12 dic 08

EL LLANTO DE LOS INCAS Y EL TESORO DE MACHU PICHU

EL DERECHO DE LOS PUEBLOS A GESTIONAR SU PROPIA CULTURA

http://agutie.homestead.com/files/world_news_map/Machu_Picchu_Yale_University_Cuzco.htm

http://personales.ya.com/mpal/poe/joli/pueblos.htm

Machu Pichu

Los incas fueron una cultura andina que, partiendo como una etnia organizada en un curacazgo cusqueño hacia el siglo XII ,logró desarrollar una importante civilización que controló casi por completo el sur de la América prehispánica, pues la influencia inca llegó a articular totalmente los actuales territorios del Perú, Bolivia y Ecuador , además del norte de Chile , el noroeste de Argentina y la zona sur de Colombia .

Desde la ciudad sagrada del Cuzco, los incas consolidaron un estado que, por su extraordinaria capacidad organizadora, logró sintetizar y difundir los múltiples conocimientos artísticos, científicos y tecnológicos de sus antecesores. Basados en un concepto de expansión del estado, el Tahuantinsuyo (Imperio Inca) recogió aquellos conocimientos y los potenció.

Conquistados por las huestes de Pizarro en la década de 1530 , el total sometimiento de la población articulada por el Tahuantinsuyo demoró hasta 1572, debido a la resistencia que organizaron los incas desde Vilcabamba . Actualmente, algunas costumbres y tradiciones de la desaparecida civilización inca prevalecen en etnias andinas como los quechuas y aymaras.

000-000-000

Perú reclama hace tiempo en los Estados Unidos la devolución del tesoro de Machu Picchu

000

Machu Picchu está en la Lista del Patrimonio de la Humanidad de laUNESCO desde 1983, como parte de todo un conjunto cultural y ecológico conocido bajo el nombre de Santuario Histórico de Machu Picchu.

Machu Pichu ubicación

Ubicación de Machu Pichu

Machu Picchu (del quechua sureño machu pikchu, “Montaña Vieja”) es el nombre contemporáneo que se da a una llaqta (antiguo poblado andino inca) de piedra construida principalmente a mediados del XV en el promontorio rocoso que une las montañas Machu Picchu y Huayna Picchu, en la vertiente oriental de los Andes Centrales, al sur del Perú. Su nombre original habría sido Picchu o Picho.

Según documentos de mediados del siglo XVI,Machu Picchu habría sido una de las residencias de descanso de Pachacútec (primer emperador inca, 1438-1470).

Sin embargo, algunas de sus mejores construcciones y el evidente carácter ceremonial de la principal vía de acceso a la llaqta demostrarían que ésta fue usada como santuario . Ambos usos, el de palacio y santuario, no habrían sido incompatibles. Algunos expertos parecen haber descartado, en cambio, un supuesto carácter militar, por lo que los populares calificativos de “fortaleza” o “ciudadela” podrían haber sido superados.Machu Picchu es considerada al mismo tiempo una obra maestra de la arquitectura y la ingeniería . Sus peculiares características arquitectónicas y paisajísticas, y el velo de misterio que ha tejido a su alrededor buena parte de la literatura publicada sobre el sitio, lo han convertido en uno de los destinos turísticos más populares del planeta.[

Perú reclama en los Estados Unidos la devolución del tesoro de Machu Picchu

EL LLANTO DE LOS INCAS

Será un juez de Estados Unidos quien decida el futuro del tesoro de Machu Picchu. El gobierno peruano ha presentado ante un tribunal federal de Washington la demanda que exige a la Universidad de Yale la “devolución inmediata” de miles de piezas arqueológicas llevadas a ese país a principios del siglo XX. La iniciativa legal también incluye la petición de compensaciones económicas “por las ganancias logradas a expensas del pueblo peruano”.
Lejos de arredrarse, “Yale se defenderá vigorosamente de las pretensiones del Perú”, según asegura la universidad en un comunicado oficial.
La institución privada se hizo con la colección de Machu Picchu por la actuación de Hiram Bingham, un profesor de ese centro que llegó al santuario inca guiado por pobladores locales y que se llevó las piezas cuando regresó a los Estados Unidos.
Un siglo después, las sucesivas peticiones de devolución que han hecho todos los gobiernos peruanos continúan

¡Devuelvan el tesoro de Machu Pichu ¡

Mirko Lauer La República. Perú, marzo del 2006.

Página web de la Universidad de Cuzco: http://agutie.homestead.com/files/world_news_map/Machu_Picchu_Yale_University_Cuzco.htm

El argumento de la Universidad de Yale en el sentido de que las piezas arqueológicas halladas en Machu Picchu pasaron a manos suyas de acuerdo a los usos de la época no se sostiene. Lo que el Perú está reclamando como devolución de un préstamo académico, Yale lo quiere tipificar como una cosecha gratuita o un saqueo militar.

A pesar de la autorización de exportar dada por el primer gobierno de Augusto Leguía, la actuación de la expedición de Yale y la National Geographic Society en este aspecto, y con la colaboración de autoridades locales, estuvo rodeada de sospecha, escándalo y protesta desde el primer momento.

Precisamente en los años en que Hiram Bingham tropezó con la ciudadela cusqueña llevado por un campesino local, este último evidentemente sin capacidad de descubrir ni de tener nombre propio en la historia, la preocupación por los robos de piezas arqueológicas ya era una preocupación del Estado peruano.

Objetos de Machu Pichu expuestos en Yale.Foto cortesía de la Universidad de Yale

Emilio Gutiérrez de Quintanilla, director de lo que entonces era el Museo Nacional, libró por esos años una cruzada para impedir la salida de piezas arqueológicas del país. Comenzaba el saqueo en regla de tumbas en el sur chico, y los hacendados huaqueros pedían permiso para enviar por barco sus piezas a Lima, a donde nunca llegaban.

Vaso ritual inca en Yale.Foto cortesía de la Universidad de Yale

Quizás lo que Yale insinúa es que ese tipo de tesoro siempre ha sido coto de contrabandistas impunes, y que no entiende por qué ellos deberían ser una excepción en ese tipo de trato. Una respuesta es que Yale no lo robó, sino lo recibió en préstamo. Otra es que después de los descubrimientos de Sipán en Lambayeque, los tiempos han cambiado.

Hoy existe una más estricta regulación internacional sobre piezas arqueológicas, y su casuística incluye cada vez más reclamos de devolución de objetos sustraídos o no devueltos en el pasado. El gobierno griego sigue batallando para recuperar los mármoles del Partenón saqueados por Elgin en el siglo XIX y hoy en manos del Museo Británico.

Durante largos decenios circuló el argumento de que las piezas extraídas del Perú se salvaban de la incuria peruana frente a su propia riqueza arqueológica. Alegato esgrimido por algunos notorios traficantes en el ramo. Pero esos tiempos también han pasado. Hoy existen políticas, recursos y espacios para valorar esa parte de lo nuestro.

La Universidad de Yale es una institución honorable, sin duda, pero el Estado peruano está en la obligación de proteger el patrimonio histórico, y debe demostrarlo con hechos. Quizás todavía hay margen para un entendimiento entre las partes que asegure la propiedad peruana de las piezas y evite un juicio costoso para todos.

Pero por ahora, Yale se resiste a devolver el tesoro de Machu Pichu

Filed under: General

Trackback Uri



Dejar un comentario

Debe identificarse para escribir un comentario.