrismo en toda el Asia occidental se prolongó hasta la Alta Edad Media (dimensión temporal radicalmente europea), pues el mazdeísmo era la religión oficial del poderoso imperio de los Sasánidas y de otros pueblos o etnias de la región.
¿Iranio, kazajo, turcomano?
El lugar de nacimiento de Zoroastro, al igual que el tiempo en el que vivió, es motivo de cíclicas diatribas; aunque cada vez son más los estudiosos que se inclinan por el origen kazajo o, en todo caso, turcomano (concretamente, del actual Turkmenistán). No obstante, hasta hace unos años primaba la tesis oficial de que Zoroastro era iranio y había nacido exactamente en Rages, en las proximidades de la actual Teherán (Irán). En todo caso, tanta precisión contrasta con la debilidad de las referencias alusivas al personaje.
Por si fuera poco, estudiosos de la Filosofía, de las religiones e historiadores avezados en el pasado de Asia mantienen la teoría de que Zoroastro fue la identidad que utilizaron varias personas; las cuales, ejerciendo de maestros o sacerdotes, fueron las autoras de los textos que conformaron el Avesta, el libro sagrado del mazdeísmo, cuya esencia está en los ghata, cánticos rituales que constituyen el corazón del libro Ghata, el primer tratado de ética de la Humanidad.
Ormuz y Arhimán vivieron antes que Caín y Abel .

La religión de Zoroastro se popularizó con el nombre de “Mazdeísmo” en alusión al nombre de Ahura Mazda (en las versiones europeizadas del zoroastrismo fue rebautizado Ormuz), coprotagonista del cosmos creado por Zoroastro, en el que Ormuz lucha contra Angra Mainyu (en Europa, Ahrimán).

Esos dos personajes son hermanos gemelos. El primero es positivo (con él nace la figura del dios unipersonal), en tanto que el segundo es destructivo (el demonio); de modo que en la tradición oral zoroástrica y en el Avesta, esos singulares Arhimán-Caín y Ormuz-Abel –precedentes documentados del mito bíblico– representan el enfrentamiento entre el mal y el bien.

La prueba más rotunda de que las incógnitas son norma a la hora de conocer a Zoroastro es que los contenidos del Avesta fueron transmitidos oralmente, habiendo sido recopilados e impresos por primera vez –que se sepa– en tiempos del Imperio Sasánida, probablemente mediado el siglo V después de Cristo; es decir, entre ocho y nueve siglos después de la muerte de su autor (o autores).

Monoteísmo versus politeísmo

Zoroastro combatió con firmeza y perseverancia las creencias politeístas que en su época ganaban adeptos y que durante varios siglos se propagaron desde el norte de la actual India por casi toda Asia. Sin embargo, en vida de Zoroastro, el mazdeísmo apenas logró calar entre algunas tribus que habitaban en los actuales Afganistán, Irán y Pakistán, y en el noroeste de la actual India.
Pero con el paso de los años el mazdeísmo ganó peso y, aproximadamente, mediado el siglo II antes de Cristo gozaba de crédito entre las elites del Asia occidental, incluida la región hoy conocida como Oriente Próximo.
Para cuantos abren los ojos, desde filósofos hasta historiadores, es evidente que las propuestas filosóficas de Zoroastro, así como sus didácticos personajes y lo que estos representan, influyeron sobremanera en la construcción :l

-del judaísmo
y, posteriormente, en las otras dos grandes religiones monoteístas, el cristianismo –que es hijo del judaísmo– y el islamismo.

El ocaso del mazdeísmo se produjo a raíz de la expansión del Islam y sólo sobrevivió en algunas colectividades de las llanuras persas (el actual Irán) y afganas, en la isla de Ormuz (topónimo de creación europea que alude, ¿casualmente?, al dios de los mazdeístas) y en la costa occidental de la India.
Hay numerosas razones para leer Ghata, el primer tratado de ética de la Humanidad; pero aquí (Europa) y ahora (individualismo, codicia, nihilismo, superficialidad, etcétera) vale la pena saborear a Zoroastro-Zaratustra para redescubrir que, en cierto modo, el pensamiento humano lleva más de veinte siglos dando vueltas sobre el mismo eje.

Los Conceptos Gazicos

1. Spenta Mainyu:
Zaratustra ve al mundo como la creación de una Divinidad a quien él llama Ahura Mazda (Señor Sabio o mejor Sabio Señor o simplemente El Sabio), qué Él creó con su Spenishta Mainyu, Su Mentalidad más Progresiva.

Para entender este concepto de “Spenta” o “Progresivo” necesita entender ‘progresivo’, en el sentido de incremental, aumentando, evolucionando, creciendo y edificando moralmente.
La palabra “Mainyu” se ha traducido por los estudiosos Occidentales como “Espíritu”. Sin embargo, lingüísticamente, no tiene ninguna asociación con el espíritu en el sentido occidental. Simplemente es una manera de pensar sobre la vida o la realidad.


Una explicación más apropiada sería un instinto mental, un sentido, una inclinación mental o disposición. La antítesis de esta Mentalidad Progresiva es la Mentalidad mala, injusta, retrogada y destructiva que es llamada Aka Mainyu.

2. Achaa:
En la teología de Zaratustra, Achaa es el Principio Ordenador de la Creación.
En el plano de Achaa universal y físico es lo que se puede definirse como una amalgama de leyes que apoyan y promueven el Cosmos. Pero desde el punto de vista del plano humano Achaa se traduce como lo que es Rectitud, Lo Que Debe de Ser, Lo Correcto, Lo Preciso, Lo Justo, Lo Verdadero.

3. Vohu Manah:
Según Zaratustra, los seres humanos son dotados de Vohu Manah (la Buena Mente) que les permite que comprendan al Achaa y hagan las elecciones correctas que hacen progresar al Mundo Viviente hacia el Achaa.

4. Spenta Aramaiti:
Este concepto se ha traducido diferentemente por los varios estudiosos. Algunos lo traducen como la Serenidad, algunos como El Cuidado o Atención Mental Correcto, algunos como la Piedad, algunos como Devoción y algunos como la Benevolencia. No hay, quizás ninguna palabra inglesa que pueda describirla. Pero es generalmente aceptado que es una cualidad latente en los seres humanos que los estimula a traducir el pensamiento bueno en acciones que están en acuerdo con Achaa. Yo prefiero Serenidad/Ecuanimidad/Estabilidad

5. Kachatra Vairya:
Éste es el Dominio Ideal de Ahura Mazda. En nuestro mundo puede traducirse como el orden social ideal por que el Hombre debe esforzarse. Literalmente significa El Buen Dominio de la Elección

6. Haurvatat:
Es ese estado de entereza, integridad completacion o perfeccionamiento en la tierra es el desarrollo ideal que Dios desea que la humanidad logre.

7. Ameretat:
Un estado de inmortalidad, más bien de no-mortandad ,que se llama en los Gazas Ameretat. (Estos conceptos se repetirán en mas detalle después)

LA VIDA Y TIEMPOS DE ZARATUSTRA

La vida de Zaratustra se ha ocultado bajo las nubes de la historia. Aun en esta fecha hay controversias que consideran su nombre, su fecha de nacimiento, su lugar de nacimiento y su vida. La tradición nos dice que Zaratustra nació en el clan de Spitaman. Su padre era Pourushaspa.

La traducción literal de ese nombre “abundante en caballos” que nos llevan creer que él era criador del caballos o ranchero. El nombre de su madre era Dughdhova que traduce como “lechera”. Muchos mitos y leyendas se han contado sobre su nacimiento y vida, pero no puede atestiguarse con cualquier grado de autenticidad o certeza.

Se cree que Zaratustra vivía en un momento cuando el mundo estaba surgiendo de la Edad de la Piedra, sin embargo, se han presentado vistas variadas con respecto a la fecha del nacimiento de Zaratustra. Empezando en 100DC, los eruditos lo fechan tan atrás como 6800AC! Los sacerdotes de la dinastía Sasánida propusieron que habría nacido no más de 100 años ante de Ciro, el rey de la dinastía de Acaemenida. Sin embargo, los historiadores griegos lo han puesto en una era mucho más antigua. Los primeros estudiosos occidentales del Avesta (libros de los Zoroastrianos) lo pusieron mucho más cercano al presente.

James Darmesteter teorizo que Zaratustra vivió después de Cristo y que él habia plagiado la Biblia, porque mucha de la doctrina Iraní era como la cristiana. Algunos estudiosos prefieren la fecha dada por Anquetil du Perron, Herzfeld, Henning y West, pusieron a Zaratustra en los siglos 6AC o 7AC. Otros coinciden con Bartholomaw y Widengren que lo fecharon por 900AC, mientras Rudolph y Jackson lo pusieron en los 1000AC. Mills, lo fechaba al principio a 900AC y después a 1500AC. Pour Davoud, Hummel y Haug han dado una fecha alrededor de 1100AC. El Bundahishn, un libro Pahlavi, fecha a Zaratustra unos 258 años antes de la conquista de Persia por Alejandro, o el 588AC.

Esta fecha se ha identificado como la fecha “tradicional.” Los historiadores Pérsas Birouni y Butt y muchos otros autores han rechazado esta fecha y nosotros tenemos Azarghoshasb que pone Zaratustra a 3500AC, Kavasji y Bharucha a 4000-6000AC y Katrak a las 6600AC. Más estudiosos han presentado la fecha de Zaratustra como quienes sigue la pista a las evidencias arqueológicas, pero para un número más completo de referencias al lector se le invita a adquirir “La Doctrina Zoroastriana y las Conexiones Bíblicas” por Daryoush JahanianAquí algunas evidencias:
.
1. En 1984, Asgarov en Ozbakistan (En la antigua URSS) las excavaciones, de unas ruinas descubrieron un templo Zoroastriano, que se estimaron pertenecer a una época alrededor de 2000 a.C.

2. Lommel y Meyer notaron unas inscripciones de Sargon II, el Rey asirio, fechadas h.l 714 A.C., aluden a Mazdaku, un gobernante Medo.
Este nombre podría traducirse como “perteneciente a Mazda” que según ellos sólo podría significar que las clases altas de los Medos eran Zoroastrianos, probablemente siglos antes de eso. Pero éstos son sólo algunas de las indicaciones históricas y arqueológicas de una fecha muy antigua para Zaratustra.

El gran estudioso James H. Moulton presentó una teoría, basada en datos arqueológicos que apuntaron a la división de los arios en dos grupos migratorios alrededor de 2000 a.C. Uno de éstos entró en el moderno Irán y el otro en la India y Afganistán. Había una inversión subsecuentemente en el papel de divinidades entre Irán e India dónde los daevas se volvieron dioses y asuras (el ahuras Iraní) se volvieron demonios, mientras en Irán el contrario pasó, Moulton teorizó que la división ocurrió como resultado de Zaratustra que enseñaba contra los daevas. Pero el testimonio principal, para una fecha muy antigua para el Mantran Iraní es lingüístico.

Los RigVedas y los Gazas son contemporáneos y su idioma es sumamente similar. Hay ciertas personas que aparecen en ambos. Como que los RigVedas más tempranos se han fechado a antes de los 1500acC se puede estar ahora seguros de que Zaratustra vivió por lo menos en ese momento y probablemente siglos antes ya que los RigVedas se cantaron muchos años antes de que ellos se pusieran en escrito. La importancia de la fecha de Zaratustra se pondrá evidente cuando se estudien las influencias de esta religión Persa antigua sobre las religiones Orientales y Occidentales.

El Nombre de Dios:

Zaratustra tiene un único nombre para su dios – MAZDA AJURA, significando el Sabio Señor o Señor de Sabiduría. Hay una gran importancia de esto. ‘Mazda, significando la Sabiduría, o el Sabio, es un nombre femenino (como el griego ‘Sofía’) pero ‘Ajura’, significando, literalmente, el “Ser Alto” o “Ser Supremo”, es masculino.

Así, Zaratustra empieza a dar énfasis a un tema que corre a lo largo de sus Gazas, que Dios es sin sexo y abstracto en su naturaleza, pero al mismo tiempo es muy personal y comparte las características femeninas y masculinas! En los Gazas, los dos nombres se usan a veces separadamente, a veces juntos, pero el que se usa más a menudo es Mazda Ajura (Sabio Señor).
La Manifestación de Dios: Otra única característica del Sabio, es que Él se comunica y se manifiesta todavía a los mortales a través de Sus propios atributos éticos que son una parte de Su ser y que, Él, puede compartirse con los mortales si ellos así lo desean, escogiendo adquirir y usar sus características en su vida. Esto significa que los hombres y mujeres pueden escoger ser como el Achaa (Rectos) o como Vohu Manah (con una Mente Buena y benévola), o cualquiera de las otras esencias propias del mismísimo ser de Dios. ¡Este si que es un Dios amoroso! ¡Él da Sus propios atributos a la humanidad para progresar y evolucionar hacia la entereza!
Un Dios comprendido a través de la Buena Mente: Pero esta comunión, este intercambio entre la Divinidad y los hombres que extiendan la mano en busca de Él, es único. Dios no se le apareció a Zaratustra en forma corporal, ni como un ángel, ni a través de un arbusto o una montaña. Zaratustra lo vio en el “Ojo” de su Mente. Permitámosle a Zaratustra, en sus propias palabras en sus Gazas, describa esta revelación:
“Sabio, yo te reconozco a Tí como poderoso y progresivo porque Tu ayudas con Tu propia mano. Tu das su recompensa tanto a los errados como a las personas rectas por medio del calor de tu Fuego el cual es poderoso a través de la rectitud, y por medio del cual la fuerza de la buena mente viene a mí.” (Gazas: Canto 8:4)
Sin profundizarnos demasiado en el análisis, es evidente que el Fuego en este verso (y a lo largo de los Gazas) es una alusión a la iluminación y el esclarecimiento. Es lo que se llama “El Fuego del Pensamiento.” Es a través de este Fuego del Pensamiento (pensando, reflejando, meditando) que Zaratustra ganó la iluminación y es este mismo Fuego del Pensamiento que él desea despertar dentro de la humanidad. Cuando uno refleja más en este bonito verso, lo que se pone más evidente aun, es que tal premio se da a ambos al recto y al injusto. Pero la fuerza de tal premio aumenta (se vuelve ‘poderosa’ en las palabras de Zaratustra) sólo a través de la Rectitud, o sea, pensamientos, palabras y acciones de acuerdo con lo que es Correcto; en acuerdo con la Realidad de Dios (Achaa).
En el Canto 8:7 de los Gazas nosotros comprendemos cómo este esclarecimiento vino a Zaratustra: “Yo te reconocí a Ti, Dios Sabio, como progresivo cuando me rodeaste con iluminación, a través de la buena mente, y esta me pregunto: ¿Quién eres? A Quien le perteneces? ¿Cómo es, que en estos días que son días de búsqueda, tu explicarías nuestras indicaciones a los mortales, y como las entenderías por ti mismo?” (Gazas: Canto 8:7)

Representación imaginaria de Zoroastro.

  • Filoramo, G.; M. Massenzio; M. Raveni; y P. Scarpi (2000): Historia de las religiones (capítulo 10: Zoroastrismo), 445 pág. España: Crítica, 2000. 
  • Watson, P.: Ideas. Historia intelectual de la humanidad (capítulo 5: «El sacrificio, el alma, el salvador: el gran avance espiritual», pág. 178-181). España: Crítica, 2006. 
    • Bailey, Harold Walter (1953), “Indo-Iranian Studies”, Transactions of the Philological Society: 21–42 
    • Beck, Roger (1991), “Thus Spake Not Zarathushtra: Zoroastrian Pseudepigrapha of the Greco-Roman World”, in Boyce, Mary; Grenet, Frantz, A History of Zoroastrianism, 3, Leiden: Brill, pp. 491–565 .
    • Beck, Roger (2003), “Zoroaster, as perceived by the Greeks”, Encyclopaedia Iranica, New York: iranica.com 
    • Blackburn, Simon, ed. (2005), The Oxford Dictionary of Philosophy (2nd ed.), London: OUP 
    • Boyce, Mary (1975), History of Zoroastrianism, Vol. I, Leiden: Brill 
    • Buck, Christopher (1998), “Bahá’u'lláh as Zoroastrian saviour“, Baha’i Studies Review 8, http://bahai-library.com/articles/buck.zoroaster.html 
    • Burnouf, M. Eugène (1833), Commentaire sur le Yaçna, Vol. I, Paris: Imprimatur Royale 
    • Effendi, Shoghi (1991), “Buddha, Krishna, Zoroaster”, The Compilation of Compilations, Volume I, Baha’i Publications Australia 
    • Effendi, Shoghi (1944), God Passes By, Wilmette: Bahá’í Publishing Trust, ISBN 0877430209, http://reference.bahai.org/en/t/se/GPB/ 
    • Frye, Richard N. (1992), “Zoroastrians in Central Asia in Ancient Times”, Journal of the K. R. Cama Oriental Institute 58: 6–10 
    • Gershevitch, Ilya (1964), “Zoroaster’s Own Contribution”, Journal of Near Eastern Studies 23 (1): 12–38 
    • Gnoli, Gherado (2000). “Zoroaster in History”. Biennial Yarshater Lecture Series, Vol. 2. New York: Bibliotheca Persica. 
    • Gnoli, Gherardo (2003). “Agathias and the Date of Zoroaster“. Eran ud Aneran, Festschrift Marshak. Venice: Libreria Editrice Cafoscarina. 
    • Gronke, Monika (1993), “Derwische im Vorhof der Macht. Sozial- und Wirtschaftsgeschichte Nordwestirans im 13. und 14. Jahrhundert”, Freiburger Islamstudien 15, Stuttgart: Franz Steiner Verlag 
    • Hart, Michael H. (2000), The 100: A Ranking Of The Most Influential Persons In History, New York: Citadel 
    • Humbach, Helmut (1991), The Gathas of Zarathushtra and the other Old Avestan texts, Heidelberg: Winter 
    • Jackson, A. V. Williams (1896), “On the Date of Zoroaster”, Journal of the American Oriental Society 17: 1–22 
    • Jackson, A. V. Williams (1899), Zoroaster, the prophet of ancient Iran, New York: Columbia UP 
    • Kingsley, Peter (1990), , Bulletin of the School of Oriental and African Studies 53 (2): 245–265 
    • Khlopin, I.N. (1992), “Zoroastrianism – Location and Time of its Origin”, Iranica Antiqua 27: 96–116 
    • Kriwaczek, Paul (2002), In Search of Zarathustra – Across Iran and Central Asia to Find the World’s First Prophet, London: Weidenfeld & Nicolson 
    • Livingstone, David N. (2002), The Dying God: The Hidden History of Western Civilization, Writers Club Press, ISBN 0-595-23199-3 
    • Malandra, William W. (2005), “Zoroastrianism: Historical Review”, Encyclopaedia Iranica, New York: iranica.com, http://www.iranica.com/newsite/articles/ot_grp9/ot_zorhist_20051007.html 
    • Markwart, Joseph (1930), Das erste Kapitel der Gatha Uštavati (Orientalia 50), Rome: Pontificio Instituto Biblico 
    • Mayrhofer, Manfred (1977), Zum Namengut des Avesta, Vienna: Verlag der Österreichischen Akademie der Wissenschaften 
    • Moulton, James Hope (1917), The Treasure of the Magi, Oxford: Oxford University Press 
    • Moulton, James Hope (1913), Early Zoroastrianism, London: Williams and Norgate 
    • Nietzsche, Friedrich Wilhelm; Ludovici, Anthony Mario, trans.; Levy, Oscar, ed. (1911), Ecco Homo, The Complete Works of Friedrich Nietzsche, Edinburgh: T. N. Foulis 
    • Nock, A. D. (1929), “(Book Review) Studien zum antiken Synkretismus aus Iran und Griechenland by R. Reitzenstein & H. H. Schaeder”, The Journal of Hellenic Studies 49 (1): 111–116 
    • Sarianidi, V. (1987), “South-West Asia: Migrations, the Aryans and Zoroastrians”, International Association for the Study of Cultures of Central Asia Information Bulletin 13: 44–56 
    • Shahbazi, A. Shapur (1977), “The ‘Traditional Date of Zoroaster’ Explained”, Bulletin of the School of Oriental and African Studies 40 (1): 25–35 
    • Schlerath, Bernfried (1977), “Noch Einmal Zarathustra”, Die Sprache 23 (2): 127–135 
    • Schmitt, Rüdiger (2003), “Zoroaster, the name”, Encyclopaedia Iranica, New York: iranica.com 
    • Sieber, John (1973), “An Introduction to the Tractate Zostrianos from Nag Hammadi”, Novum Testamentum 15 (3): 233–240 .
    • Stausberg, Michael (2002), Die Religion Zarathushtras, Vol. I & II, Stuttgart: Kohlhammer 
    • Stausberg, Michael (2005), “Zoroaster, as perceived in Western Europe after antiquity”, Encyclopaedia Iranica, OT9, New York: iranica.com, http://www.iranica.com/newsite/articles/ot_grp9/ot_zoreur_20050829.html 
    • Taherzadeh, Adib (1976), The Revelation of Bahá’u'lláh, Volume 1: Baghdad 1853-63, Oxford: George Ronald, ISBN 0853982708 
    • Watkins, Alison (2006), “Where Got I that Truth? Psychic Junk in a Modernist Landscape”, Writing Junk: Culture, Landscape, Body (Conference Proceedings), Worcester: University College, pp. 3–4 
    • Werba, Chlodwig (1982), Die arischen Personennamen und ihre Träger bei den Alexanderhistorikern (Studien zur iranischen Anthroponomastik), Vienna: n.p. (Institut für Südasien-, Tibet- und Buddhismuskunde der Universität Wien) 
    • Widenren, Geo (1961), Mani and Manichaeism, London: Weidenfeld and Nicolson 
    • Zaehner, Robert (1972), Zurvan: A Zoroastrian Dilemma, New York: Biblo and Tannen 

Filed under: General

Trackback Uri


1 Comentario.



Dejar un comentario


nueve × 6 =